Nombres de gatos

Los gatos están siempre dentro de las mascotas mas comunes que el ser humano elige para tener en su casa. Son animales muy cariñosos pero además muy curiosos, y siempre suelen rondar los rincones menos visitados de un hogar para descubrir cosas nuevas.

Los gatos son una de las principales mascotas elegidas en el mundo entero

Son muy utilizados también para ahuyentar roedores, debido a que son especialistas cazadores. Los gatos son fieles compañeros y se afirma que tienen la capacidad de absorber nuestra mala energía brindandonos gran tranquilidad.

Si tienes un nuevo compañero y estas buscando nombre vamos a darte algunas ideas, no sin antes, contarte un poco sobre como el gato ha influido en la vida del ser humano.

La historia del gato en la vida del ser humano

En Egipto, nacen los primeros términos utilizados para indicar al gato: Myeou, onomatopéyico, es el gato macho; mientras que desconocido es el origen de Techau , gato, nombre grabado en la base de las estatuas funerarias colocadas en las tumbas femeninas.

A partir de este último término, los coptos llamaron al gato Chau , conservado en el término adecuado para indicar el gato montés de Egipto y de Asia (Chaus).

Los egipcios sentían una conexión muy especial con los gatos

En el siglo V aC, Heródoto llegó a darle a los felinos el nombre de Ailouros ( “de la cola móvil”), un término que luego fue reemplazado por Gale, palabra griega usada originalmente para la comadreja (mas tarde se utilizó kàttos).

En la antigua Roma, el gato montés se llamo Felis, de ahi deriva nuestro gato, felino, etc.

A partir del siglo IV después de Cristo, se lo representó con la palabra Hatús, presumiblemente de origen africano o celta-germánico.

Cattus sería el nombre del gato en la mayoría de los idiomas europeos ( gato inglés, katz alemán, kat holandés, gato español y portugués, chat francés, kochka ruso).

En África, para indicar el gato, todavía se utilizan principalmente términos onomatopéyicos (por ejemplo, en Somalia se llama Muculel).

Parece que los egipcios fueron los primeros en domar a los gatos, hace unos 4.500-4.000 años, aunque en una primera fase no había gato doméstico, pero este gato solo era adorado como una verdadera divinidad.

Los primeros registros datan del Imperio Antiguo, que se encuentran en el “Libro de los Muertos”, donde el gato, identificado en gran medida con el león, lucha contra Apophis, la pitón de los pantanos, el símbolo de las fuerzas del mal, al atacar la tierra durante la noche. Los ojos de los gatos, manteniendo los rayos de la luz del sol la luz del día (de ahí deriva la capacidad de ver en la oscuridad y su color reflectante en la oscuridad), se asustan, de hecho, con sus ojos de fuego, serpientes y malvados enemigos de Ra, salvando el mundo. La misma Sekhmet, una diosa de la guerra vinculada a Ra, se representa como una mujer con cabeza de león.

Entre las deidades egipcias, también está Myeou (un término aparentemente onomatopéyico que significa “gato”), la personificación de Ra en forma de felino; Tefnut, diosa de cabeza leonina, cuyo nombre significa “humedad”, una de las fuerzas originales de la creación; Mafdet, diosa que garantiza el éxito de los rituales de curación y protección.

Sin embargo, el gato estaba relacionado principalmente con la diosa Bast (o Bastet). Bast, protectora de gatos y de los que cuidaban a los gatos, era una poderosa diosa, vinculada a Ra, símbolo de feminidad, sensibilidad y magia; también protegió a los niños, el amor, la fertilidad, la familia y el hogar. Su culto se centró en la ciudad de Bubastis (llamado “Per-Bast” o “Bast Casa”), donde estaba su templo, Herodoto cuenta entre los más magníficos, y en cuyo cementerio se encontraron cientos de momias de gatos . Bast fue representada como un gato o una mujer con cabeza de gato; además, se creía que él conducía un carro que habían remolcado.

La diosa egipcia Bastet estaba representada por un gato

Sin embargo, como todas las deidades egipcias, Bast también ocultó un lado más oscuro. A este respecto, se recuerda una leyenda sobre la búsqueda del Libro de Thoth, en el que una sacerdotisa de Bast, después de haber seducido al Príncipe Setna, le dijo: “Alégrate, mi dulce Señor, porque yo seré tu esposa”. Pero recuerda que no soy una mujer común, pero la hija de Bastet es la belleza, y no acepto rivales. Así que antes de casarse, se divorcia de su esposa actual y emite un decreto que tú oficialmente me consegnerai sus hijos como sacrificio a Bastet, porque no podía tolerar que puedan vivir y en el futuro ser capaz de hacer daño a nuestros hijos “.

A partir de aquí, la creencia egipcia femenina que la belleza de los gatos era divina, perfecta, fatal, de manera que las mujeres llevaban maquillaje que acentúa los detalles típicamente felinos, especialmente la forma de los ojos, para acentuar el aire de misterio.

En la mitología nórdica, encontramos a Freya, cuyo nombre simplemente significa “la Dama”, diosa del amor y la belleza. Fue invocado para hechizos de amor o pasión, y estaba relacionado con la intuición y la adivinación. Ella era patrono también de la guerra y la muerte: después de cada batalla Freya y Odin se dedicaron a la recolección de las almas de los muertos y los que fueron elegidos por Freya fueron llevados a su hogar eterno, donde participa en regocijéis festivales con música, arte y por ‘ amar. Entre sus animales totémicos encontramos, entre otras cosas, gatos: tiene dos gatos alados que sacan su carro Birch, del que se dice que después de siete años fueron liberados y transformados en brujas (olas por las que se creía en las poblaciones Nórdico que las brujas y las brujas tenían el don de convertirse en gatos).

Los etruscos y los romanos también conocían al gato, cuyos servicios apreciaban tanto como animal de trabajo (para erradicar ratas) y como mascota.

La diosa latina Diana, asociada a la luna, la feminidad y la magia, protegió el embarazo y mantuvo una relación privilegiada con la naturaleza, los bosques, los animales y las plantas. Ella, para seducir a su hermano Apolo y concebirle un hijo, tomó la forma de un gato.

Nombres de gatos machos

Luego de haber visto un poco la historia de los gatos y su relación con el ser humano, siendo siempre un animal muy respetado y querido, vamos a ver algunos nombres que podemos darle a nuestro gato macho.

Los gatos machos a veces son mas curiosos que las hembras pero también suelen desaparecer varios días del hogar

Tom: este siempre es un clásico y quizás uno de los mas elegidos. Nos recuerda al gato de la comedia infantil “Tom y Jerry”, tan querida por muchos, especialmente por los mayores que en nuestra infancia nos hemos divertido con ellos.

Simba: Es un hermoso nombre, especialmente por el significado, que quiere decir “león”. Curiosamente el gato es familiar del león y algunos tan peludos parecen verdaderos leones. Imposible no recordar al personaje de la película el Rey León.

Felix: Un bello nombre con mucha personalidad. De hecho, Felix significa “Aquel que se considera Feliz o afortunado” y ¿quien puede negar que los gatos alegres y felices, especialmente cuando son tan pequeños?. En la era del cine mudo existió un personaje llamado “Felix, el gato” que se ganó muchísima popularidad gracias a sus fanáticos.

Nino: Un lindo nombre y una bella forma de abreviar la palabra “minino” con el que nos referimos a un gato. Singular y práctico para llamarlo todo el tiempo a nuestro pequeño amigo.

Coco: Un nombre simpático y agradable como para que siempre recordemos este corto nombre y nuestro gato responda rápidamente cuando querramos darle su comida.

Zeus: recordando al dios del olimpo, evocando aquel personaje llamaremos así a nuestro gato, para que todos sepan lo poderoso y famoso que es, pero siempre para nosotros será un mimoso gatito.

