Hiedra

La Hiedra (Hedera sp.) es un género de plantas que conforman varias especies, entre las que se encuentra Hedera hélix; conocida como Hiedra europea, Hiedra inglesa, o simplemente Hiedra,  es una planta herbácea de la familia de las Araliáceas, ornamental, por sus características estéticas, pero también con propiedades curativas; por lo que también es considerada planta medicinal.

Nativa de la mayor parte de Europa y Asia occidental, es una enredadera de hojas perennes, trepadora, rampante, ornamento  en jardines y diversos espacios; en superficies como  paredes de casas; tallos de árboles y en áreas silvestres. Aún así, la Hiedra está catalogada como una especie invasora en varias áreas donde se ha introducido; particularmente en el Estado de Washington; donde es considerada como mala hierba; nociva en muchas partes del este de los Estados Unidos y en Oregón, donde son prohibidos su venta o cultivo.

La Hiedra

Taxonomía

Reino: Plantae

Orden: Apiales

Familia: Araliaceae

Género: Hedera

Especie: H. hélix

Hábitat  de la Hiedra

Puede crecer y desarrollarse como cubierta vegetal en superficies verticales y horizontales; tales como árboles, acantilados y  paredes. La Hiedra trepa por medio de raicillas aéreas con almohadillas enmarañadas que se adhieren bien fuertemente al suelo o sustrato. La capacidad de escalar en superficies varía según la variedad y otros factores: Hedera helix prefiere superficies no reflectantes; más oscuras y más rugosas, con pH´s casi neutros. Por lo general, prospera en un amplio rango de pH del suelo, siendo óptimo 6.5, prefiere lugares húmedos y sombreados y evita la exposición a la luz solar directa, lo que favorece la desecación en invierno.

Características Morfológicas

Hojas

Posee hojas alternas, persistentes, perennes, coriáceas, de bordes enteros, color verde intenso, y de 50-100 mm (2-4 pulgadas) de largo, con un peciolo de 15-20 mm (0.6-0.8 pulgadas). En esta especie, las hojas pueden ser de dos tipos: palmeadas de cinco lóbulos, en tallos juveniles trepadores, y hojas cordobesas adultas en tallos con floración fértil expuestas a pleno sol, usualmente altas en las copas de los árboles o en la parte superior de las rocas; siendo las ramas fértiles de tipo avado romboidal y las de las ramas estériles triangulares y jaspedadas.

Hojas de la Hiedra

Tallo

Arbusto trepador de tallo leñoso, que puede llegar a trepar hasta 20 m.

Tallos de la Hiedra

Flores

Las flores se producen desde finales del verano hasta finales del otoño, individualmente pequeñas, en umbelas de 3 a 5 cm de diámetro (1.2 a 2.0 pulgadas), de color amarillo verdoso y muy ricas en néctar; una importante fuente de alimento para abejas y otros insectos, a finales de otoño. La polinización es anemófila, o la autopolinización favorece la fructificación de las bayas amarillentas y luego negras. Maduran en primavera.

Frutos

Los frutos son bayas de color morado a negro o amarillo a naranja, de 6-8 mm (0.2-0.3 pulgadas) de diámetro, que maduran a fines del invierno, y son un alimento importante para muchas aves; aunque para seres humanos pueden llegar a ser tóxicas. En cada baya pueden haber de una a cinco semillas, las cuales son dispersadas por las aves al final de su proceso digestivo, a través de sus excrementos.

Raíces

La Hiedra está provista de raíces aéreas autoadherentes

Las tres subespecies de Hedera helix son:

S.S. hélice

Europa central, septentrional y occidental, plantas sin rizomas, fruta madura negra púrpura

S.S. poetarum Nyman (sinónimo Hedera chrysocarpa Walsh)

Sudeste de Europa y sudoeste de Asia (Turquía, Balcanes, Italia), plantas sin rizomas, fruta madura de color amarillo anaranjado

S.S. rizomatifera McAllister

Sureste de España, plantas rizomatosas, fruta madura púrpura-negra

Las especies intrínsecamente relacionadas Hedera hibérnica y Hedera canariensis, también suelen tratarse como subespecies de H. helix, aunque difieren en el número de cromosomas, por lo que no se hibridizan fácilmente. H. hélice se distingue mejor por la forma y el color de los tricomas de la hoja, generalmente hojas más pequeñas y un poco más profundamente lobuladas y un crecimiento algo menos vigoroso, aunque en ocasiones, la identificación no es fácil.

Se extiende desde Irlanda noreste hasta el sur de Escandinavia, al sur de Portugal, y al este de Ucrania e Irán y el norte de Turquía.

Los límites norte y este tienen aproximadamente la isoterma invernal de -2 ° C (28 ° F), mientras que al oeste y sudoeste, son reemplazados por otras especies de hiedra. Hedera helix en sí es mucho más resistente al invierno y sobrevive a temperaturas de -23.3 ° C (-9.9 ° F) y temperaturas superiores.

Importancia de la Hiedra para insectos y aves

La hiedra se cultiva ampliamente como planta ornamental. Dentro de su rango nativo, la especie es muy apreciada para atraer la vida silvestre. Las flores son visitadas por más de 70 especies de insectos que se alimentan de su néctar, y las bayas son consumidas por al menos 16 especies de aves. El follaje proporciona refugio denso de hoja perenne, y también es observado por ciervos.

Hiedra especie importante para aves e insectos

Usos de la Hiedra

Muy útil para cubrir muros, paredes y hacer de ella una especie de barrera o cortina para ocultar espacios o elementos, y dar así privacidad. Variedades de hojas pequeñas suelen usarse para esculturas de jardinería, si se apoyan en estructuras metálicas o de madera. Los ejemplares pequeños se cultivan en macetas como planta de interior.

Hiedra como planta ornamental

En Europa, con frecuencia se planta para cubrir paredes, y el gobierno recomienda cultivarla en edificios por su capacidad de enfriar el interior en verano, mientras proporciona aislamiento en invierno; así como también protege el edificio cubierto de la humedad del suelo; las fluctuaciones de temperatura y la exposición directa a condiciones climáticas adversas.  Otros usos incluyen la supresión de malezas en las plantaciones; el embellecimiento de fachadas antiestéticas y el suministro de verde adicional al crecer en los troncos de los árboles.

Algunas desventajas de la Hiedra

Sin embargo, la hiedra puede ser problemática. Es un escalador de crecimiento rápido y auto adherible que es capaz de causar daños a los ladrillos, canalones, etc., y esconde fallas estructurales potencialmente serias, además de albergar plagas no deseadas. La planificación cuidadosa y la colocación son esenciales.

Hiedra como invasora de espacios

La Hiedra puede ser una planta muy útil, pero esto también dependerá de la forma como la manipules. Puedes orientarte por los consejos expuestos en este artículo, y si te ha gustado compártelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hiedra
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .