Plantas

Las Plantas son seres vivos pertenecientes al reino vegetal, que tienen como principal característica, la capacidad de producir su propio alimento, ya que son organismos autótrofos. Este proceso a través del cual ellas pueden metabolizar por sí mismas sus nutrientes, se conoce como fotosíntesis.

Las plantas son organismos eucariotas que evolucionaron a partir de algas verdes del grupo Chlorophyta durante el Paleozoico. Estas algas colonizaron a las zonas emergidas, debido a sus adaptaciones a la xerofilia que originaron el grupo de los Embriófitos.

Los embriófitos son plantas adaptadas a la vida terrestre con órganos apéndices, llamados también cormobiontes.  Estas especies presentan alternancia de generaciones heteromorfa, heterofásica , Briófitos o Protocormófitos  (división Bryophyta), licopodios, musgos, hepáticas.

Las plantas son muy diversas en sus características. Aquí te dejamos un listado muy completo sobre plantas de todo tipo:

Varían en tamaños, formas, colores (aunque en la mayoría el color que predomina es el verde; por lo menos cuando se trata de las hojas), y consistencia (algunas son herbáceas, otras son leñosas),  hábitats y formas de reproducción. Las plantas, como todo organismo de la naturaleza, también tienen una estructura organizada. Su cuerpo se divide en órganos.

Plantas con flores

Los órganos de las plantas

Las hojas

Las hojas se encuentran en la parte superior de la planta, o parte aérea; posición que favorece la captación de la luz solar para poder obtener la energía de los rayos solares y llevar a cabo la fotosíntesis.

El tallo

El tallo es el órgano de la planta en el que se encuentra el sistema vascular. Aquí  ocurre la traslocación de  los nutrientes, distribuyéndose  por todo el organismo vegetal.

La raíz

Las raíces cumplen la función de anclaje y absorción de los nutrientes desde el suelo. La absorción la hacen mediante estructuras especializadas para este fin, llamadas pelos radicales. La raíz puede ser diversos tipos dependiendo de la especie.

Las flores

Las flores son las partes de la planta, formadas por un conjunto de hojas modificadas, generalmente llamativas, que contienen los órganos reproductivos de la planta.

plantas con flores

El fruto

Es el ovario desarrollado y maduro después de la fecundación, que contiene a las semillas de la planta. El fruto se forma con el engrosamiento de las paredes del ovario de la flor, hasta formar el pericarpio del fruto.

La semilla

La semilla se inicia con la transformación del óvulo. Ellas son los óvulos fecundados por el polen, están contenidas en el fruto, y en condiciones adecuadas para su desarrollo, formarán una nueva planta.

¿Qué es la fotosíntesis de las plantas?

En el proceso de fotosíntesis, el agua y el dióxido de carbono se combinan y forman moléculas orgánicas complejas como la glucosa. En la célula vegetal, los cloroplastos; encargados del proceso de fotosíntesis contienen una molécula de clorofila, que es la que le da la coloración verde a las plantas. Los cloroplastos están constituidos por una doble membrana que contiene al estroma, que es un medio semilíquido, y el grama que lo contienen los tilacoides.

Los tilacoides, que en su membrana contienen a la clorofila, son unas estructuras parecidas a una pila de monedas. Es aquí, en la membrana del tilacoide en donde se da la fase lumínica y en el estroma se da la fase oscura, que son los dos procesos en los que se divide la fotosíntesis. La fotosíntesis inicia con la absorción de agua por medio de las raíces de las plantas y la fotólisis del agua, que es el rompimiento de la molécula de agua por la acción de la luz, donde se libera a la atmósfera una molécula de oxígeno.

Fotosistema I y II de la fotosíntesis

Además este proceso produce dos hidrógenos y dos electrones. Estos dos electrones son excitados por la luz, subiendo su nivel de energía, de aquí éstos empiezan a brincar de molécula a molécula en una serie de reacciones, provocando que los electrones vuelvan al nivel de energía inicial. Además se forma una molécula de ATP (adenosín trifosfato), que actúa como una batería que se usará en la fase oscura. A todo el proceso, desde la acción de los electrones se le denomina fotosistema II.

Éste es un proceso cíclico, donde actúa la clorofila P680. Posteriormente se vuelven a excitar os electrones por acción de la luz, y vuelven a brincar de molécula a molécula en una cadena de reacciones en donde los electrones se quedan unidos a alguna molécula produciendo NADPH2, que es otra batería de energía, que se utilizará en la fase oscura. A este proceso se denomina fotosistema I, y actúa la clorofila P700.

Durante esta fase se libera oxígeno puro a la atmósfera, se produce ATP y NADPH2. La fase oscura, como su nombre lo indica no depende de la luz, así que puede ocurrir durante el día o la noche. Esta fase oscura produce Ácido 3-fosfoglicérico (PGA), Glicelaldehído-3-fosfato (PGAL) y glucosa, a partir de la cual se forma los carbohidratos, lípidos, proteínas, hormonas, y todas las sustancias que necesita el organismo vegetal para vivir.

En la fase oscura se produce un proceso llamado ciclo de Calvin-Benson, que inicia con la captación del dióxido de carbono (CO2) presente en la atmósfera. Del ciclo de Calvin se obtiene la síntesis de compuestos de carbono que la planta usa para su aprovechamiento.

El origen de las plantas y su evolución

Las plantas descienden de los eucariotas autótrofos que aparecieron en el período proterozoico. Los primeros ejemplares no eran vasculares. Al contrario, contaban con estructuras muy poco diferenciadas, y por otra parte, dependían completamente del agua para vivir. Lo que las lleva a desarrollar las primeras hojas es la evolución de las algas. Más adelante (en el silúrico) empieza el desarrollo de las primeras plantas terrestres; independientes de las algas evolucionadas de hoy en  día.

Por primera vez, y aún desde su antiguo orden, las plantas terrestres tuvieron un desarrollo al aire libre. Ocupaban grandes espacios de rocas cercanas a ríos y lagos. A medida que necesitaban menos del agua para su sobrevivencia comenzaron a crecer y a tomar forma. Es decir, experimentaron evolución. Por primera vez tuvieron esporas diferenciadas y raíces fijas que absorbían del suelo nutrientes para la planta.

Las plantas comenzaron a tener su evolución, aunque según se estima, con una longitud de apenas 5 cm, y comenzaron a desarrollar sus partes especializadas para las diferentes funciones; las hojas, por ejemplo. Algunas otras plantas permanecieron siendo algas de rocas; otras se quedaron viviendo en tierra firme en lugares húmedos. Para lograr su supervivencia, fue necesario reducir su tamaño; se les llamó musgos o briófitos. Por el contrario, otro grupo desarrolló un gran tamaño, con una reproducción definida, y hábitat de sombra.

Los nombres que se le da a las plantas, se les da se da según sus características en común; es lo que se conoce como taxonomía. Desde tiempos remotos, los botánicos notaron que las plantas terrestres compartían a unas antecesoras comunes, y las llamaron embriofitas, que  significa “plantas con embrión”.

Plantas de orquidea

Las Algas

En otra clasificación de las plantas se encuentran las algas. Quedaron clasificadas en un grupo aparte por sus distintivas características; entre las que color fue fundamental. Están las “algas verdes”, “algas rojas” y “algas pardas”. Otro grupo de “algas” con características más o menos evidentes eran las “dinoflageladas“ y las “diatomeas”. Las algas poseen una serie de formas y de colores muy variadas, así como también son diversas sus características fisiológicas y adaptaciones. Por lo que sus relaciones de parentesco entre sí mismas y con las embriofitas, aún no están muy claras.

Las briófitas son plantas pequeñas, confinadas a húmedos ambientes. Además necesitan agua para poder realizar la fecundación. En el período Silúrico aparecieron nuevas formas de embriófitas, con mayores adaptaciones a la xericidad, lo que les permitió el dominio de amplios espacios. Se cree que las primeras plantas que abandonaron el ambiente líquido y conquistaron la superficie terrestre fueron musgos que tenían semejanza con Physcomitrella patens hace 450 millones de años ac.

Las Cormófitas o plantas vasculares

Pteridófitos (división Pteridophyta)

Las plantas vasculares son plantas que tienen un sistema vascular que se encarga de la distribución a toda la planta, del agua y sales minerales para su nutrición. Tienen a las espermatófitas, que son plantas con semillas,  como subgrupo, las cuales se diversificaron al final del Paleozoico. En estas especies, el esporófito comienza su vida confinado en una estructura especial: la semilla, y el gametófito está completamente reducido.

Espermatófitas (división Spermatophyta)

Las espermatófitas se subdividen en dos grupos que son:

1. Las gimnospermas

Son plantas en las que las semillas están desprotegidas, como mecanismo que facilita su proliferación. Son plantas leñosas de diversos portes, sus flores son siempre unisexuales. Existe un aproximado de 850 especies de este tipo. El ciprés y el Abeto son típicos ejemplos de plantas gimnospermas

2. Angiospermas

Las plantas angiospermas representan el grado evolutivo más alto de todo el reino vegetal. Se trata de plantas provistas de semillas contenidas en el ovario de la flor. Actualmente constituyen las formas dominantes en la vegetación terrestre. Esta clase comprende a su vez dos subclases.

Subclase Dicotiledóneas

Son plantas que están provistas de dos foliolos embrionarios. Se conocen a partir del cretácico (igual que las monocotiledóneas), aún cuando algunos restos de origen no muy claro se remontan al triacico.

Subclase Monocotiledóneas

Las monocotiledóneas son plantas con semillas, provistas de una única hoja embrionaria.

Diferencias entre plantas dicotiledóneas y monocotiledóneas

Monocotiledóneas

Dicotiledóneas

´Suelen carecer de peciolos en sus hojas, y éstas envuelven al tallo. Su nerviación, generalmente es paralela Las hojas suelen tener pecíolo, y su nerviación se ramifica
El tallo carece de ramificaciones El tallo suele ser ramificado
Las raíces son fasciculadas La raíz suele ser pivotante; es decir, tiene un eje central que se ramifica
Los vasos conductores xilema y floema, se disponen al azar por todo el tallo Los vasos conductores xilema y floema se disponen en forma de anillos concéntricos
Suelen tener en sus flores tres pétalos y sépalos, o en múltiplos de tres. Suelen tener verticilos a partir  cuatro, y en múltiplos de  cuatro o cinco
La mayoría son plantas herbáceas Predominan árboles y arbustos; aunque también hay herbáceas

Clasificación de las plantas angiospermas según su ciclo de vida

Existen anuales. Las plantas con flor suelen ser anuales. También algunas monocotiledóneas sin flor suelen ser anuales. Por ejemplo:

  • Trigo (Triticum aestivum)
  • Centeno (Secale cereale)
  • Centeno (Secale cereale)

Existen plantas de crecimiento bienal (su ciclo de vida es de dos años). Ejemplo de ellas son:

  • Zanahorias (Daucus carota)
  • Rábanos (Raphanus sativus)
  • Acelgas (Beta vulgaris var. cicla)

Existen otras plantas que viven más de dos años, pero a diferencia de las bienales y las anuales, florecen durante largos años. Como por ejemplo los arbustos, árboles, lianas y  muchos tipos de hierbas. Algunos ejemplos son:

  • Romero (Rosmarinus officinalis)
  • Encina (Quercus ilex)
  • Melisa (Melissa officinalis)
  • Abeto (Abies alba)

Reproducción sexual y asexual de las plantas

Reproducción sexual

Las plantas pueden reproducirse de forma asexual y sexual. La reproducción sexual ocurre en las plantas con flores, ya que éstas son sus órganos reproductores. En el proceso de fecundación, los gametos sexuales se unen, orginando un organismo diploide, denominado esporofito, ya que forma esporas. La espora se desarrolla y forma el gametofito, que es un organismo haploide, con capacidad de formar nuevos gametos.

La reproducción sexual se da en las etapas de: polinización, fecundación de las flores, formación de los frutos, dispersión de las  semillas y la germinación hasta el establecimiento de las plántulas. Por otra parte, la producción de semillas puede estar limitada por la disponibilidad del polen y de los agentes polinizadores, con la consecuente carencia de producción de frutos.

Reproducción asexual

Se realiza a través de órganos de la planta distintos de las flores. Pueden utilizarse diversas técnicas para la reproducción asexual, tales como:

Injertos

Los injertos son fragmentos de tallo de la planta. Este material se introduce en el tallo de otra planta de la misma especie, u otra especie distinta. Para realizar injertos se tiene que evaluar aspectos de compatibilidad de las especies a unir en la injertación; entre otros factores. Se suele aplicar esta técnica en especies ornamentales o árboles frutales.

El injerto es un método de multiplicación un tanto complejo. Se realiza para que se intercambien características de interés comercial en la planta, como resistencia, vigor, entre otras, presentes en la planta soporte, y no presentes en la planta que se injerta. Existen diferentes tipos de injertos que dependerán de los tipos de especies que se injertarán. De hecho muchas variedades ornamentales, como la rosa y la camelia, tienen en el injerto a su única forma de multiplicación comercial.

Propagación por estacas

Esta técnica consiste en cortar un fragmento de tallo con yemas, e insertarlo en el sustrato para que comiencen a formarse las raíces. Se pueden aplicar  hormonas para facilitar el enraizamiento de la estaca, y posteriormente el desarrollo de la nueva planta.

Esquejes

Son trozos de tallos que se preparan en tierra húmeda o recipientes con agua, donde formarán  nuevas raíces. El esquejado presenta varias modalidades, según la naturaleza de la especie a la cual se aplicará esta técnica. Según la consistencia o grado de endurecimiento del material del esqueje, se dan tres tipos:

Esqueje herbáceo

Muchas plantas de jardín, como los crisantemos, el espliego, las fucsias y la salvia pueden multiplicarse utilizando los extremos de sus tallos cuando todavía están tiernos. Ésto pudiera hacerse en primavera y durante la primera mitad del otoño, cuando las plantas están en la fase de crecimiento y desarrollan tallos nuevos. Sólo habría que esperar a que éstos tengan más consistencia y vigor, sin llegar a endurecerse.

Esqueje semileñoso

Al engrosarse los extremos de crecimiento de las ramas, se engrosan y pierden flexibilidad, por un cierto endurecimiento de los tejidos, nos estamos refiriendo a tallos semileñosos. De éstos, también se pueden hacer esquejes, que comunmente se conocen como esquejes de madera blanda o estaquillas.

Esqueje leñoso

También llamado esqueje de madera dura o estaca, normalmente se realiza en arbustos o árboles de follaje caduco. Se toman los esquejes, cuando se ha perdido las hojas a mediado o finales de otoño.

Variedades de plantas ornamentales

Las variedades ornamentales son aquellas que comúnmente llamamos plantas de adorno o plantas decorativas. Hay una gran variedad de plantas de este tipo, pero hemos tratado de traerte las más conocidas o solicitadas.

Plantas ornamentales

Plantas ornamentales y de interior o sombra

Las plantas de interior son aquellas que se pueden mantener dentro de la casa, y se utilizan para crear un ambiente de decoro, ya sea por sus hojas ornamentales o por sus flores. A este tipo de plantas les perjudica el sol directo, les favorece que el aire se renueve continuamente, aunque sin corrientes, no les gusta las excesivas fluctuaciones de temperatura, ni la humedad. Para ello, el invernadero donde se producen las diferentes plantas ornamentales posee ventilación cenital para poder controlar las altas temperaturas en verano.

Disponen también de diferentes líneas de microaspersores, con la cual se puede aumentar la humedad relativa del ambiente; que es un factor fundamental en este tipo de plantas; ya que al poseer grandes masas foliares, pierden mucha agua por transpiración. Las plantas ornamentales necesitan aproximadamente de 70 al 80% de humedad relativa.

Entre las plantas de interior, se encuentran algunas palmas, muy demandadas por el consumidor, ya que portan un ambiente fresco y elegancia.

La mayoría de las plantas se desarrollan bien cuando las condiciones climáticas se ajustan a sus requerimientos; es decir, cuando las condiciones de luz, temperatura, y humedad son las mismas de su hábitat natural; o por lo menos lo más cercano posible a estas condiciones. Sin embargo hay especies que muestran un comportamiento de mayor supervivencia, y se adaptan a condiciones que podrían ser un poco más adversas a sus preferencias naturales. Algunos ejemplos son:

Ficus elástica decora (árbol del caucho)

Plantas de ficus

Conocida también como Árbol de caucho, y oriunda de la Península de Indomalaya, esta ficus es un árbol de gran desarrollo, perenne, con hojas de color verde oscuro, brillantes, coriáceas,  envainadas antes de abrir, en una vaina roja de forma acusada. Requiere de abundantes riegos y climas cálidos y soleados. Se puede reproducir por acodos. Ejemplares de éstas son:

Impatiens Wallerana

Plantas de Impatiens Walleriana

Howea forsteriana (Kentia)

Beloperone guttata (cola de camarón)

Chloropythum elatum (lazo de amor variegado, o cinta)

Fatsia japónica (Aralia sieboldii de los jardineros)

Plantas de interior con flores

Las plantas con flor dan un aspecto muy decorativo, colorido y fresco en interiores y jardines. Su efecto mejora, cuando se combinan varias especies durante su período de mayor esplendor. Algunas plantas de interior perennes que producen flores a lo largo de todo el año son Impatiens Wallerana y Gardenia jasminoides; ésta última, también tiene un lindo follaje durante todo el año y bellas flores  en la época cálida. Algunas otras plantas con flor son: Episcia dianthiflora, Saint paula ionantha (violeta africana), Pelargonium (geranio).

Plantas de hojas con matices o variegadas

Hay especies en que el colorido de las flores tienen un tiemo determinado y hasta duran poco; pero cuando el adornno es la hoja, es diferente, ya que ella perdura mientras exista la planta. Pudiendo ser una opción más permanente. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que si estas especies no reciben los cuidados necesarios, como por ejemplo una luz adecuada, el color de las hojas puede debilitarse, volverse clorótica, o desaparecer. Estas plantas requieren más luz que las variedades verdes. Algunas especies son:

Begonia Rex

Entre las begonias, la más llamativa es la Begonia rex. Destacan las variedades Merry critsmas, con el borde de las hojas color verde esmeralda, aveces grisáceo y con centro rojo. Esta planta alcanza una altura de aproximadamente 25 a 30 cm. En verano se debe ubicar en sombra, pero en temporada de invierno puede tolerar algunas horas de sol. Si las hojas llegan a perder color en primavera, es indicativo que necesita un cambio de recipiente a otro más grande, con una mezcla de arena y turba de 50%. Esta planta se puede reproducir por esqueje de hoja, ya que enraíza fácilmente.

Plantas Begonia rex

Algunas otras de hojas variegadas son:

Rhoeo spathacea

Maranta leuconeura

Chloropythum elatum

Aphelandra squarrosa

Caladium x Hortulanum (Caladio)

Fittonia argyroneura

Plantas ornamentales de bulbos

La ventaja de tener en tu casa este tipo de plantas, además de su vistosa y colorida belleza, es que los bulbos necesitan, una vez plantados, muy pocos cuidados.

Las variedades usuales de épocas templado-cálida, como Narcisos, Jacintos y Tulipanes. Son de colores hermosos, pero después de su floración se desechan. Afortunadamente, existen otras especies de plantas de bulbo que, aparte de ser de fácil floración y crecimiento, a lo largo de otras estaciones , como Gloriosa rothschildiana, Amaryllis belladona y variedades de lilas. Otras plantas de bulbo, que son buenas opciones son:

Clivia miniata (Lirio kafir)

Lilium longiflorum (Azucena de trompeta)

Crocus vernus (Azafrán silvestre)

Galanthus nivalis

Plantas de flores de corte

Entre las plantas que dan flores para elaborar ramos, están las rosas, el crisantemo, clavel, gerbera, tulipán , lilium o lirios.

Gerbera jamesonii (Gerbera)

La Gerbera pertenece a la familia Asteraceae. Las variedades  comerciales cultivadas en la actualidad son originarias de hibridaciones de las especies de G. jamesonii y G. viridifolia, ambas procedentes del sur de África. Este género fue descubierto y estudiado en el siglo XVIII por el naturalista holandés Grenovius, pero es a los hermanos Gerber, ilustres botánicos alemanes, profundos conocedores de la flora del sur de África a quienes se les debe el nombre.

La gerbera es una planta con inflorescencia en capítulo; muy usada como flor de corte y de una amplia gama de colores como blanco, amarillo, anaranjado, rosado, fucsia, rojo, morado y moteados, muy resaltantes. La inflorescencia puede ser simple, semidoble y doble, según el número, disposición y tamaño de las coronas de flores liguladas y el centro  puede ser verde o negro.

Plantas de gerbera

Algunas enfermedades y patógenos que atacan la gerbera

Con respecto a los patógenos que afectan a esta planta, Vicedo et al., (2000) señalan a Phytophthora cryptogea como uno de los problemas más graves en gerbera, el cual infecta la parte basal de las plantas, impidiendo el paso de nutrientes y agua hacia las hojas, adoptando las plantas una marchitez permanente, seguido de un ennegrecimiento del cuello y muerte de la planta. Este patógeno fue descrito por primera vez en 1919 como patógeno de Lycopersicum sculentum Mill. (tomato) y Petunia x híbrida Vilm. (petunia), ahora se sabe que se presenta en todo el mundo en una serie de plantas hortalizas y ornamentales.

Phytophthora cryptogea causante de enfermedades en las raíces de las plantas

Se manifiesta causando pudrición de la corona y raíz, lo que ocasiona retraso en el crecimiento. La observación de los síntomas no es suficiente para distinguirlo de Pythium sp., reportado como causante de pudrición de la raíz por Rodriguez y Mejía (2009) o de otras especies de Phytophthora; es necesaria la identificación precisa de la colonia.

Los autores anteriores también mencionan como enfermedades fungosas que afectan a gerbera a la podredumbre gris causada por B.cinérea, mildiu polvoriento por Erysiphae cichoracearumPythium sp, ocasionando muerte de la planta por podredumbre de raíz. Rhizoctonia solani, causante de lesión en el cuello de la raíz y finalmente Thielaviopsis basícola, también ocasionando podredumbre de la raíz, por lo que las plantas se tornan amarillentas y las raíces oscuras.

Patógenos causantes de enfermedades en hojas

Algunos investigadores reportan los siguientes patógenos y describe sus síntomas: Alternaria sp. como causante de manchas en las hojas, con centros blancos; Botrytis cinérea causante de manchas en los peciolos y pétalos y amarillamiento en las hojas; Erysiphe cichoracearum como un mildiu polvoriento, por lo que se puede ver claramente el micelio blanco en la superficie de las hojas; mancha de la hoja por Alternaria spp., y la mancha bacterial de la hoja por Pseudomonas cichorii. 

En cuanto a patógenos bacterianos, investigadores señalan a Pseudomonas cichorii como causante de manchas circulares o irregulares en las hojas, que van de marrón a negro. Por su parte Phytophthora cryptogea como causante de tizones en las hojas y pudrición apical también por podredumbre de raíz.

Plantas de maceta

La rosa,  y cómo iniciar su producción

La Rosa pertenece a la familia Rosaceae, y su nombre científico es tal cual le decimos: Rosa. En realidad, sobre su origen no se maneja mucha información. Se llegaron a encontrar fósiles con hojas de rosales, pertenecientes a las eras terciaria y cuaternaria. Aún así, su cultivo en jardines se desarrolla muchísimos años después. Se tiene la creencia que los pioneros en su cultivo fueron los chinos hace aproximadamente unos cinco mil años.

Sobre esta hermosa planta, se han realizado trabajos de selección y mejora sobre algunas especies como Rosa gigantea y R. chinensis, dando origen a la “rosa de té”, introducida en occidente en 1793; a partir de la misma se han producido numerosos híbridos. Actualmente las variedades comerciales de rosas son híbridos de especies ya desaparecidas.

La rosa es una especie que puede entrar, tanto en la categoría de plantas de maceta, como en plantas de flores de corte, y hasta en plantas de invernaderos y  campo abierto. Es decir se puede producir en cualquiera de estas  modalidades mencionadas.

A lo largo de los siglos, y aproximadamente más de 150 especies de origen, la rosa ha ido evolucionando, tanto por mutaciones naturales como por mutaciones realizadas por el hombre. La rosa es tal vez, una de las plantas más manipuladas de toda la historia, y los ejemplares modernos son el producto de numerosos cruces entre las distintas especies de rosas.

Plantas de rosa

Cómo iniciar una producción de rosas

Esta planta  puede llegar a durar 10 años o más, dependiendo del manejo agronómico que se le dé: Para iniciar su producción se debe contar con las plantas injertadas. Si el injerto está bien pegado se trasplantan a campo, que es cuando por lo menos ya el botón está formado; se trasplanta, se quita el botón y se empieza a hacer todas las podas de formación. Aproximadamente  a los 6 meses se obtiene el tallo floral. En el cultivo de rosas, se debe tomar siempre en cuenta las podas.

La rosa tiene una guía principal que es la que va a dar el tallo floral comercial, que al podarlo va a brotar nuevamente; allí comienzan a desarrollarse los buenos tallos florales. Luego esos dos tallos los vuelvo a podar y de esos dos tallos me vuelven a salir dos tallos florales por cada uno; es decir, ya estaríamos hablando de cuatro tallos florales por plantas y si seguimos podando seguimos duplicando cada tallo podado. hay que estar pendiente que al tercer piso o tercera poda hay que volver a bajar a tu guía para comenzar el proceso otra vez una. Otro dato importante es que la flor sale cada mes, y que hay que dejar 5 hojas para garantizar que me salga un tallo floral.

Algunas variedades modernas

Rosas grandes

  • Rosas rojas: Red Velvet, First Red, Koba, Royal Red, Dallas, Grand Gala
  • Tonos rosados y claros: Anna, Noblesse, Vivaldi, Sonia,Versilia
  • Amarillas: Starlite, Texas, Live, Golden Times, Coktail 80
  • Naranjas: Pareo
  • Blancas: Ariana, Virginia, Tineke,
  • Bicolores: La Minuette, Candia, Prophyta, Simona

Variedades en plantas de rosa

Rosas pequeñas o multiflores (spray)

Nikita (rosa), Mini (diferentes colores), Lidia (rosa), Golden Mini.

Rosales antiguos

Damascena

De origen no muy preciso, es color rosa , doble, y tiene un fuerte aroma, muy perfumado como la rosa damacena kazanlic.

Centifolia

Su origen tampoco está muy claro. De flores de verano muy aromáticas. Es ampliamente utilizadas en hibridaciones; tal como es el caso de Fantin Latour.

Alba

Rosal grande de hojas verdes y grisáseas con abundante floración en verano, tal como la Great Maidens Blush.

Borboniano

Híbrido espontáneo aparecido en la isla de Reunión, Francia. Es un rosal trepador de flores que brotan en verano-otoño,por ejemplo la Mme. Pierre Oger.

Rosa Té

Es un arbusto trepador, refloreciente, de flores aromáticas elegantes, por ejemplo la Gloire de Dijón

Enfermedades que pueden atacar la rosa y sus síntomas

  • La antracnosis causada por Sphaceloma rosarum; se manifiesta en las hojas como manchas de color morado o negras bordeadas por una estrecha banda de color café pálido que se vuelven grises en el centro y se caen. Este tipo de manchas también pueden observarse en los tallos.
  • La mancha negra causada por Diplocarpon o Marssonina rosae, (teleomorfo y anamorfo respectivamente), son manchas circulares de color café oscuro o negro; las hojas se vuelven amarillas y se caen.
  • El tizón producido por Botrytis cinerea, aparece como pequeñas lesiones de apariencia mojada en los pétalos; un crecimiento fúngico de color gris cubre los pétalos infectados y el hongo después se extiende hacia abajo y ahorca los tallos.

Enfermedades en plantas

Otras enfermedades en la rosa y sus patógenos

  • Los cancros causados por Coniothyrium fuckelii, Cryptosporella umbrina, Coniothyrium wernsdorffiae y Cylindrocladium scoparium, son manchas de color café rojizo en los tallos, que pueden llegar a necrosar a la planta.
  • El ahogamiento y pudrición de plántulas en preemergencia y post emergencia (Damping-off)  causado por Pythium spp., ataca las raíces. En cuanto a los esquejes, éstos no enraízan y mueren.
  • El mildiu lanoso por Peronospora sparsa, produce puntos café con tonos púrpura que se forman en las hojas durante el clima fresco y húmedo. Éstas también pueden tornarse amarillas y se caen. En los brotes se forman pequeños puntos o largas áreas púrpuras hasta que mueren.
  • El oídio o mildiu polvoriento por Sphaerotheca pannosa, forma puntos en las hojas, tallos y flores, que se extienden y se cubren con un crecimiento fúngico.
  • La pudrición de raicillas y/o cuello causado por Phytophthora spp., y a la roya del rosal causada por Phragmidium mucronatum, y  Daughtrey et al.,(1995) a la oidiosis causada por Oidium sp.
  • Entre las enfermedades bacterianas  que afectan a la rosa, están las agallas de corona ocasionada por Agrobacterium tumefaciens, que se caracteriza por  pequeños tumores de color blanco o crema que se forman en los tallos o raíces.

El manejo de la Sansevieria, una planta de sol y sombra

La  Sansevieria es originaria del Oeste de África. Sus hojas son lanceoladas, carnosas de color verde. Su característica muy particular son sus bandas tranversales gris verdosas o amarillas y márgenes color crema . En la maceta, raramente supera los 45 cm de altura.

Temperaturas

Tolera el sol y la sombra, así como también el aire seco. Pero en la época fría, necesita una temperatura mínima de 10º C.

Riego

Riégala moderadamente en la época cálida, y sólo una vez al mes en la época fría. En caso de necesitar trasplantar, hazlo en la época templado cálida, en un buen compost para macetas

Propagación

Si deseas propagarla, te recomendamos hacerlo por división de sus raíces

Poinsettia (pagayo o flor de navidad)

Euphorbia pulcherrima, conocida como Poinsettia pertenece a la familia Euphorbiaceae y tiene su origen en el sur de California, cuando Joel Robert Poinsett, diplomático de ese estado, y botánico por afición, llevó la planta desde México, estado de Taxco y envió varios ejemplares de la planta a Carolina del Sur, donde empezó a cultivarla en su invernadero y a obsequiarla a científicos y amigos.

La Poinsettia es la planta ornamental más vendida en la época navideña, es muy llamativa por sus bellas brácteas rojas, que simulan una flor, y por la forma característica de sus hojas.

Como producir las macetas de poinsettia

Para la producción en vivero, de esta planta, se debe contar con las plantas madres; las cuales puedes comprar en otro vivero. A partir de ellas puedes iniciar tu propia producción de plantas de navidad. Es importante que verifiques bien la sanidad de tus plantas madres antes de comprarlas. Una vez verificado su estado sanitario. Puedes comenzar tu propia producción. No es tan difícil, Te  explicamos brevemente los pasos.

Trasplante

Las plantas madres se trasplantan y enraízan para sacar de ahí las plantas de la venta del año que siguiente. Por ejemplo, en marzo dar los primeros esquejes que van a ser enraizados y son los que van a formar los potes materos del año siguiente.

Renovación

Todos los años se deben renovar las plantas madres. De las madres se sacan los esquejes para formar las plantas para la venta, y luego esas madres se venden. Entonces en marzo ya se toman los primeros esquejes.

Al tener formadas las plantas madres, bien vigorosas, que tengan buen grueso y entrenudos cortos (lo que se logra con una buena nutrición y un buen esparcimiento entre plantas), posteriormente se hace la cosecha de esquejes y se llevan al proceso de enraizamiento. Si quieres, para la venta, se pueden hacer dos presentaciones: en cestas o presentaciones de pequeños materos.

Plantas de navidad

Enraizamiento

Para lograr el enraizamiento se trasladan al nebulizador o propagador de neblina. En veintiún días (máximo treinta) ya podrás contar con esquejes enraizados (eso sería en marzo). Ya en abril se podrían estar trasplantando las primeras plantas.

Una vez logrado el enraizamiento,  comienza el manejo agronómico con una práctica que comúnmente es conocida como el “pinche”; que no es más que quitar el meristemo apical para que “floree” más; es decir que produzca mayor número de brácteas.

Si se hace un manejo temprano, se pueden hasta hacer dos “pinches”. Es decir quitar el meristemo apical y esperar a que brote, y luego a esa brotación volverle a “pinchar”. Es así como se alcanza un mayor número de brácteas por planta. Si empiezas más tarde, por ejemplo en abril o mayo, tendrías que trabajar con un solo “pinche” , porque no daría tiempo a esperar su brotación. Aunque en este caso también se obtendrían buenas plantas, pero con un menor número de brácteas.

Manejo de la luz

En la producción de esta planta, el manejo de la luz es muy importante. Durante todo este período, se coloca luz artificial para obtener el crecimiento vegetativo. Las noches largas (más allá de la mitad del año) inducen floración. La poinsettia es una planta sensible al fotoperiodo. La luz se le quita dos meses antes de sacarlas a comercializar. Es decir que si quisieras venderlas en diciembre, tendrías que quitarles la luz artificial en octubre.

En este sentido, lo recomendable es quitarle la luz a mediados de agosto o a mediados de septiembre, para poder contar con plantas para la venta a mediados de octubre o a mediados de noviembre, y los consumidores, amantes de las plantas, ya puedan contar con su planta de navidad apenas iniciando la temporada.

Enfermedades y patógenos que atacan a la poinsettia

Entre las enfermedades que afectan las poinsettias se encuentran las producidas por bacterias, como la mancha angular causada por Curtobacterium flaccumfaciens pv. Poinsettiae; manchas bacterianas de la hoja, cuyo agente causal es Xanthomonas campestris  pv. Poinsetticola; pudrición bacteriana del tallo por Erwinia carotovora (ahora Pectobacterium carotovorum subsp. carotovorum).

A esta particular y bella planta, también la atacan enfermedades causadas por hongos, tales como el tizón floral por Botrytis cinerea, cancro del tallo por B. cinérea, pudrición de raíz y tallo producido por Phytophthora parasítica, oidiosis por Oidium spp., pudrición de raíz por Phythium aphanidermatum, R. solani y Thielaviopsis basícola y la sarna por Sphaceloma poinsettiae.

Dos patógenos de importancia en esta planta

Curtobacterium flacumfaciens pv. poinsettiae y Xanthomonas campestris pv. poinsetticola (ahora Xanthomonas axonopodis pv. poinsetticola) han sido reportadas en países como Venezuela, por Trujillo (1998) y Hernández y Trujillo (1999), quienes describen los síntomas ocasionados por la bacteria Curtobacterium flaccumfaciens pv. poinsettiae, como estrías húmedas que se extienden a lo largo del  tallo y hasta dentro de los pecíolos de las hojas, defoliación completa en la planta, amarillamiento de la corteza y coloración marrón del sistema vascular, muerte y necrosis de los retoños y yemas de crecimiento.

Esta enfermedad se conoce también con el nombre de cancro del tallo de la planta de navidad por la necrosis que sufre el mismo y a veces se observa en éste, exudado bacteriano. Adicionalmente los síntomas de  Xanthomonas campestris pv. poinsettiicola, se presentan como manchas de aspecto húmedo, de color marrón, rodeadas de un halo amarillo que al coalescer forman grandes áreas necróticas ocasionando defoliación.

Pudrición blanda y húmeda en poinsettia

Otros investigadores describen a la podredumbre húmeda causada por el hongo Choanephora cucurbitarum; la cual se caracteriza por una pudrición blanda y húmeda muy similar a la ocasionada por Rhizopus stolonifer. En  hojas peciolos y tallo se observa un decaimiento blando y los tallos verdes se doblan antes de colapsar. Bajo condiciones húmedas las plantas jóvenes son destruidas por completo, mientras que las más adultas pueden presentar síntomas en sólo una porción de ellas. C. cucurbitarum esporula en tallos enfermos u otras partes infectadas de la planta, produciendo esporangióforos característicos.

Los autores anteriores también reportan, tanto en poinsettia como en Gerbera (Gerbera jamesonii), también conocida como margarita africana, al tizón causado por Rhizopus stolonifer, conocido comúnmente en ornamentales, frutas blandas y vegetales, como el moho del pan o del almacenamiento.

Tanto en Estados Unidos como en Florida Rhizopus stolonifer causa pudrición en tallos de Poinsettia. Una coloración negra o grisácea oscura comienza a extenderse ocho centímetros o más sobre la base del tallo. Las plantas pueden mostrar síntomas durante la propagación o poco después de la plantación.

Las Bromeliaceas

Las bromelias son una especies de plantas muy particulares, ya que pueden ser epífitas o terrestres; es decir que pueden vivir en ramas de otros árboles, o en el suelo, respectivamente. Son originarias del Nuevo Mundo?. Se cultivan tanto por la belleza de sus flores, como de su follaje. En algunas especies, las hojas duras y espinosas forman una roseta basal alrededor de una especie de embudo, que en su hábitat natural les sirve para recolectar el agua de lluvia.

Luego de la floración, la roseta muere, y los vástagos que ha desarrollado se nutren de las hojas casi sin vida de la madre. Cuando florece, las brácteas presentan un colorido brillante. Aunque las bromeliáceas tienen una apariencia exótica, se adaptan bien al ambiente de interiores.  Algunas especies ornamentales de Bromeliaceas son:

Aechmea fasciasta  (Billbergia)

Guzmania lingulata

Vriesea splendens

Los helechos

Los helechos son plantas vasculares de la clase de las Pterophytas por lo que no tienen semillas, y criptógamas (productoras de esporas)Entre las características más resaltantes de estas plantas son sus grandes hojas (frondes o megafilos); generalmente pinadas y prefoliación circinada. Los helechos crecen comúnmente en ambientes de sombra y húmedos; aunque hay especies que prefieren suelos secos y rocas: de hecho  hay especies de helechos que crecen sólo en fisuras o grietas. Otros son epífitos; es decir, crecen sobre los árboles.

Los helechos están entre los vegetales más antiguos que existen en el planeta; incluso se han hallado restos fósiles de helechos en rocas del devónico inferior: Esto es una evidencia de que existieron antes de las plantas con flores.

Plantas de helecho

Tipos de reproducción de los helechos

La reproducción de los helechos comprende dos generaciones, una asexual y la otra asexual. En la sexual, las esporas están contenidas en el envés del fronde, dispuestas en pequeñas formaciones de color castaño llamadas soros.

Existen dos grandes grupos de helechos: los euporangiados y los leptosporangiados. En estos los últimos, el esporangio se desarrolla a partir de la proliferación externa de una sola célula epidérmica, su pecíolo es delgado y produce menos de 64 esporas. En los primeros , el esporangio se forma a partir de la proliferación interna de varias células epidérmicas, produce más de 255 esporas, tiene  un pecíolo muy fino o es sésil.

Algunos helechos decorativos para tu hogar

Cyrtomium falcatum (Cirtomio)
Se trata de una planta especial, que es muy fácil de cultivar. Ideal para decorar cualquier ambiente. Sus hojas verdes son de un hermoso color verde oscuro. Sus formas son puntiagudas, lo que lo hace bastante original. Puede llegar a alcanzar los 60 cm de longitud. Cada una de las hojas puede llegar a medir 7 cm de largo, su crecimiento se va dando de forma asimétrica, partiendo de un nervio marrón común.

Si bien se adapta fácilmente a todos los ambientes lo ideal sería ubicarla en una zona de la casa, bien iluminada con una temperatura cálida y bastante humedad. No es necesario que la riegues demasiado. Este tipo de helecho también puede vivir en el exterior (en el caso de que los inviernos no sean demasiado fríos). La temperatura ideal para su óptimo desarrollo va de los 13 a los 18 ºC. Se multiplica fácilmente por la división del fronde, siempre que vaya acompañado de un trozo de rizoma.

Davallia canariensis (Cabriña o helecho canario)
Es un helecho que tiene sus orígenes en las islas canarias. Cuenta con unos particulares rizomas triangulares. Su color es de un intenso color verde, muy brillante. Las raíces de esta planta pueden verse arrastrar sobre la superficie. Es una planta ideal para decorar cualquier interior.

Lo fundamental es que reciba una buena cantidad de luz y que el ambiente sea cálido y húmedo. En la época de calor es aconsejable pulverizar a la planta frecuentemente, el agua no debe tener cal y debe estar templada. Con respecto al abonamiento, puedes abonar este helecho durante la primavera, en ésta época también te aconsejamos hacer un recorte de los trozos de rizoma en el caso de que sea necesario.

Plantas medicinales, sus propiedades y usos

1. El Ajo (Allium sativum)

El ajo, es una especie clasificada taxonómicamente dentro de la familia de las liliáceas. Es una planta mundialmente utilizada, tanto por sus usos culinarios, como también por sus diversas propiedades medicinales.

Propiedades del ajo

Entre los beneficios medicinales que aporta el ajo, podemos mencionar los siguientes: Actúa como antibiótico natural, como anticoagulante, y antioxidante. Además se ha utilizado en infusiones anticatarro, dando buenos resultados, ya que ayuda a disminuir la congestión nasal; entre otras. Esta especie necesita media sombra y tierra arcillosa. Se adapta a suelos carentes de nutrientes a condiciones climáticas adversas. Esta noble planta puede sembrarse en casi cualquier época del año. Le gusta el suelo bien drenado y la luz natural.

2. Artemisia absinthium (Ajenjo)

El Ajenjo, llamado también hierba santa o artemisia amarga, es una planta herbácea y curativa, nativa de las regiones templadas de Europa, norte de África y Asia. Lo primero que necesitas es media sombra y tierra arcillosa. Se adapta a los suelos pobres y a las condiciones climáticas adversas.

Propiedades del ajenjo

Entre las propiedades del ajenjo es que ayuda a combatir el mal aliento, acidez estomacal, dolores menstruales,  y anemia, entre otros. También es un buen repelente de insectos y diversos parásitos, entre los que se encuentran los piojos. El ajenjo, con su sabor amargo, es una de las plantas medicinales más usadas, que tiene cualidades reconocidas por la medicina china tradicional hace miles de años.

En medicina popular, ésta y otras hierbas de sabor amargo siempre se han utilizado para mitigar problemas de hígado.

3. Ocimum basilicum (Albahaca)

La Albahaca, es una planta originaria del sur de Asia, India e Indonesia. Se utiliza como planta curativa y también tiene amplios usos culinarios. Se puede plantar en macetas, mantener en semi sombra y regar abundantemente. Su reproducción es por esquejes (forma asexual) o semillas (forma sexual); la debes plantar en sustratos o suelos o con buen drenaje, y abonar periódicamente. Es altamente sensible al frío, y la puedes tener como planta de interior.

Propiedades de la albahaca

El aceite contenido en las hojas destruye insectos y bacterias. El zumo de las hojas alivia catarros, fiebres y bronquitis e inflamaciones de garganta y problemas digestivos. Por su olor y sabor aromático, se usa como condimento en recetas y platos cotidianos. Actúa contra flatulencias, y es antiespasmódica. Una infusión con sus hojas frescas y unas gotas de limón calman los espasmos intestinales y dolores de estómago.

La infusión de sus hojas es diurética, estimulante, digestiva y relajante; el zumo de las hojas preparado con miel de abejas, alivia la fiebre. También se utiliza el té de albahaca para aumentar la producción de leche en las madres que están amamantando. Para picazón o irritación en los ojos, se utiliza; tanto en lavados, como bebida. La planta de albahaca es reconocida como reguladora del sistema nervioso. Por su función como activador del sistema inmune, tiene gran efectividad contra la fatiga y la depresión.

Aloe vera, conocida también como sábila

Sin duda alguna, el Aloe vera es una de las plantas medicinales más utilizadas por el ser humano. Tanto en consumo fresco como en sus aplicaciones en la industria cosmetológica en la elaboración de cremas y champúes y farmacológica, en la elaboración de una gran variedad de medicamentos de diversos tipos. Como por ejemplo jarabe para la tos, pomadas, entre otros.

Tiene un olor bastante característico que se compara con el que coloquialmente se conoce como “violín de axila”, y también comparable con el olor de la cebolla. Esta multifuncional planta puede plantarse en macetas, en sustratos buen drenaje y no necesita muchos cuidados. Se recomienda, preferiblemente una tierra con buen contenido de materia orgánica. Esta planta medicinal, por su naturaleza xerófita, es una muy fácil de utilizar y mantener, ya que prácticamente no necesita agua.

El Aloe vera es una planta que también se ha utilizado en tratamiento de quemaduras, heridas, cicatrices, y picaduras de insectos. Por sus altos contenidos de vitamina E, también es ideal para refrescar la piel reseca, mejorando su apariencia; esta planta se aconseja mucho en tratamientos de mejoras de la piel. Así mismo se utiliza contra el acné. En el hogar, actúa como purificador natural del ambiente. La parte gelatinosa de sus pencas es la que se usa; tanto como uso tópico, como ingerido. La parte líquida de color amarillo fuerte, la cual, si se expone al aire, se torna rojizo, tiene altos contenidos de Iodo.

Árnica montana  (Árnica)

Es una de las plantas medicinales más usadas en preparaciones medicinales desinflamatorias, para la piel. Su uso se restringe al modo de empleo tópico, debido a que contiene compuestos tóxicos; toxicidad que se atribuye principalmente a la flor. En este sentido, sus raíces contienen derivados del timo que sirven como conservadores y fungicidas. Así mismo, se ha comprobado clínicamente que estos derivados de timol, que se concentran en las raíces de la planta, son útiles como vasodilatadores.

Otras especies del género Árnica se han utilizado tradicionalmente en diferentes partes del mundo, tal es el caso de Europa, donde esta especie de planta está protegida debido a su uso indiscriminado para la venta como planta medicinal, lo que la ha llevado casi a la extinción.  Con respecto a su plantación, es importante que se realice en áreas aisladas, o en macetas fuera del alcance de mascota y niños, ya que es tóxica. Para un buen desarrollo de esta planta se recomienda suelos arcillosos, y exposición a la luz solar.

De las plantas de uso medicinal, más usadas, la árnica ha sido una de las más explotadas comercialmente. Se ha empleado en la industria farmacológica, por sus potentes propiedades antiinflamatorias. Generalmente se usa por vía tópica para el tratamiento de hematomas, esguinces, inflamaciones ocasionadas por picadura de insectos y en enfermedades reumáticas; bien sea como uso fresco en forma de infusiones o cataplasmas, o pomadas.

Daucus carota (Zanahoria)

Perteneciente a la familia de las apiáceas, también conocidas como umbelíferas, la Zanahoria  es considerada la especie más importante y de mayor consumo dentro de esta familia. Su uso es mayormente culinario; sin embargo muy pocas personas conocen sus excelentes propiedades medicinales.

Como la gran mayoría de las hortalizas, esta planta necesita mucha luz y además es imprescindible un buen mullido y cernido de la tierra, para que esté libre de escombros o piedras, ya que como esta hortaliza es una raíz napiforme, es importante que pueda crecer y desarrollarse sin obstáculos. El suelo, preferiblemente debe tener buen contenido de materia orgánica (debe ser negra). También debe ser profundo y con buen drenaje, ya que pocas hortalizas toleran el aguachinamiento.

Propiedades de la zanahoria

Esta raíz napiforme es un eficaz y excelente remedio para aliviar cólicos estomacales; combate los resfriados, trastornos hormonales, y tiene efectos en el funcionamiento del intestino (es antidiarréico); aunque en este sentido se debe consumir con prudencia, porque un exceso, puede producir el efecto contrario.

Zingiber officinale (Jengibre)

El jengibre, es una planta perteneciente a la familia de las Zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo (que es la parte comestible de la planta) es un rizoma horizontal muy apreciado por sus diversas propiedades medicinales y por su aroma y sabor picante. La planta puede llegar a medir 90 cm de altura y largas hojas de 20 cm.

Se debe aprovechar cuando los rizomas están tiernos, ya que son carnosos y jugosos, y con un sabor fuerte; cuando las raíces están maduras, son secas y fibrosas. El jugo de los rizomas viejos es fuertemente picante, y suele utilizarse en la cocina como especia  para camuflar otros sabores y aromas más fuertes.

Propiedades del Jengibre

Es utilizado en tratamientos de parálisis causados por exceso de flema, también para corregir tumores, defectos del cuerpo. Se dice que es altamente beneficioso en el tratamiento de la debilidad sexual. En la cultura islámica clásica, un reconocido médico persa, lo recomendaba como afrodisíaco, Además es un excelente expectorante y antiséptico para las amígdalas.

Esta planta se desarrolla bien en lugares de sombra parcial; por lo que muy bien puede tener un buen crecimiento y desarrollo en el interior de tu casa. Se puede plantar en una maceta, pero ésta debe ser grande y de poca profundidad; lo que le brindará el espacio óptimo para tener un adecuado crecimiento. Como el jengibre es un rizoma, crecerá de forma horizontal, así que se debe tener en cuenta esto, a la hora de elegir el recipiente o maceta.

El jengibre está entre las plantas medicinales más reconocidas universalmente. De hecho ha sido muy usado desde tiempos remotos en la cultura oriental. Requiere de moderadas dosis de humedad y calor. A  partir de su plantación, te debes asegurar de que el suelo permanezca ligeramente húmedo y de que la temperatura del ambiente, sea la adecuada para la planta. Puedes comenzar a cosechar, luego de aproximadamente tres o cuatro meses de la plantación.

Esto puede variar, dependiendo de varios factores, como por ejemplo. Los cuidados que haya recibido en cuanto a riego, luz, entre otros.

Plantar jengibre en casa en 5 pasos sencillos

  1. Para plantarlo se debe poner a remojar en agua tibia la raíz, durante toda la noche, para que pueda estar lista para la siembra.
  2. Primero debe llenar la maceta con una parte de humus de lombriz o abono y tres partes de tierra. Es importante que ésta esté debidamente mullida y aireada para que pueda tener un buen drenaje.
  3. Se debe enterrar la raíz, con el brote apuntando hacia arriba,  y luego cubrir a una profundidad aproximada de 2 a 4 cm. Humedece la tierra lo suficientemente; no en exceso. La tierra debe quedar a, lo que los Ingenieros Agrónomos llaman “capacidad de campo”.
  4. Luego se debe colocar la maceta en un lugar cálido; pero sin exceso de calor. Debes tener en cuenta que se debe mantener la humedad de la tierra constantemente.
  5. Durante la primera etapa de desarrollo del jengibre, se debe mantener en una zona donde reciba poca luz y a una temperatura de aproximadamente 20 ºC. No debe exponerse nunca a una temperatura inferior a 10 ºC.

Plantas  aromáticas o culinarias

Las plantas culinarias son aquellas que utilizamos para aderezar nuestras comidas. Se usan como complemento o aditivo para mejorar o conservar  el sabor de las comidas, como postres, guisos, y ensaladas. Existen varias especies que podemos utilizar con este fin. Por ejemplo: La menta, el laurel, el romero, la salvia, el tomillo, el orégano, el perejil, la albahaca y el jengibre. esta dos últimas también entra en la clasificación de plantas medicinales, por lo que ya se expuso sobre ellas en el punto anterior.

El laurel

Es un árbol de hojas perennes y aromáticas que puede alcanzar hasta 15 m de altura. Requiere suelos ricos con cierta humedad. Es preferible situarlos a media sombra. Sus hojas se utilizan para variados guisos y estofados. También se emplean en postres como las natillas.

La menta

De la familia de las lamiaceae, también llamadas labiadas, esta hierba aromática necesita suelos ricos en compuestos orgánicos y con humedad permanente. Conviene podar las plantas, al llegar el otoño, al ras. La menta se utiliza en repostería para hacer licores. También se usa en algunas salsas y para aderezar patatas, verduras y guisos de carne. Una de las variedades más aromáticas de la menta es la menta piperita, y se emplea en la elaboración de dentríficos y perfumes, y también como planta medicinal para combatir problemas de vesícula y digestivos.

El orégano

Es una planta vivaz con una parte herbácea y una leñosa. Sus hojas son ovaladas, y sus flores rosadas. Se puede reproducir por división de la planta. Requiere de suelos ligeros moderadamente fértiles y exposiciones al sol intensas. Los brotes jóvenes y las hojas frescas constituyen un ingrediente ideal para patés, salsas, sopas, guisos, y ensaladas.

El perejil

Es una planta bianual con unas características hojas triangulares irregularmente dentadas. Se puede sembrar al final de la primavera, en verano o incluso en otoño. Requiere suelos bien abonados y frecuentes riegos. Es aconsejable protegerlo en invierno, del frio fresco o seco. El perejil es un buen acompañante en platos de carnes, verduras, sopas, salsas, aves, y pescado.

El romero

El romero necesita sustratos arenosos con algo de abono, ligeros y muy  bien drenados; así como exposiciones soleadas y protegidas. Constituye un condimento habitual para asados y carnes grasas como el cordero. También se emplea para aromatizar salsas, vinagres, y aceites.

La salvia

Es un arbusto de unos 60 cm de altura, con hojas aromáticas y flores en espigas, de color azulado. Se desarrolla bien en suelos drenados y exposiciones soleadas. Es sensible al viento y a las heladas, Se usa en salsas, rellenos de aves, y platos de cerdo Su hojas y flores tienen propiedades digestivas, antitranspirantes y antidepresivas.

Tomillo

Crece bien en suelos arenosos, a pleno sol, y no soporta los excesos de humedad. Las hojas frescas o secas se emplean en la preparación de carnes, pescados, setas, y salsas; y los tallos, para dar sabor a ensaladas, quesos, y sales. El tomillo también está incluido en la categoría de planta medicinal contra los problemas estomacales. Además su esencia, llamada timol, sirve para la elaboración de perfumes.

Conservación y cuidados de las plantas aromáticas

Este tipo de plantas se desarrollan bien en ambientes diversos y tienen características específicas de cultivo, a pesar de que éstos sean sencillos. Como en prácticamente todos los casos, conviene seleccionar las especies  de acuerdo con las condiciones ambientales y, siempre que se pueda, mantenerlas cerca de la cocina. Algunas se pueden plantar en macetas.

En cuanto al abonado, éste tiene que ser muy ligero, pues el exceso de nutrientes puede afectar el contenido de sus principios activos. Sin embargo, este aspecto depende también de la parte de la planta que se aproveche: si son las hojas, el abono debe ser rico en nitrógeno; si son las flores, en fósforo; si son los frutos, en potasio.

En caso de infección por enfermedades y plagas, lo más aconsejable es tratar las plantas con productos biológicos, aunque su alto contenido en esencias, actúa por sí mismo, como repelente de hongos e insectos, y como inhibidor del desarrollo de malezas.

El método que normalmente se utiliza para su conservación es el secado al aire en un lugar cálido y ventilado. Esto permite tenerlas disponibles para cualquier época del año, aunque sólo mantienen sus cualidades durante un corto período de tiempo.

Plantas bulbosas de primavera

Una planta bulbosa es aquella que produce órganos subterráneos donde acumula sustancias de reserva. En este grupo se incluyen las especies que presentan rizomas, bulbos o cormos. Estas plantas son fáciles de cultivar y resultan bastante útiles en tu jardín, ya que proporcionan un bello efecto de colores en la época en que salen. Son adecuadas para ponerlas en macetas combinadas con plantas vivaces o anuales, e incluso en el interior de tu hogar.

Especies

La mejor época para los bulbos es la primavera,  ya que puede encontrarse mayor diversidad de especies que en cualquier otra época. La mayoría de estas especies se plantan en otoño. A continuación se nombran las más típicas.

Francesilla

La francesilla es una planta poco rústica. Sus flores tienen variados colores, desde anaranjadas, rosadas, amarillas, y rojas. Sus bulbos, que pueden ser divididos a desenterrarse, se deben plantar  a una distancia de 15 cm y a una profundidad de 5 cm. Esta planta llega a medir una altura aproximada de 30 cm, y se desarrolla mejor a pleno sol.

Corona imperial

Esta especie es originaria de Turquía. Sus floren tienen colores rojo-naranja, las que se producen a gran velocidad. Puede alcanzar altura aproximada de 60 cm. Su plantación debe hacerse a comienzos o mediados de otoño, guardando una distancia de entre 30 y 40 cm y a una profundidad de 15 a 20 cm. En cuanto a la exposición del sol te recomendamos media sombra. Es una planta que se adapta tanto fuera en el jardín como en maceta. Es conveniente el entutorado cuando está expuesto a zonas con mucho viento. Para multiplicar esta planta hay que dividirla cada cuatro años.

Anémona

Es una planta poco rústica con flores que pueden ser rojas, blancas o azules. Puede llegar a medir una altura de 30 cm. Al finalizar el invierno debe plantarse, a una distancia de plantación de 10 a 12 cm, y una profundidad de 5 a 6 cm. Las anémonas requieren humedad permanente.

Jacinto

Alanza una altura entre 15 y 30 cm; y sus flores pueden ser de colores azules, rosados, blancos, y amarillas. Desprenden un aroma muy agradable. Puede ser empleado tanto jardines como en interiores. La distancia de plantación recomendable es de 25 cm, y la profundidad de plantación debe ser de 10 cm. En cuanto a la exposición solar, requiere pleno sol.

Lirio

El lirio de bulbo es distinto al de rizoma de mayor porte y mucho más rústico. El lirio puede tener flores bancas, amarillas, y azules. Alcanza una altura de 40 a 50 centímetros. Su plantación debe tener una distancia de 15 cm, y a una profundidad de 10 a 12 cm. Esta especie requiere de buenas exposiciones solares.

Narciso

Sus flores pueden ser anaranjadas, blancas y amarillas, y puede alcanzar una altura de 50 cm. La distancia de plantación es de 8 a 15 cm, y una profundidad recomendada de 10 a 12 cm. Es una planta que requiere de media sombra.

Tulipán

Las flores de tulipán pueden ser rosadas, rojas, amarillas, o blancas. Su altura puede medir de 15 a 30 cm. Se recomienda una distancia de plantación de 6 a 8 cm y una profundidad de 10 a 12 cm.

Plantación

Al plantar los bulbos, se deben colocar la parte plana hacia abajo para que las yemas queden hacia arriba. Las plantas bulbosas no requieren de excesivos riegos, pero sí que sean riegos regulares. No se recomiendan sistemas de riego aéreos , ya que dañan parte de la floración. A medida que se van secando las flores, se deberán ir cortando.  Con respecto al abono. Las plantas se deben abonar todos los años con fertilizantes minerales de bajo contenido en nitrógeno y ricos en fósforo y potasio, ya que esto fomenta el desarrollo de los órganos subterráneos.

Tras la pérdida de la floración, las plantas bulbosas deberán permanecer una temporada en tierra para almacenar sustancias de reserva en sus órganos subterráneos.

Los bulbos tienen que retirarse de la tierra cuando se sequen por completo las hojas y los tallos. Una vez limpios y secos se pueden seleccionar y guardar en una caja para utilizarlos la temporada siguiente.

Cuidados

Generalmente las bulbosas necesitan de un terreno rico en materia orgánica, con buen drenaje, y que no retenga excesiva humedad, porque esto puede ocasionar graves pudriciones en sus órganos de reserva.

Si la tierra es muy arcillosa, se puede agregar una base de arena en la base del hoyo, antes de plantar los bulbos, para de esta forma evitar los problemas que ocasionan los excesos de agua de este tipo de suelo.

Es importante que verifiques constantemente si existe presencia de caracoles y babosas, especialmente antes del desarrollo de las yemas en el suelo. Un descuido puede ocasionar que este tipo de plagas dañen tus plantas, comprometiendo así su normal desarrollo.

Plantas bulbosas de verano

Cuando muchas especies se agotan en verano a consecuencia de calor, las plantas bulbosas de verano, pueden constituir una gran alternativa para llenar tu jardín de flores. Las bulbosas de verano son plantas sencillas, incluso para los que apenas se inician en el arte de la jardinería. Algunas bulbosas más populares son:

Begonia

La begonia tuberosa es una planta de abundante floración estival, cuyas flores tienen una0amplia gama de colores blancos o naranjas. Puede alcanzar una altura de 15 a 40 cm. Crece al sol o a la sombra (aunque se aconseja más la media sombra), sobre suelos ricos en materia orgánica que mantiene siempre la humedad. La distancia recomendada de plantación es de 30 cm, y la profundidad de plantación debe ser de 2 a 3 cm.

Caña india

Esta bulbosa destaca de las demás por su espectacular tamaño, ya que puede llegar a medir hasta 1,5 m de altura, Las flores pueden ser de color blanco, amarillo, rosado, o rojo. Sin embargo, a pesar de su apariencia robusta, es una especie delicada y sensible a las bajas temperatura. Se deben plantar los ejemplares a una distancia de 45 cm y a una profundidad de 5 cm. Requiere suficiente exposición solar.

Dalia

Son numerosas las dalias que se pueden encontrar en el mercado, dependiendo de su tamaño, floración, envergadura de la flor, entre otras. Todas ellas florecerán desde mediados del verano, hasta los primeros fríos. Son plantas muy rústicas que se adaptan a todo tipo de suelos y exposiciones (aunque prefieren pleno sol). Sus flores son blancas, anaranjadas, y amarillas. La distancia de plantación debe ser de 30 a 60 cm, y la profundidad de 8 a 10 cm. Llega a alcanzar una altura de 25 cm a un metro.

Fresia

Sus flores  son blancas, amarillas, y rosadas. Esta planta que llega a medir 30 cm se puede plantar en el jardín si se tiene la precaución de entutorarla cuando comienza a surgir la floración. Las flores unilaterales son muy olorosas. Por otro lado, sería interesante mezclar varios colores que combinen bien, como el azul, y el amarillo. Esta planta debe situarse en un lugar cálido y soleado. A diferencia de otras especies, los cormos deben desecharse luego de la floración, ya que no volverán a florecer de la misma manera. Su plantación debe hacerse a una distancia y a una profundidad de 10 cm.

Gladiolo

Esta especie de bulbosa destaca en el jardín por la longitud de sus flores;  muy utilizadas para confeccionar ramos; que pueden ser numerosas tonalidades, desde el blanco al rojo, pasando por el rosado y anaranjado. Con respecto al riego, éste debe hacerse de forma copiosa cuando comienzan a aparecer las flores; aunque éstas durarán únicamente 15 días. En cuanto  su plantación, la distancia debe ser de 10 a 15 cm, y una profundidad de 10 a 12 cm. La exposición debe ser a media sombra.

Azucena

La azucena da flores de color blanco. Una vez enraizadas estas plantas, florecerán regularmente durante un buen número de años. Alcanzan 40 a 50 cm de altura. Requieren suelos permeables y ricos en materia orgánica. Colocadas en grupos y mezcladas con otras especies de diferentes alturas, ofrecen una hermosa combinación. Las flores poseen varas largas; característica que las hacen propicias para la elaboración de ramos. Su distancia de plantación ideal es de 20 cm, y debe plantarse a 8 cm de profundidad. Requiere de exposición soleada.

Crocosma

Sus flores son anaranjadas y llega a una altura de entre 60 y 90 cm. La distancia de plantación de los bulbos debe ser de 15 cm, y la profundidad de 8 cm. Requiere exposición a pleno sol.

Cuidados

Primeramente se debe enfocar los cuidados en la profundidad a la que se plantan los bulbos y la distancia que debe existir entre uno y otro. Luego sólo habrá que regarlos cuando comiencen a brotar sus yemas (aunque te aconsejamos no excederte en el riego. También debes estar pendiente de las babosas.

 Plantas bulbosas de otoño e invierno

El clima fresco y húmedo del otoño es muy favorables para la floración de ciertos bulbos, que aunque poseen flores más discretas respecto a los del verano, presentan un gran atractivo ornamental. También las plantas bulbosas siguen aportanto su colorido en la época más fría y despoblada de flores, como  es el invierno. Para ambas estaciones puede hacerse una selección de plantas que decoren el jardín .

Bulbosas de otoño

Azafrán

Entre los bulbos de esta época se encuentran unos tipos de azafrán diferentes al empleado en la cocina. Tales como los siguientes.

Azafrán otoñal (Colchicum autumnale)

La planta, de unos 15 a 25 cm de altura posee flores muy parecidas a las del conocido condimento, son de color púrpura y se abren al comenzar el otoño. Es importante destacar que esta especie es altamente tóxica. En cuanto a la distancia de plantación recomendable, es de 15 a 25 cm. Los bulbos deben plantarse a una profundidad de 15 cm. Se recomienda exposición a pleno sol.

Azafrán (Crocus sp.)

Sus flores son blancas, rosas y púrpuras, y la planta tiene una altura de 8 a 12 cm. Tras marchitarse se aplicará un fertilizante que le ayude a acumular las sustancias de reservas necesarias para que florezca al año siguiente. La distancia de plantación debe ser de 10 cm, y la profundidad a la que se coloca el bulbo, de 8 cm. Requiere exposición al sol de media sombra.

Amarilis

Esta planta requiere de entutorado, y ofrece unas bellas flores rosadas e forma de trompeta. Sus hojas aparecen en primavera y desaparecen en verano. Sin embargo la floración se produce en otoño. Su altura es de 60 cm. Se debe plantar a 30 cm de distancia y a una profundidad  de 20 cm. Requiere buena exposición al sol.

Nerine

Esta bulbosa es bastante delicada. Sin embargo existen variedades resistentes que presentan en otoño vistosas flores de color rosado oscuro, muy duraderas y agrupadas en un pedúnculo alto. Puede alcanzar los 60 cm de altura. Para que la planta florezca en abundancia es importante que se exponga a pleno sol y que esté sobre un suelo permeable. La distancia de plantación no debe ser inferior a 15 cm; y los bulbos se deben plantar a una profundidad no mayor a 10 cm.

Bulbosas de invierno

Habrá que tener ciertos cuidados para evitar la podredumbre de los bulbos, especialmente en aquellos lugares con climas lluviosos, y terrenos muy arcillosos. Te destacamos que estas plantas son muy propensas a las enfermedades, para que desde un principio tomes todas las precauciones necesarias.

Campanilla de invierno

Esta especie de flores blancas llama la atención por ser una de las primeras en florecer. Ya que aparecen cuando el invierno es más crudo, Su altura es de 12 cm. Requieren una distancia de plantación de 8 cm y una profundidad de 10 cm. Se recomienda exposición a media sombra.

Ciclamen

Sus flores son de color rosado o blanco. Alcanza una altura de 8 a 15 cm. Son plantas adecuadas para rocallas, pero necesitan lugares sombríos y protegidos. Además quedan muy bien bajo los árboles y arbustos. Deberán tener una separación de 15 cm, y plantarse a una profundidad de 5 cm. Requieren de exposiciones a media sombra.

Dicentra

Planta muy apreciada por la particular belleza de sus flores rosadas y blancas en forma de corazones colgantes. Alcanza una altura máxima de 40 cm. Requiere de exposición semisombra, y suelos ricos en materia orgánica  y constantemente húmedos. Para que la planta aparezca compacta y llena de flores, es útil aplicar abono potásico y limitar los abonos nitrogenados. Sus bulbos deben tener una separación de plantación de 45 cm, y una profundidad nunca mayor a 5 cm.

Escila

Esta bulbosa es pequeña y de flores azules o blancas. Su cultivo es tan fácil, que si se deja en el suelo se extenderá dejando amplios grupos al cabo de pocos años. Alcanza una altura de 10 a 20 cm. se puede podrir cuando está enterrada, por lo que se recomienda regular el riego y emplear tierras ricas en arena; de esta forma se evitan los excesos de humedad que favorecen las pudriciones. La separación de los bulbos debe ser de 10 cm entre sí para que puedan vegetar bien y la profundidad debe ser de 10 cm. Puede exponerse a pleno sol o a media sombra.

Cactus y suculentas

Los cactus forman la familia más representativa del grupo de las plantas suculentas o crasas. Su origen se sitúa en el continente americano, donde se distribuyen en los hábitats más variados: desde el desierto y las húmedas selvas de los trópicos, hasta las cimas montañosas de los Andes. Su enorme atractivo, y el gran número de especies hacen de los cactus, uno de los grupos de plantas con mayor cantidad de aficionados en todo el mundo.

Los cactus son un tipo de plantas suculentas pertenecientes a la familia de los cactus. Pero hay algunas especies con características similares a éstos , que  también son llamados cactus sin realmente serlo; es decir que no pertenecen a la misma familia. Los verdaderos cactus se identifican por la pequeña aréola; es la zona donde crecen las espinas, o cierta lanosidad.

 

Plantas de cactus

Características de los cactus

Los cactus presentan algunas modificaciones morfológicas que les permiten vivir en condiciones adversas, y que influyen sobre todo en la apariencia de sus hojas y tallos.

Hojas

Las hojas de los cactus, se reducen a espinas o pelillos de una gran variedad de formas y colores. Sus funciones son diversas: Protección contra los animales hervívoros, actuar como pantalla contra los rayos solares, disminuir la superficie de evapotranspiración, captar el agua del rocío por condensación.

Tallos

Las medidas de los tallos en los cactus son muy variables, y las formas geométricas muy acusadas (columnares y ovoidales). Disponen de engrosamientos verticales o costillas, lo que les permite realizar dilataciones o contracciones por admisión o pérdida de agua.

Tipos de cactus

Por su evolución, localización y forma de los tallos, los cactus se clasifican de la siguiente forma:

Primitivos

Poseen hojas similares a las de las plantas normales, pero acompañadas de fuertes espinas . Generalmente son arbustos trepadores de llamativas flores como las de las pereskia. Requieren suelos sueltos y ricos, riegos más frecuentes que los otros tipos de cactus, exposiciones semisombreadas, y temperaturas no inferiores a 10 ºC en invierno.

Chumberas

Pueden presentar tallos cilíndricos o con formas de raqueta de tenis (cuyas espinas son muy finas) que dan lugar a hojas, flores, o frutos; algunos de ellos comestibles como el higo chumbo.

Las chumberas pueden soportar temperaturas inferiores a 10 ºC , pero en este caso el sustrato debe estar completamente seco.

Tropicales

Suelen vivir como epífitas; es decir, produciendo raíces aéreas para sujetarse y crecer sobre otras plantas. Tienen tallos largos, delgados y segmentados. Son los ejemplares con las flores más grandes y atractivas del género, por lo que se les suele llamar cactus-orquídeas, como la Pluma de Santa Teresa o el cactus de navidad. Necesitan temperaturas suaves, mucha humedad, suelos ricos, y protección contra el sol.

Columnares

Sus tallos tienen forma de columna. Poseen bellísimas flores, y las de mayor tamaño aparecen durante la noche y mueren por la mañana, como el caso de los equinopsis. Su crecimiento es lento y son muy resistentes. Necesitan buenos aportes de gua y abonados durante los meses más cálidos, cuando florecen. Se aconseja disminuir los riegos al final de la floración, y suprimirlos completamente al comenzar el frío.

Globulares

Se clasifican según su origen geográfico:
Centroamérica y Norteamérica.

Su tallo, a veces de gran diámetro, se presenta acostillado y cubierto de espinas, o con numerosas protuberancias dispuestas en forma de hélice. Las flores aparecen siempre de día, y en la parte alta de la planta. Un ejemplo es el asiento de suegra.

América del sur

Son de tamaño reducido y se distinguen por la belleza de sus pequeñas y numerosas flores, que pueden aparecer en cualquier parte de la planta, como las rebutías.

Cómo cultivar con éxito un cactus

El éxito en el cultivo de los cactus; especialmente si deseas que tengan un buen florecimiento, es que se les brinde esas condiciones de frescor y sequedad que necesitan durante su período de latencia. Son plantas que prácticamente no requieren de riegos ni humedad, por lo que son bastantes prácticas en cuidados. Tienen una extraña belleza; puedes escoger desde los más extravagantes y exóticos, hasta los más bonitos y discretos. Alguno de éstos son:

Crassula argéntea

Kalanchoe blosfeldiana

Rebutia

Aporocactus flagelliformis (cola de mico)

Plantas cactus

Plantas acuáticas

El agua es siempre un elemento indispensable en los seres vivos. Los jardines no escapan a esta tendencia. Las plantas acuáticas que podemos tener en nuestros jardines, que también están en estado silvestre, son especies que están capacitadas fisiológicamente para vivir bajo la superficie del agua o en ambientes de excesivas humedades. Las plantas acuáticas con hojas que flotan sobre la superficie del agua, adoptan formas redondeadas y disponen de unas cavidades llenas de gas, que les da flotabilidad.

Las que viven sumergidas poseen hojas largas y estrechas para resistir la corriente. La mayoría tienen flores que surgen sobre los tallos por encima de la superficie del agua.

Existe una excepción, que son los nenúfares, ya que sus flores son flotantes. Las semillas se dispersan por medio del elemento líquido. Aunque también es habitual que la planta se divida o segregue una parte de su cuerpo para formar un nuevo ejemplar autónomo.

Algunas se hunden en el fondo del estanque para pasar el invierno; otros, como los nenúfares,  desprenden su follaje y acumulan alimento en su rizoma, y otras producen unos estolones que se van al fondo, donde permanecen en estado latente hasta la primavera siguiente.

Plantas acuáticas

Clasificación

Plantas de follaje sumergido

También conocidas como oxigenadoras, son especies cuyas hojas y raíces se desarrollan bajo el agua. Algunas pueden estar enraizadas en el suelo, y otras se encuentran a merced de la corriente. Su follaje suele ser muy fino, dividido y denso. En esta categoría se encuentran las especies: Filigrana, violeta de agua, elodera, espiga de agua, ceratófila. Crecen muy rápidamente, y necesitan una lámina de agua de 40 cm como mínimo para no afectar su profundidad.

Cuidados

Son plantas muy rústicas, cuyo tratamiento se limita a controlar su desarrollo en el interior del estanque.

Plantas de follaje flotante

Sus hojas flotan sobre la superficie del agua, aunque están unidas al fondo por tallos. Proporcionan gran cantidad de follaje flotante  y , por tanto, son esenciales para crear un área de sombra bajo la superficie del agua. Están dentro de esta clasificación las especies: nenúfar, espino acuático, ninfoides y loto.

Los rizomas se colocan verticalmente en recipientes con buena tierra de jardín, dejando que asomen los brotes por encima de la superficie del sustrato.

Se recomienda limitar el desarrollo del follaje de los nenúfares durante el período previo a la floración (primavera), ya que se favorece la formación de un mayor número de flores. Requiere poca atención. Al llegar la primavera se ponen directamente sobre la superficie del agua . En zonas de heladas muy fuertes, conviene sacarlas en octubre y trasladarlas a un lugar fresco y oscuro dentro de un recipiente con agua

Plantas flotantes

Son plantas cuyo follaje y raíces flotan en la superficie del agua. Ejemplo de éstas son: La lenteja de agua, helecho acuático, Jacinto de agua, castaña de agua, lechuga de agua. Se desarrollan con gran rapidez, por lo que ha de reducirse periódicamente su número.

Cuidados

Requieren poca atención. Al llegar la primavera, se colocan directamente sobre la superficie del agua.

Plantas de follaje emergente

También conocidas como palustres, son plantas que crecen en aguas poco profundas, con el pie y las raíces sumergidos, manteniendo el follaje de la planta fuera del agua. Posee un sistema radical muy extendido, que les asegura un eficaz anclaje en suelos inestables. Algunas de éstas son: La Jotuinia, lirio español, cálamo aromático, paragüitas, cala, lirio español y espadaña.

Cuidados

Al terminar la floración, conviene eliminar las hojas muertas.

Plantas de rivera

Viven en suelos permanentemente húmedos, pero no encharcados. Algunos de estos son: Azucena de agua, astilbe, cala, gunera, hermosa, primavera. Generalmente se sitúan en las zonas más próximas al límite del estanque.

Cuidados

Prácticamente no requiere de cuidados

Plagas y enfermedades

Entre las afecciones más habituales se encuentran las siguientes:

Pulgón del nenúfar

En este caso se recomienda pulverizar las plantas con agua a presión para que el pulgón caiga al agua y pueda ser depredado por insectos u otros.

Podredumbre de las raíces

No se conoce remedio, por lo que se debe eliminar la planta y el sustrato donde éste crece

Hongo rojo

Visible sobre todo en las hojas de los lirios. Forma una especie de costra de color óxido, que se trata con fungicidas.

Plantas trepadoras

Las trepadoras son un grupo de plantas, de las cuales existe un buen número de ornamentales, cuyos tallos no tienen la suficiente fuerza para sostenerse solos, por lo que han desarrollado la facultad de trepar para tener más acceso a la luz solar, sobre todo en zonas tropicales. Debido a la capacidad de crecer sobre pilares y muros, las trepadoras constituyen un elemento que se hace imprescindible en tu jardín. Todas las trepadoras deberán tener un buen abonado a partir de la primavera. Excepto la capuchina, ya que esta especie mejora su floración en suelos pobres.

Tipos de plantas trepadoras

Gracias a las modificaciones morfológicas desarrolladas en este tipo de plantas, se clasifican en distintos grupos.

Enredaderas

La mayoría de las enredaderas se enrollan en el sentido contrario de las agujas del reloj. Esta circunstancia tan curiosa, hasta el momento no tiene explicación científica. Algunas especies de éstas son: El jazmín chino y la glicina. Uno de los usos decorativos de la glicina es utilizarla como cobertura de una verja.  Una característica muy particular de las enredaderas, que podemos mencionar es que gracias a sus volubles tallos, se desarrollan alrededor de un soporte vertical.

Adhesivas

Las trepadoras de este tipo se adhieren a las superficies en busca de luz, con la ayuda de sus raíces aéreas con las que se sujetan. Son idóneas para cubrir muros grandes, como en el caso de la hiedra. Ésta última trepa sujetándose con unas raíces que les salen del tallo.

Dentro de este grupo, no tan numeroso se encuentran también aquellas cuyos tallos producen brotes tipo ventosas, como el caso de la hiedra japonesa.

Con zarcillos

Son plantas con órganos prensiles que se desarrollan mejor sobre estructuras o soportes en disposición horizontal, en este grupo se incluyen los climátides y las parras o vitis.

Con espinas

Tiene modificaciones en las hojas o en la prolongación de los tallos, en donde aparecen espinas, generalmente curvadas hacia abajo, a veces de consistencia leñosa, con las cuales se sujeta de las estructuras que la sostienen, de otras especies vegetales. La bouganvillea es una trepadora con espinas, leñosa, de la familia de las Nyctaginaceae, que puede adaptarse al cultivo en macetas.

Selección de las trepadoras y sus soportes

Antes de adquirir tus plantas trepadoras es muy importante saber qué forma de fijación requieren, ya que éstas siempre deben ir acompañadas de un d tipo de soporte determinado.

Muros

Aunque la creencia es que las plantas trepadoras afectan a las estructuras, esto no es cierto, todo lo contrario, ya que en ocasiones éstas plantas evitan que las estructuras que las soportan, se mojen, como es el caso de las especies de hojas perennes. Y en zonas calurosas, estas plantas dan frescura. Aún así, en los techados y canales de desagüe, es importante controlar periódicamente el crecimiento de estas plantas.

Celosía

Esta estructura arquitectónica decorativa debe ir fijada al suelo, ya que la planta sobre ella, implica un aumento del peso que puede comprometer la estabilidad de esta estructura.

Emparrados y pérgolas

Estas estructuras son abiertas y soportadas por columnas o pilares; que generalmente son de hierro. Están dotadas de un sistema de alambres que crea en el techo un entramado sobre el que se desarrollan las trepadoras.

Pilares y columnas

Son unas estructuras verticales que deben ir ancladas al suelo

Usos de las plantas trepadoras

Las plantas trepadoras son un transición interesante entre la casa y el jardín , que se expanden cubriendo los muros, verjas, porches, y barandillas.

Las especies de hojas perennes pueden funcionar a su vez como una excelente cortina o pantalla que dan privacidad y representan un magnífico fondo para el resto de las planta del jardín. En este último caso, la distancia entre plantas debe ser desde dos o tres metros entre plantas.

Si cubren pérgolas, emparrados o pabellones, pueden formar isletas de frescor y sombras. Por esto resultan idóneas e los áticos y terrazas, ya que ocupan un espacio mínimo.

Muchas de las trepadoras admiten su cultivo en macetas, por lo que pueden tenerse dentro de la casa.

Existen rosales que pueden utilizarse como trepadoras, ya que se pueden mantener fijas sobre la estructura a la que se atan.

Cuidados de las plantas trepadoras

Los requerimientos de las plantas trepadoras son muy similares a las de los arbustos, por esto se les suele incluir en este grupo. Al plantar una de estas especies, se aconseja reducir su guía principal en una cuarta parte para favorecer a ramificación desde la base y poder tener un arbusto más frondoso o tupido.

Cuando crezcan demasiado, excediéndose de su espacio, bastará con podarlas. El sustrato adecuado para la mayoría de las trepadoras será uno con un pH neutro. Excepto con las climátides, que prefieren suelos calizos.

Las que poseen mucha floración, sólo podrá crecer con éxito a pleno sol, mientras que las de follaje ornamental prefieren ambientes de sombra. Por otra parte, te aconsejamos guiar a la trepadoras desde sus inicios, con recortes periódicos.

Plantas venenosas

Las plantas venenosas, también llamadas tóxicas, son aquellas plantas que poseen compuestos tóxicos que implican riesgos a la salud, tanto de seres humanos como de animales. Existen muchas especies de este tipo. Te traemos a continuación las más comunes:

Toxicodendron radicans (hiedra venenosa)

La hiedra venenosa, que hasta ha tenido participación en películas, es una planta de la familia de las Anacardiaceae, y de nombre científico Toxicodendron radicans, es un tipo de trepadora muy conocida por su efecto irritante en la piel; ocasionado por un aceite contenido en ésta y otras especies de la familia de las Anacardiaceae, llamado Urushiol, pero muy especialmente en el género Toxicodendron.

También se han reportado intoxicaciones por esta planta, con síntomas de somnolencia, convulsiones con altas temperaturas corporales, dolores de cabeza intensos y trastornos digestivos. Estos efectos pueden ser producidos al ingerir sus hojas, bien sea en forma de infusión o secas.

Conium maculatum (Cicuta)

Esta planta perteneciente a la familia de las Apiáceae,contiene alcaloides como glucósidos cumarínicos y flavónicos, coniceína y coniína; esta última, neurotoxina inhibidora en el funcionamiento del sistema nervioso central. Su alcaloide más activo es la cicutina, la cual tiene efectos sobre  placas neuromotrices y bulbos. 500 mg son suficientes para causar un efecto letal. Otros alcaloides menos peligrosos contenidos en esta planta son la conhidrina, metilconicina, y cicutoxina.

Artemisia absinthium (Ajenjo)

También conocida como hierba santa o hierba amarga , esta planta pertenece a la familia de las asteráceae, y es empleada también como planta medicinal. Sus propiedades medicinales digestivas se deben a la absintina; un aceite esencial de esta especie, el cual contiene tuyona, de acción amenagoga, y vermífuga, pero en altas dosis, perjudicial. También contiene taninos, y sales minerales.

Zantedeschia aethiopica (Cala)

Esta hermosa planta ornamental,  de la familia de las Araceae es tóxica en su totalidad; es decir, que el efecto de toxicidad se puede encontrar en cualquiera de sus órganos. Contiene compuestos de oxalato de calcio, alcaloides, saponinas, y heterósidos cianogenéticos. Su savia es sumamente irritante. Puede provocar síntomas clínicos, tanto locales como generales; tales como irritación de la mucosa bucal, labios, y piel en general. Y generales como somnolencia, diarrea, vómitos, midriasis, coma, y muerte.

Atropa belladonna (belladona)

Esta planta de la familia de las Solanaceae, contiene alcaloides como la escopolamina, la hiosciamina, y la atropina, derivadas del tropano, lo cual la hace una planta altamente venenosa capaz de ocasionar la muerte. Las dosis tóxicas se manifiestan con alucinaciones y delirios.

Aunque es utilizada en la medicina, como midriático (oftalmología), y también tiene aplicaciones antiespasmódicas, anticolinérgicas, y antiasmáticas. Adecuadamente utilizada en neumología es efectiva en problemas de espasmos bronquiales, aunque puede escasear las secreciones.

Los extractos de belladona se han empleado como tratamiento en la enfermedad de Parkinson, así como también de los síndromes  parkinsonianos, siendo relativamente exitoso. Esta planta también es empleada en gastroenterología en bajas dosis como neuroregulador intestinal, en casos de colitis ulcerosa y colon irritable. También sirve como anestesiante o analgésico.

Ruta graveolens (Ruda)

También es una planta ornamental por sus hojas azuladas. También se utiliza como pl​anta aromática y medicinal. Pero es necesario tener máxima precaución debido a su contenido de aceite esencial derivado de la cumarina, flavonglucósidos rutina, y  alacaloides.

Hyoscyamus niger (hierba loca)

En bajas dosis puede ser fatal y tóxica, incluso en animales. En esta planta se han encontrado alcaloides tropanos como escopolamina e Hiosciamina, en semillas y follaje de esta planta. Puede ocasionar alucinaciones, inquietud, dilatación de pupilas, Ataxia, hiperpirexia, taquicardia, vómito, hipertensión, y convulsiones.

Rhododendron (Rododendro)

Es una planta perteneciente a la familia de las ericaceae. Todos los ejemplares de este género contienen una toxina llamada Grayanotoxina en el néctar y polen de la flor, por lo que la miel de estas plantas es muy venenosa. Para los caballos son sumamente venenosas, especialmente las hojas.

La muerte en algunos animales puede ocurrir pocas horas después de ingerir las plantas. Es necesario disponer de un buen forraje para que éstas no constituyan una opción para los animales.

Ricinus communis (Ricino)

La ingestión de las semillas de esta especie pueden producir gastroenteritis severa con deshidratación. También puede comprometer el riñón y e hígado.

Aleurites moluccanus (Nuez de la india)

También conocida como kokui o árbol candil, es una planta originaria del sur de Asia. La semilla de su fruto es un purgante muy peligroso. Contiene diterpenos tóxicos, que tienen agudos efectos laxantes. Su ingesta produce irritación en el estómago, seguida de náuseas con vómito y diarrea.

Produce dermatitis con el sólo contacto con la piel. Es una planta de muy alto riesgo, ya que produce reducción de potasio a nivel sanguíneo, ocasionando alteraciones cardíacas y debilidad muscular que potencialmente resultan fatales.

Especialistas en la materia aseguran que puede llevar a la muerte luego de síntomas como arritmias, diarrea, descompensaciones e infartos.  No tiene indicaciones terapeutas aceptadas. Aún así, se ofrece en el mercado negro como un producto casi milagroso para adelgazar, ya que sus propiedades laxantes producen la pérdida de peso.

Plantas alimenticias que también pueden resultar tóxicas

Solanum Lycopersicum (Tomate)

En las hojas  contiene alcaloides venenosos que pueden ocasionar exitabilidad nerviosa y trastornos digestivos

Rheum rhaponticum (Ruibardo)

El follaje (no incluyendo el peciolo), contiene ácido oxálico, que puede ocasionar convulsiones y desórdenes renales. Suele emplearse la raíz como purgante, caso en el que es baja su actividad tóxica.

Phaseolus lunatus (frijol)

Los frijoles contienen cantidades tóxicas de Linamarina; toxina derivada de los metabolitos secundarios de la especie, como mecanismo de defensa. La linamarina es igualmente un glicósido cianogénico.

Myristica (Nuez moscada)

La miristicina, compuesto activo de esta especie, es un éter derivado de la hidroquinona. Se halla en menores proporciones en  perejil (Petroselinum crispum) y el eneldo (Anethum graveolens). Dosis excesivas de nuez moscada puede ocasionar una intoxicación clínica, con síntomas de ansiedad, alucinaciones, vómitos, y comportamiento irracional.

Prunus cerasus (cerezo)

Las semillas y las hojas contienen glicósidos cianogénicos.

Manihot esculenta (Yuca, mandioca o cassava)

Compuestos cianogénicos presentes en esta, como la linamarina, presente en la raíz, la hace venenosa. La sub especie manihot alpi, contiene altas concentraciones de compuestos venenosos; aunque al hervirla, éstos desaparecen.

Malus domestica (Manzana)

Sus semillas contienen glicósidos cianogénicos. Si se ingiere la cantidad suficientes de semillas, se puede llegar a una dosis letal. Al menos en la mayoría de las especies, la cantidad de semillas de sólo una fruta no representan una dosis letal.

Prunus dulcis (Almendra)

En ocasiones experimenta una reacción enzimática, produciendo benzaldehído, que a su vez produce ácido cianhídrico; compuestos de alta toxicidad.

Solanum tuberosum (papa)

Tanto tubérculos como follaje pueden contener un glicoalcaloide llamado solanina; el cual se activa al contacto con la luz solar. Por lo que se aconseja no comer los tubérculos cuando estén parcial o totalmente verdes, ya que ésto es un indicio de que los rayos solares hicieron su contacto. La intoxicación por solanina se manifiesta con síntomas de nerviosismo, severos trastornos digestivos

Plantas carnívoras

Las plantas carnívoras, también son conocidas como insectívoras, ya que los insectos están entre los animales que éstas plantas consumen para satisfacer sus necesidades nutricionales. También otros animales como los protozoos y los artrópodos, forman parte de su menú. Poseen estructuras especializadas en la captura de sus presas; y dependiendo de sus distintos mecanismos de captura, se clasifican. Es importante mencionar que estas plantas crecen generalmente en suelos pobres en nitrógeno; tales como los farallones rocosos y las tierras ácidas pantanosas. En 1875 Charles Darwin escribió el primer tratado sobre estas especies de plantas.

Se tiene la creencia que en estas plantas, el hábito carnívoro ha evolucionado en al menos 11 secuencias de especies separadas, representadas por más de 12 géneros en cinco familias

Éstas plantas, incluyen un aproximado de 630 especies. Tienen mecanismos para atraer y atrapar a sus presas; producen enzimas o están provistas de bacterias digestivas, y absorben los nutrientes de sus presas. Adicionalmente más de 200 especies protocarnívoras, en distintos géneros, muestran algunas de estas características, pero no todas.

Pinzas

Este mecanismo lo podemos observar en Dionaea muscipula, junto con Aldrovanda vesiculosa. Únicamente estas dos especies tienen este mecanismo. El pequeño animal es atraído por el néctar de esta planta. Al posarse la presa sobre la hoja, y al rozar al menos dos de los cilios detectores en un lapso de tiempo de tiempo de al menos cinco segundos, se cierra de manera automática. Las espinas de los bordes evitan el escape de la presa. Ésta, una vez dentro se mueve, y al hacerlo, estimula la secreción de  jugos digestivos para que la planta pueda desintegrar su presa; proceso que dura varios días. Una vez digerida la presa, ocurre la abscisión de la hoja, y comienza la formación de una hoja nueva, para seguir cumpliendo con esta función.

Pelos pegajosos

Este es el mecanismo usado por Pinguicola, Byblis, Drosera, y Drosophyllum, entre otras. Drosera está provista de hojas en rosetas pegadas al suelo, las cuales segregan un viscoso fluido con un olor parecido al de la miel. Cuando se posa un insecto sobre la hoja queda atrapado en estos pelos pegajosos, la planta dobla sus tentáculos hasta cerrarlos por completo. Para volver a cerrar sus tentáculos puede tardar desde apenas un minuto, hasta varias horas. Luego, para que vuelvan a abrir por completo pueden pasar de siete a catorce días.

Trampas de caída

Es el mecanismo de captura que utilizan los géneros Cephalotus, Nepenthes, Darlingtonia, Heliamphora, y Sarracenia, Brocchinia reducta. Estas plantas se conocen también como las plantas odre. Las trampas de estas plantas tienen forma de copa o jarrón, y en el fondo tienen un líquido acuoso, en el que los insectos se ahogan. Las presas son atraídas por los aromas producidos en los bordes de las trampas y cuando éstas se posan, resbalan y caen dentro, una vez dentro se ahogan , y las plantas los digiere.

En géneros como Nepenthes, estas trampas tienen especies de tapaderas que fungen como sombrillas, evitando de esta forma que el agua que cae de la lluvia las llene por completo. En otras especies el mecanismo de captura actúa de otra forma: Darlingtonia califórnica no atrapa el agua en su jarra, sino que la regula a través del bombeo desde las raíces, y expulsándola cuando lo requiere.

Las células que absorben los alimentos son idénticas a las raíces del suelo, haciendo un trabajo conjunto con las bacterias simbióticas, por lo que sus hojas no producen enzimas digestivas. Su mecanismo de captura es similar al de Sarracenia psittacina, en el cual la presa atraída por el néctar se confunde con “salidas falsas” que harán que el animal baje más, hasta que se agote y caiga en el líquido.

Trampas mecánicas

Sólo el género Utricularia posee este mecanismo y es considerado el más rápido y complejo de estas especies carnívoras. Estas plantas acuáticas poseen trampas en cada tallo, las cuales se asimilan a diminutos globos. En cada trampa hay una trampilla pequeña que suele estar cerrada.

La planta bombea hacia su exterior una parte del agua, para que la presión en el interior sea menor que en el exterior. Si algún insecto u otro animal nada muy cerca de la trampa, roza algunas de las celdas  que están pegadas a la trampilla.

La trampilla se abre y en consecuencia la trampa absorbe agua arrastrando a su presa hacia dentro. Posteriormente la trampilla se cierra. Cuando la planta ya ha digerido al animal vuelve a preparar la trampa para una nueva captura.

Trampas de langosta

Este mecanismo de captura es exclusivo del género Genlisea violaceae, que son las especialistas en cazar protozoos, a los cuales atraen químicamente. Las hojas en forma de Y le permite la entrada a la presa, pero no la salida. Los pelos que apuntan al interior, obligan a la presa a moverse en una dirección específica. La presa entra a una especie de espiral que las bobinas que rodean los brazos superiores de la Y, se ve forzada a moverse hacia uno de los estómagos en el brazo superior de la Y, en donde es digerida.

Se cree que el movimiento de la presa puede ser provocado por el movimiento del agua a través de la trampa. Cuando estas plantas se crecen en su ambiente natural, pueden alcanzar magnitudes comparables con la palma de la mano de una persona adulta. Se han encontrado roedores pequeños dentro de estas trampas, pero que no han sido digeridos por éstas; y se cree que han caído allí sólo accidentalmente.

Combinación de las trampas

Drosera glanduligera es una especie que tiene la capacidad de combinar los mecanismos de trampas de pelos pegajosos con el de pinzas. La primera es común en las otras Droceras.

Árboles y arbustos

Coníferas, pinos y abetos

Las coníferas son plantas muy primitivas, y extremadamente duras. Se rigen como piedra angular dentro del grupo de los árboles. Tienen la ventaja de adaptarse bien a todo tipo de jardines. Su zona principal de distribución está en las montañas del hemisferio norte. En su gran mayoría son árboles; raramente arbustos, con un único tronco y numerosas ramas estratificadas en pisos, a lo que deben ese típico aspecto piramidal, como por ejemplo el abeto navideño. También existen formas globosas como la del enebro y columnares como la del ciprés. Una propiedad de esta especie es que contienen compuestos resinosos de tradicional uso industrial.

Plantas de pino

Las hojas de las coníferas

Las hojas de las coníferas poseen una consistencia  dura, son pequeñas, numerosas, a veces sésiles; y bien adaptadas a resistir condiciones climáticas adversas. Las coníferas son especies que presentan tipos de hojas distintas: acicular (en forma de aguja, como las del pino), o escamiforme (en forma de escama como las del ciprés). La mayoría son de hoja perenne, aunque existen tres excepciones: los géneros Metasequoia, Taxodium, y Lánix. La duración de las hojas está entre los tres y cinco años.

Las flores

Sus flores son diminutas, desnudas (sin sus pétalos, ni los habituales órganos de la flor)  y numerosas. Por lo que no tienen importancia comercial.

Los frutos

Generalmente tienen forma de cono leñoso como los del ciprés y el pino, a los que deben el nombre de coníferas.

Frutos de plantas de pino

La raíz

Las raíces son pivotantes. Es decir, que poseen una raíz principal predominante, profunda, que hace posible y el desarrollo de la altura del árbol.

Consejos sobre su plantación

Si tienes una conífera en tu casa, te recomendamos hacer una labor de escarda alrededor del pie del árbol periódicamente, para, de esta forma, airear el terreno y quitar cualquier tipo de maleza que absorben agua y nutrientes de la planta.

Si tu jardín está expuesto a fuertes vientos, o expuesto a desconocidos, lo ideal sería es plantar un seto para que funja como cortaviento o para dar menos visión del jardín. En este sentido, si deseas una especie de rápido desarrollo, te aconsejamos el ciprés de Leyland, que puede alcanzar una altura de hasta 1,20 m por año. Debido al desarrollo que puede alcanzar este ciprés, la distancia de plantación mínima que debe guardarse entre árboles debe ser de 80 cm. En pocos años puedes lograr un seto bien desarrollado, que sirva de “muralla” y cortina rompe vientos en tu jardín. Y con la gran ventaja de que apenas necesitará una o dos podas al final del verano.

La mayoría de las coníferas requieren de suelos ricos en materia orgánica y profundos. Con respecto a la luz, la gran mayoría requiere de luz solar para su óptimo desarrollo. En cuanto a temperaturas bajas, en general, estás especies son resistentes al frío, menos las especies procedentes del hemisferio sur.

Los Bonsáis un tipo muy especial de plantas

Los bonsáis son árboles en miniatura o enanos. El arte de crear un bonsái, es una práctica que se atribuye a los japoneses. Sin embargo, sus orígenes provienen de China. Fueron los chinos que desarrollaron muchas de las técnicas de creación y mantenimiento de árboles bonsái, luego las compartieron con los japoneses, hace aproximadamente 500 años. Los japoneses practicaron y dominaron estas técnicas  y las introdujeron a la cultura occidental.

Al principio, los árboles destinados para la creación de bonsáis, eran recolectados en áreas silvestres, y a menudo procedían de lugares de difícil acceso o peligrosos, como montañas muy altas y acantilados escarpados. Incluso se llegó a construir invernaderos en estas zonas, con la finalidad de ayudar a los árboles en la aclimatación, antes de ser trasplantados en sus futuras macetas ornamentales. La mayoría de los bonsáis, hoy en día no son recolectados, sino creados a partir de una semilla, injertos, u otro material de propagación.

Plantas de bonsáis

La alimentación y el regado

Los Bonsáis no son plantas domésticas especialmente cultivadas, para requerir poco agua, sin importar que las macetas se secan rápidamente, especialmente por la acción del viento. Las especies necesitarán tanta agua como lo harían como si estuviesen plantados en un bosque, y dado que algunas especies necesitarán más agua que otras, en consecuencia habrá que regarlas con mayor frecuencia. La forma y la profundidad del recipiente también determinarán la cantidad de agua requerida, pues mientras más grande sea el área de la superficie en en relación a la cantidad de abono contenida, más rápido se secará.

La mayoría de los Bonsáis necesitan agua por lo menos una vez al día durante el verano, y algunos hasta dos, excepto en climas húmedos. Los árboles con troncos robustos y raíces sobresalientes, terminarán la gran parte del espacio en la maceta , mientras que para el abono se dejará uno ,muy reducido; en estos casos debe regarse incluso más de dos veces al día.

Las técnicas de forma y diseño de un bonsái

Existen muchas técnicas que pueden utilizarse para modelar un bonsái. La más importante de éstas es el uso de alambre de cobre o aluminio, el alambrado es necesario para mantener incluso a bonsáis de más edad, y muchas veces por ejemplo podrá encontrarse un pino de otra calidad, exhibiendo una gran cantidad de alambre. Si éste es el caso, el alambre no debe obstaculizar de ningún modo al árbol ni tampoco debe verse en el tronco.

Muchos de los efectos de madera muerta en el bonsái, son hechos por el hombre, y en algunos casos horas de tallado con herramientas o equipo especial, son invertidas para aumentar la ilusión de la edad y para crear efectos artísticos fantásticos.

Algunas especies de bonsáis

Abies Koreana ( Abeto)

Acer palmatum linearlobum

Berberis Thunbergii atropurpurea

Betula verrucosa  (Abedul plateado de Europa)

Buxus sínica

Carpinus turczaninovii

Las palmas

En realidad, el éxito de las palmas (también llamadas palmeras), se debe a que son plantas que requieren pocos cuidados. El riego debe darse en pocas cantidades y con agua fresca. Se recomienda estar atentos con la aparición de alguna plaga, como la cochinilla harinosa, ya que afecta su aspecto, vigor y desarrollo. . Un factor que expone a esta planta a un ataque de cochinilla es el aportar fertilizantes con riegos insuficientes, ya que esto debilita la planta, haciéndola más vulnerable al ataque de plagas. Algunos tipos de palmas de interior son las siguientes:

Yucca Elephantipes (yuca de interior)

La yuca ornamental Elephantipes, es un bello arbusto que no tolera bajas temperaturas excesivas , y es resistente a la sequía. Tiene un tallo erguido y grueso; además, hojas rígidas y resistentes, de color verde.

Plantas de yuca ornamental

Chrysalidocarpus Lutescens (Areca o palmera amarilla)

La Areca es una palma esbelta de aproximadamente dos metros de altura. Se le conoce también como palmera amarilla, ya que sus peciolos poseen una coloración característica amarillo-verdosa. De la misma planta salen varios tallos tipos cañas. Es originaria de Madagascar, donde sí alcanza grandes alturas, pero ha demostrado una gran adaptación en crecimiento como planta de interiores.

Yuca variegada

Drágena margitana

La kentia

Chamaedorea

Árboles frutales

Los árboles frutales suelen adaptarse a diversos tipos de terrenos, temperaturas, riegos, y ciertas condiciones adversas, por su rusticidad. Existen muchas que se originaron de un injerto. Lo que les da una mayor resistencia.

Plantas frutales

 

Clasificación

Podemos comenzar clasificando a los árboles frutales por su tipo de fruto. A la hora de seleccionar un frutal para su producción o simplemente siembra o plantación, hay que tomar en cuenta, no solamente el tipo de fruto que se obtendrá, sino las necesidades o requerimientos de la especie que se desea plantar o sembrar, y compararlas con las condiciones disponibles en el área donde permanecerá.

Clima

Donde exista riesgo de heladas de primavera se deben elegir variedades de flor tardía. Algunas especies como el platanero, el mango, el aguacate, y el guayabo del brasil,  deben ser plantados en zonas cálidas. Con respecto al viento, ‘este es muy perjudicial para los frutales, por lo que deben ser protejidos con un muro o una pantalla de árboles.

Luz solar

En general, los árboles frutales necesitan amplia exposición a la luz solar para poder tener un buen desarrollo de sus frutos y flores. Hay algunas excepciones a esta regla, que son los de clima húmedo como el avellano, el grosellero, y e kiwi.

Suelos

Los suelos ideales para la plantación de frutales son los profundos y sueltos. Los árboles frutales son especies que llegan a desarrollar grandes raíces, por lo que éstas necesitarán suficiente espacio. También deben ser suelos sueltos y ricos en materia orgánica. En caso de condiciones desfavorables, se pueden hacer enmiendas a base de estiércol y arena.

Los suelos con porcentajes de cal mayores a 10%, no son aconsejables para la plantación de frutales, más aún en el caso del peral y melocotonero El kiwi, el aguacate y los cítricos, tampoco toleran la cal. Sin embrago, algunas especies de frutales son más tolerantes a este tipo de suelos, como por ejemplo el membrillero, el almendro, el olivo, el ciruelo, y el cerezo.

Las tierras arcillosas tampoco son recomendables para estas especies, debido a su alta capacidad de retener humedad. Especies como el albaricoque, el aguacate, el nectarino, los cítricos ni el melocotonero, toleran excesos de humedad. Las especies propicias para estas condiciones son el caqui y el nogal.

Cuidados de los frutales

Los frutales exigen relativamente pocos cuidados para tener mayor y mejor productividad. Pero estas especies no sólo se utilizan para la obtención de su fruto, sino que existen especies que pueden utilizarse como ornamentales en tu jardín. Por su gran variedad, se pueden encontrar con diferentes formas y tamaños, y algunas otras con espectaculares flores. Estamos conscientes de que cada especie tiene sus requerimientos específicos, pero aún así queremos darte unos tips  generalizados que te puede ser de mucha utilidad.

Riegos

Los frutales, una vez plantados, se deben regar lo suficiente. Por nada, debe faltarles el agua el primer año. En los posteriores años se pueden ir reduciendo los riegos.

Cavas

Las cavas deben realizarse durante la primavera, más que todo en verano para eliminar las malas hierbas, facilitar el recogido de agua, y airear el suelo. Lo idóneo es remover una superficie que se corresponda con la proyección de la sombra de la copa del árbol en el suelo.

Abonados

En los primeros años, al inicio de la primavera, se debe proveer a la planta abonos ricos en nitrógeno, con la finalidad de estimular un mejor desarrollo de las ramas. El fósforo y el potasio son necesarios para el desarrollo de flores y frutos, respectivamente. También te aconsejamos, en los inviernos incorporar una capa de estiércol y mezclarlo con el terreno, evitando que entre en contacto con la planta.

Poda

En los frutales ornamentales se deben realizar podas de aclareo y limpieza. Las especies destinadas a la producción de frutos, necesitan podas específicas en invierno, cuando el árbol ha perdido las hojas. También se les puede hacer ligeras podas en verano, eliminando las ramas que no producen frutos. Se debe tener cuidado al realizar esta labor, ya que se debe diferenciar las yemas de hoja de las yemas de flor.

Las yemas de flor suelen estar más hinchadas, mientras que las de hojas son más estrechas y alargadas. No deben dejarse demasiadas yemas de flor en cada rama, debido a que un exceso de flores supone una disminución en la calidad del fruto.

La Poda de plantas

La Poda de las plantas o árboles es una práctica que consiste en hacer recortes en la arquitectura de ésta, para mejorar en ella, uno o varios aspectos. Tales como: Obtener formas deseadas de la planta, mejorar su desarrollo, incrementar el rendimiento del fruto; entre otras. Por ejemplo en urbanismos se realizaría con la finalidad de prevenir caída de hojas  y controlar el desarrollo de ramas, cuya ubicación interfiera en el espacio de los bienes y propiedades urbanas.

Esta técnica trae muchos beneficios a las plantas, pero muchas veces es practicada de forma inadecuada, produciendo efectos contrarios. Tales daños pueden ser pudriciones de la madera, que reducen la vida de los árboles; o también talas muy radicales que comprometen el desarrollo y supervivencia de la planta.  Dependerá del tipo de árbol y la finalidad que se persiga con esta práctica, la poda a realizar. Te describimos a continuación, algunos tipos de podas que podrías emplear a tus plantas.

Tipos de poda

La poda no debe realizarse sin un previo conocimiento técnico. Es importante conocer los diferentes tipos de poda que existen y cómo realizarlas. Ya que una aplicación errónea de esta práctica puede afectar el desarrollo de tus plantas, como mencionamos anteriormente; y en algunos casos, las puede afectar de forma irreparable. Los diferentes tipos de poda depende la necesidad de las circunstancias. De forma general, los tres tipos de poda que existen son: Poda de mantenimiento, poda de formación, y poda de renovación o rehabilitación.

La poda de formación

La finalidad de la poda de formación puede ser diversa. Como su nombre lo indica, se aplica en casos que se quiera dar formas específicas al árbol o arbusto. Por ejemplo, un árbol destinado a proporcionar sombra en las aceras de las  calles, deberá tener cierta forma que le permita coexistir  con todos aquellos elementos urbanísticos del ambiente. Este tipo de poda también sirve para lograr ramas más balanceadas y equilibradas. El tipo de poda también va a depender del tipo de propagación de la planta. Por ejemplo, como ocurre en plantas de cacao, que si son plantas provenientes de propagación por semillas, el proceso de poda será diferente de si provienen de propagación por estacas.

Podas para árboles provenientes de semillas

Cuando los árboles provienen de semilla, la poda es más fácil, en el caso de las plantas de cacao. Se espera a que se forme el molinillo u horqueta, dejándole aproximadamente unas tres ramas equidistantes. Algunas veces esta  horqueta se forma en un nivel muy bajo del árbol (menos de 1,5 m sobre el suelo), por lo que al emitir los chupones se dejará el que se considere mejor localizado, el cual formará más arriba la segunda horqueta, conformando la copa definitiva del árbol, por ello se deben eliminar los próximos chupones, evitándose una altura exagerada de la copa. A medida que se forman los pisos superiores, los inferiores van desapareciendo.

Poda para árboles propagados por estacas

Si son plantas propagadas por estacas, la poda debe ser intensiva. El crecimiento de árbol será horizontal; por lo que deben irse podando las ramas que se encuentren muy cercanas al suelo, e ir dejando las que presenten un crecimiento vertical. Se recomienda algunas veces el uso de un tutor, el cual ayudará a un crecimiento más erecto.

La poda de mantenimiento o saneamiento

Este tipo de poda debe realizarse después de la cosecha, en épocas secas, cercanas a la entrada de las lluvias y antes de comenzar el período de floración. Este tipo de poda consiste en eliminar ramas enfermas, secas, entrecruzadas, deformes, plantas parásitas, y chupones. La poda de los chupones se debe hacer frecuente, ya que es más fácil eliminar un chupón joven, recién brotado, que uno leñoso.

Con respecto a la frecuencia de la poda, ésta es difícil de establecer, debido a que depende de la rapidez de crecimiento de la especie, de los hábitos de crecimiento, estado fisiológico (presencia de enfermedades), factores socioeconómicos como disponibilidad y costo de la mano de obra, accesibilidad a la plantación, entre otros. Se recomienda una poda ligera en el interior de la copa con la finalidad de mantener una adecuada aireación.

La poda de rehabilitación o renovación

Se realiza en casos de presentarse las copas y ramas principales dañadas o que el árbol sea muy viejo. Consiste en ejecutar una poda severa a fin de bajar la copa si es que el árbol está en condiciones de seguir produciendo, también se realiza en aquella planta que esté sufriendo un severo ataque de alguna enfermedad, como por ejemplo cáncer del tronco, dejando sólo sanas las ramas. Algunas veces hasta se deja sólo un pedazo de tronco, se espera a que se desarrollen chupones para seleccionar uno basal que pueda sustituir a la planta madre.

Importancia de la poda

Esta práctica es de suma importancia, ya que permitirá una buena formación del árbol y por ende un óptimo desarrollo.

Podas de floración

La poda se realiza en la flor para estimular la floración; es decir la producción de nuevas flores. Por ejemplo en jazmines, lavandas, y coronitas de novia, entre otras podadas intensamente, después de la floración, estimula una profusa floración en la temporada siguiente y el desarrollo de nuevas ramas. Sin embargo esto no debe ser tomado como una regla general, porque por ejemplo, si realizáramos lo mismo sobre un rosal trepador o una Santa Rita, el resultado sería una gran cantidad de “chupones”, en lugar de ramas con crecimiento normal.

No todas las especies se comportan igual

La capacidad de generar raicillas nuevas rápidamente, es lo que determinará cuánto debemos podar. Plantas como las palmeras, por ejemplo, que requieren calor para su trasplante, no necesitan drásticas podas.

Con respecto a los cítricos, su poda no se recomienda, ya que una poda intensa o mal realizada puede provocar lo que se denomina alternancia: un año dará poca fruta y grande y, al siguiente, mucha fruta, y pequeña. Para lograr normalizarlos, se debe eliminar la parte de la fruta en formación, en este último caso.

Debemos tomar siempre en cuenta que estas prácticas de poda dependerán, no sólo del objetivo que se persiga con la poda, sino también de los distintos tipos de especies vegetales. Por ejemplo: Una magnolia, un roble, y un fresno, despertará sus yemas por todo el tronco, aún en plantas longevas. Cedros y cipreces no podrán reponer lo perdido debido a su naturaleza. Las ramas restantes pueden llegar a cubrir el espacio libre, pero nunca desde la regeneración de las yemas en el tallo, ya que no las tienen.

El sustrato para las plantas

En cualquier blog de plantas no puede faltar por nada, el tema de los sustratos, puesto que ellos son el sostén y soporte de éstas, entre otras razones que ya mencionaremos. El sustrato de las plantas se puede definir como una combinación especial de tierras de cultivo, las cuales se combinan para suplir requerimientos de nutrientes, sostén y estructura, y de esta forma brindar las condiciones idóneas para que la planta pueda tener un normal desarrollo. Pueden utilizarse en macetas para plantas de jardín y en áreas de suelo.

Factores a considerar en la mezcla de sustratos para las plantas

Las combinaciones de los distintos sustratos también se hacen en función de la fase de crecimiento en la que se encuentre la planta, ya que los requerimientos varían según cada una. Es así como tenemos mezclas de sustratos para el enraizamiento de acodos y estacas, sustratos para la propagación a partir de estructuras vegetativas especializadas, y para la germinación de la semilla.

Adicionalmente, a la hora de seleccionar un sustrato, se deben tomar en cuenta factores importantes, como por ejemplo las propiedades físicas como retención de agua, granulometría, porosidad, y densidad aparente; los cuales son indispensables para un correcto desarrollo de la planta. Se deben conocer bien estas características del sustrato, antes de realizar las combinaciones o mezclas; ya que una vez mezcladas, es imposibles modificar sus parámetros físicos iniciales.

Las propiedades de tipo químico pueden modificarse mediante técnicas de cultivo adecuadas. El medio de cultivo o sustrato que la planta ha de utilizar  debe diseñarse con el fin aumentar al máximo su capacidad de buena aireación y retención de agua.

11 Características de un buen sustrato

  1. Buena aireación
  2. Alta capacidad de retención de agua
  3. Peso liviano
  4. Buen drenaje
  5. Bajo nivel de salinidad
  6. Poseer un pH adecuado al crecimiento de las plantas
  7. Mantener un volumen constante, tanto seco como húmedo
  8. Estar libre de plagas y semillas de malezas
  9. Tasa de descomposición lenta
  10. Buen contenido de nutrientes (en caso de sustratos químicamente activos)
  11. Uniformidad de partículas

4 Funciones del sustrato en las plantas

  1. Almacenamiento de agua
  2. Soporte físico y anclaje
  3. Suplencia de nutrientes
  4. Suplencia de oxígeno para el crecimiento de las raíces y de toda a planta

2 Categorías de los sustratos

Existen diferentes tipos de sustratos: Según sus propiedades, según su tipo de compuestos, según el origen de los materiales.

  1. Según su tipo de compuesto

Los sustratos se clasifican según su tipo de compuesto, en sustratos orgánicos e Inorgánicos

Sustratos inorgánicos

  • Tierra cristal.
  • Vermiculita
  • Anime picado
  • Arena
  • Aliven
  • Perlita
  • Espuma fenólica

Sustratos orgánicos

  • Humus de lombriz.
  • Fibra de coco
  • La turba
  • Cascarilla de arroz
  • Compost
  • Fertipollo
  • Aserrín de madera
  • Aserrín de coco
  • Conchas de madera
  • Bagazo de caña
  • Virutas de madera
  1. Según sus propiedades

Según sus propiedades, los sustratos se clasifican, en sustratos químicamente  activos y sustratos químicamente inertes.

Sustratos químicamente inertes

Estos tipos de sustratos actúan sólo como soporte de la planta, ya que no intervienen en la fijación ni adsorción de nutrientes, por lo que éstos deben ser suministrados mediante la aplicación de fertilizantes. Algunos ejemplos de sustratos químicamente inertes son:

  • Grava
  • Perlita
  • Arena granítica o silicica
  • Lana de roca
  • Roca volcánica
  • Arcillas expandidas

Sustratos químicamente activos

Actúan como reservantes  de los nutrientes aportados mediante fertilización, aportándolos en función de las exigencias de la planta, a la vez que sirven de anclaje y soporte. Algunos ejemplos de sustratos químicamente activos  son los siguientes:

  • Materiales ligno-celulósicos
  • Turba rubia
  • Corteza de pino
  • Turba negra
  • Vermiculita

La Turba

La turba es un tipo de musgo que proviene de restos de vegetación acuática de pantanos, marismos, o ciénagas, preservado en una parcial descomposición, bajo el agua. Se pueden hallar turbas rubias y negras, extraídas mayormente de los países del norte de Europa. Estas dos clases turbas se diferencian por su nivel de descomposición.

Las turbas rubias se encuentran a menor profundidad que las negras, y se usan para la elaboración de macetas, ya que retienen bien la humedad. Las negras se encuentran a mayor profundidad, por lo que están más descompuestas y oscuras. Por su capacidad de retención de humedad, se suelen utilizar en los semilleros, ya que son muy beneficiosa para la germinación de la semilla por su humedad constante.

Vermiculita

La vermiculita es un mineral micáceo, formado por magnesio, aluminio y silicato hidratado de hierro. Se caracteriza por su alta capacidad de absorción de agua y nutrientes.

Perlita

La perlita tiene su origen en material volcánico de derrames de lava. Tiene de propiedades similares a la de la arena, es buena para la absorción de nutrientes, que posteriormente aporta de forma progresiva. Se caracteriza por su excelente drenaje, aireación, y  bajo peso.

Arcilla expandida

Este tipo de arcilla es capaz  de absorber hasta un 50% de su propio peso; lo que le permite conservar una humedad óptima para la planta. Por otra parte también alivianan y oxigenan el sustrato. Se obtiene sometiendo un tipo de arcilla a 1200 ºC.

Arena

Se caracteriza por su buen drenaje, buena aireación, elevado peso y baja capacidad de retención de nutrientes. Se recomienda elegir arenas de ríos y nunca de minas, y usar en combinación con compuestos orgánicos, para complementar la falta de nutrientes de este material.

Poliestireno expandido

Es un tipo de material plástico, que deriva de los procesos industriales. Se emplea con el fin de disgregar el sustrato. Se caracteriza por su higiene y esterilidad. Al ser un material inerte, no se  enmohece, no se pudre, ni se descompone.

Aserrín de madera

Es un subproducto de la explotación de la madera. Se caracteriza por su capacidad de retención de nutrientes, altas capacidades de: Relación carbono-nitrógeno, retención de humedad, tasa de descomposición.

Compost

El compost es un material que se caracteriza por sus variables niveles de materia orgánica y microorganismos útiles para los procesos que se realizan en la mezcla, moderada capacidad de retención de nutrientes, suministro de nutrientes por prolongados períodos de tiempo, buena aireación y drenaje.

Mezclas de Sustratos

Los sustratos se mezclan para combinar características y propiedades específicas requeridas por las distintas especies vegetales. Pueden mezclarse con arenas, turbas, humus, y compost; entre muchas otras combinaciones. Siempre haciendo una evaluación previa de las propiedades químicas y físicas de cada sustrato que compone la mezcla, según los requerimientos específicos de cada especie de planta.

Mezcla de turba

Esta mezcla es de reacción ácida, y se compone de de una parte importante de turba y otra de perlita o arena gruesa. Es pobre en nutrientes, y se debe regar adecuadamente. Su uso es mayormente en semilleros.

Mezcla de brezo

Esta mezcla resulta en una tierra pobre en nutrientes, ácida, y de una gran porosidad que le confiere un buen drenaje. Esta mezcla contiene tres cuartas partes de tierra ácida que la hacen muy aconsejable para cultivar por ejemplo rododendros, entre otros.

Mezcla de tierra clásica

Esta mezcla es muy equilibrada en nutrientes por lo que resulta ideal para una amplia gama de plantas. Hay casas comerciales de jardinería, donde puedes encontrar combinaciones ya elaboradas de tierra, que generalmente se componen de un tercio de arena, un tercio de tierra corriente del jardín, y otro de turba.

Recomendación al combinar los sustratos

Te recordamos que la combinación de los sustratos debe hacerse en proporciones muy equilibradas en su composición; o al menos poseer las proporciones requeridas por las especies vegetales, para así asegurar el desarrollo de la planta en todas sus etapas.

Cómo desinfectar un sustrato

3 maneras de desinfección química

  1. Aplicación de productos en forma granulada o en polvo. Por ejemplo basamid
  2. Aplicación de productos en forma de gas
  3. Se pueden aplicar también productos en forma líquida, como formol

3 maneras de desinfección física

  1. Calor húmedo: Mediante vapor de agua inyectado o simplemente con agua caliente (70 y 82ºC).
  2. Calor seco: Con resistencia eléctrica debajo del suelo
  3. Solarización: Es la exposición directa a la luz solar

Importancia de la desinfección de sustratos

Es necesaria la desinfección del sustrato ya que éste puede albergar microorganismos patógenos causantes de enfermedades a las plantas. Algunos de los patógenos que podría albergar el suelo son hongos de los géneros Pythium sp., Rhizoctonia solani, Fusarium sp Botrytis sp., que en combinación o solos, pueden causar una enfermedad en las plantas conocida con el nombre de “Ahogamiento o Sancocho”.

Igualmente, el suelo también puede contener bacterias fitopatogenas causantes de pudrición en las semillas, nemátodos del género Meloidogyne, y otros géneros que atacan las raíces de las plántulas; larvas de insectos, que comienzan a consumir las raíces de las plantas; semillas de malezas, que constituyen una competencia por nutrientes, agua y luz, una vez desarrolladas.

Para despedirnos, te dejamos este consejo

Da mucho amor y atención a tus plantas, y tendrán un mejor desarrollo. Aunque no hablan, y sus movimientos son imperceptibles, también son seres vivos y maravillosos, y responden a tu amor y cuidados. Además todo lo que hagas por ellas, te lo retribuyen con su especial existencia, bien sea en tu casa, en un bouquet, en la mesa de un restaurant, o en infinitos espacios donde pueden estar y adornar. Y recuerda que las plantas son el pulmón de nuestro planeta.

Te dejamos este hermoso video, que esperamos disfrutes!

Plantas
5 (100%) 2 votos

Tabla de contenidos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Últimos significados