Romeo: ¿será que queremos recordar al bello y romántico personaje de la historia que arriesgó la vida por su amada? Romeo es un nombre para gatos ideal y nos da la imágen de un gato con una bella cabellera.

Silvestre: Quizás nuestro gato sea el mas doméstico y casero del mundo, pero todos recordamos a los dibujos animados en aquella serie de Silvestre que quería cazar al canario Twitty y nunca pudo hacerlo.

Tito: un lindo nombre como abreviando “gatito” o quizás para que nuestro pequeño amigo lleve un nombre corto y sencillo.

Garfield: un formidable nombre que impone mucha personalidad y además de todo evocamos al famoso gato que amaba comer lasaña y ver televisión. Especial si tenemos un gato de esa raza.

Nombres de gatos hembras

Las gatas según dicen los que saben son mas fieles a sus dueños, quizás sea porque el macho cuando está alzado se escapa de la casa y por varios días no aparece, mientras que la hembra es mas casera y además le gusta estar en compañía de sus dueños.

El momento en que una gata va a parir es increíblemente emocionante. La vemos sufrir pero sabemos que luego de ello llega el momento mas especial cuando vemos que prepara a cada uno de sus pequeños para este mundo y los cuida con tanto amor.

Veamos ahora algunos nombres de gatos hembras, son pocos, pero hay tantos como personas en este planeta.

Las gatas a veces son mas fieles a sus dueños que los machos, y son grandes cazadoras por instinto

Luna: un bello nombre especial para conectar el misticismo propio de los gatos con la naturaleza de la luna que, por supuesto, aparece en la noche y tanto nos cautiva al mirarla. Para una gata queda realmente hermoso.

Kitty: sin dudas un bello nombre y evoca al personaje de caricatura que por muchas decadas ha encantado a los niños.

Nina: al igual que nino, sería una especie abreviada de “minina” que utilizamos para nuestra pequeña amiga felina. Además, en el caso de la hembre queda muy bello y le da un toque femenino.

Lola: un bello nombre tanto de mujer como también para referirnos a nuestra gatita.

Pelusa: quizás sea porque nuestra gatita es tan peluda que nos encantaría ponerle un nombre que haga alusión a ello. Por eso Pelusa es un hermoso nombre para ponerle.

Mia: un dulce y sencillo nombre especial para darle todo el amor a nuestra pequeña amiga.

Kira: un bello nombre japonés que significa brillante o reluciente. Sin lugar a dudas un buen nombre para recordar el amor y alegría con tanta luz que nos transmite nuestra gatita.

Misha: un nombre con mucha fuerza capaz de brindar mucho cariño al solo decirlo.

Emma: un hermoso nombre con mucha personalidad de origen alemán y que precisamente significa fuerza.

Fiama: un delicado nombre para nuestra gatita. Significa “la que resplandece como una llama” y nos da todo el sentido de la luz que nos dan estos animalitos.

Kiara: de origen americano, este nombre significa la que es clara o brillante, y sin dudas es ideal para una gatita de color blanco.

Encontramos una gran variedad de nombres para gatos y gatas que pueden variar según el gusto de cada persona. Es por ello que alentamos que si vivimos en familia o con pareja entre todos discutan y elijan un lindo nombre para su mascota. Podemos también buscar algún nombre de una persona querida o quizás de alguna mascota que ya no tengamos con nosotros.

Los gatos siempre han sido fieles compañeros del hombre y dicen que tienen una conexión muy especial con el ser humano, de hecho, se afirma que tienen la capacidad de entender nuestra alma, de ahí que no nos sorprenda cuando un gato nos acaricia las piernas como tratando de calmar todo eso que  nos angustia.

Sin duda que los gatos son una gran opción para tener en nuestra casa y que conviva con nosotros mientras nos deleitamos cuando es pequeño y juega con todo lo que encuentra hasta cuando es grande y nos sorprende con las cosas que hace.

Nombres de gatos
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *