Nombres de demonios

Desde la antigüedad el hombre ha intentado dar explicación a sucesos extraños. Sin embargo, hay algo tan antiguo como la propia existencia en donde la aplicación del mal se personifica. Estamos hablando de los demonios, que mas allá de toda creencia religiosa estos siempre tienen parte dentro de las diversas culturas.

Desde los principios de la humanidad el hombre siempre ha creído en demonios o fuerzas ocultas malignas

De hecho, podemos nombrar variadas ocasiones de la historia así como grandes personajes que han citado, visto, hablado, y hasta tenido contacto con seres espirituales malvados o que por lo menos eso es lo que transmiten.

Vamos a ver un poco mas sobre el origen de los mismos, así como los nombres que poseen y sus significados.

Origen de los demonios

Hay muchas historias en cuanto al origen de los demonios, así como también las leyendas que rondan sobre ellos y sus participaciones.

Una de las principales es las que provienen en la historia del Génesis, de la Biblia, que relata el principio de la creación y como el hombre entró en contacto con el mal.

El relato de la creación en la Biblia ya relata el contacto del hombre con una fuerza oculta seductora

Al parecer algunos ángeles que vivían en el cielo un buen día comenzaron a fijarse en las mujeres que habitaban en la tierra, así que como eran seres con libre albedrío, es decir, podían decidir que hacer con sus vidas, bajaron para tener relaciones sexuales con ellas. De esta unión surgieron los famosos nefilim, que eran hombres muy poderosos que solo hacían el mal. Luego quizás ya todos sepamos como terminó la historia, llegó el diluvio y solo se salvó Noe y su familia.

La cuestión es que los nefilim fueron destruidos, pero los ángeles dejaron sus cuerpos humanos y quisieron regresar al cielo, no obstante, no les fue permitido y fueron castigados.

Estos ángeles ahora pertenecían a un mundo oscuro, y ya no podían tener sus puestos en el cielo por lo que fueron rechazados. De aquí nacen los demonios.

En síntesis, estamos hablando de ángeles con cierto poder pero ahora utilizado para el mal.

Por supuesto, cada religión, tal como los judíos, los cristianos, musulmanes y otros, tienen una visión diferente sobre el tema de los demonios, y como estos pueden afectar el diario vivir de una persona.

Por ejemplo, para los cristianos es conocido que creen firmemente que un demonio puede entrar en el cuerpo de una persona y se basan en los relatos de los evangelios, donde Jesús, según afirman estos libros, expulsaba los malos espíritus de los seres humanos y tenía cierto control sobre ellos.

Para el cristianismo, la imagen de un diablo y de demonios es tan real como la misma creencia de que existe un Dios Creador.

Para los musulmanes, los demonios son una especie de susurradores, los cuales pueden infundir la semilla del mal dentro del corazón de los hombres.

Durante la Edad Media, los demonios parecen haber tomado mucho protagonismo, y la Iglesia castigaba a cualquier persona con poderes que no podían explicar, tal es así que murió mucha gente inocente acusada de servir al demonio.

Sin embargo, sí hubo un gran divulgación de ciertos conocimientos ocultistas los cuales quedaron plasmados en grimorios o libros que permitían realizar conjuros y hasta ciertas invocaciones a demonios, que a su vez se fueron guardando por personas que han trabajado e investigado mucho el tema.

Nombres de demonios masculinos

Ahora vamos a ver algunos nombres de demonios masculinos que han quedado registrados por personas que trabajan con estas fuerzas desconocidas o por quienes han investigado el detalle que van dejando brujos, religiosos y otras personas que se mueven dentro del ambiente espiritual.

En la antigüedad había un gran conocimiento de los demonios y de hecho eran adorados por diferentes culturas

Abaddon: Se lo conoce como el ángel de la muerte o el demonio del abismo.

Abalám: Príncipe del infierno

Abducius: Demonio que mataba a los hombres con árboles que arrancaba

Adonis: Se lo acusa de ser causante de incendios, por eso se le llama el demonio quemador o incediador

Agnan: Este demonio se caracteriza por asustar a las personas con apariciones de seres queridos fallecidos si no se les atiende o deja ofrenda.

Ahazu: Se considera que este demonio tiene el poder de causar enfermedades

Agares: según dicen este demonio hace que los fugitivos regresen, provoca terremotos, enseña otras lenguas y enseña inmoralidad

Baalzebub: considerado un dios de los oráculos por los fenicios

Bahaman: afirman que este demonio puede apaciguar la cólera

Barbelo: le gusta dominar a los hombres y hacer explotar la lujuria, celos y todo tipo de debilidad humana.

Belial: se cree que este demonio estaba todo el tiempo atento a aquellas personas que le gusta el sexo libre

Dahaka: un extraño demonio representado con tres cabezas y rodeado de escorpiones, de origen persa y es amante del engaño, la mentira y la muerte.

Hades: considerado un dios griego de los muertos y el inframundo

Iblís: es un demonio perteneciente a la mitología islámica, y controla el veneno.

Jacusias: espíritus malignos según las creencias japonesas, estos podrían surcar los aires.

Nombres de demonios femeninos

Ya te hemos nombrado algunos de los tantos demonios masculinos que se conocen, ahora vamos a ver los femeninos que dan mucho miedo al igual que los anteriores.

Muchas diosas de antiguas culturas tenían nombres de demonios

Abrahel: se cree que tiene el poder de seducir a los hombres que tienen almas flojas o espíritus pobres para que acepten adorar al diablo en la tierra.

Allatou: un demonio que le gusta tentar a los hombres a realizar actos inmorales.

Aluca: tiene aspecto de vampiro y se encarga de seducir a los hombres con la idea del suicidio.

Drugia: el demonio de la peste, capaz de enfermar a cualquier persona que toque

Esfinge: un demonio con aspecto de mujer, conocido en el pasado por ser capaz de resolver cualquier enigma

Ishtar: era considerada una diosa de la lascivia por los babilonios

Minosón: considerada la protectora de los tramposos, de ahi que se la relacione con el juego y las apuestas

Proserpina: una especie de reina del submundo según la mitología griega

Súcubo: muy famosa en la época medieval por mantener relaciones sexuales con humanos mientras duermen.

Como hemos visto los demonios han ocupado una parte importante para el hombre y su forma de ver la espiritualidad, siempre como parte del mal y capaces de provocar el accionar de los bajos instintos de un ser humano hasta el punto de cometer atrocidades increíbles.

Quizás solo sea una forma de justificar el mal que el hombre hace o quizás realmente estas fuerzas tengan el poder de controlar la mente de una persona, la cuestión es que este tema seguirá siempre dando que hablar, tanto como en la época medieval como ahora.

Nombres de demonios
3.3 (66.67%) 3 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *