Lithops

 Las plantas Lithops son asombrosas plantas suculentas con aspecto de piedras, por lo que se conocen como plantas piedra, piedras vivas o cactus piedra. Aunque en realidad son suculentas no cactáceas. El nombre del género “Lithops” proviene del griego “Lithos” que significa piedra y “ops” que significa forma. Existen más de 100  especies reconocidas, pertenecientes a la familia Aizoaceae, y oriundas del sur de África. Los especialistas aseguran que su aspecto similar a las piedras es su mecanismo natural de defensa para pasar desapercibidas ante los depredadores, lo cual denominan adaptación evolutiva.

Las plantas Lithops

Taxonomía

Clase: Magnolopsida

Orden: Caryophyllales

Familia: Aizoaceae

Subfamilia: Ruschioideae

Tribu: Ruschieae

Género: Lithops

Principales características

Entre sus características más distintivas son la unión de dos hojas, limitadas por una fisura a través de la cual aparecen las flores. Ambas hojas constituyen el cuerpo de la pequeña planta, de dimensiones aproximadas de 4 a 5 cm de altura por 1 a 2 cm de ancho y/o largo; generalmente de forma redondeada alargada. De la fisura entre las dos hojas, también brotan las hojas en la fase vegetativa de la planta. A medida que van saliendo hojas nuevas, las viejas se marchitan y mueren.

Existe una gran diversidad de colores dependiendo de la especie. Los cuales van desde el verde, rosa o violeta, e igualmente pueden ser variegadas, estriadas o con puntos. Existe en ellas unas especies de estructuras muy interesantes en la parte que contacta con el suelo, conocidas como “ventanas”, que son zonas muy pequeñas y   traslúcidas; ya que carecen de clorofila, y por donde la luz puede actuar aunque estas se encuentren por debajo de la superficie del suelo.

Características de las plantas Lithops

Floración

La floración ocurre en otoño, y las flores son de hábito nocturno, en formas de margarita, y suelen durar alrededor de una semana. Llama mucho la atención, y es algo único de las Lithops, que la flor es más grande que el resto de la planta; las cuales pueden ser de color amarillo o blanco, y con un ligero perfume. Cada planta desarrolla una sola flor.

Flor de una planta Lithops

Cultivo de la Lithops

Cultivar una planta Lithops es relativamente sencillo. La principal dificultad es el riego, ya que el exceso de agua causa pudrición; especialmente durante el período de descanso, que es en invierno; después de la floración, y en la mitad del verano cuando la actividad vegetativa se reduce debido al calor.

Propagación

Se propagan por semillas, y para obtener nuevos especímenes, necesitas dos o más Lithops que puedan florecer al mismo tiempo; una herramienta como un pincel, pero lo más delicado posible, y un área protegida contra el viento. Una vez que cuentes con lo exigido, lo primero que harás será pasar el pincel por los órganos reproductivos de la flor e inmediatamente pasarla por la segunda flor; lo que habrás hecho es polinizar a la segunda flor. Al cabo de siete meses aproximadamente, las semillas estarán maduras.

Recolección de las semillas

Para recolectar las semillas tendrás que realizar una sencilla tarea: Al cabo de casi los siete meses luego de la polinización realizada, verificarás si ya están maduras las semillas, rociando la cápsula (te ayudarás a identificar esta estructura con las imágenes) con agua.

Cápsula de la planta Lithops

Si la cápsula se abre al cabo de unos minutos, quiere decir que las semillas ya están maduras; listas para ser recolectadas. Podemos repetir esta prueba tantas veces sea necesario hasta que llegue el día en que la cápsula abra.

Semillas de plantas de Lithops

Una vez abierta la cápsula, se recolectarán las semillas y se sembrarán lo antes posible en macetas, preferiblemente con sustrato mezclado con vermiculita. Las semillas son tan pequeñas que no requieren ser enterradas. Bastará con colocarlas sobre el sustrato; el cual debe ser como a continuación.

Sustrato

El sustrato a seleccionar debe ser de buen drenaje y suelto. Las plantas Lithops no toleran el aguachinamiento. Puedes usar sustratos arenosos; caracterizados por tener buen drenaje; tales como pómice o arena de río.

Temperaturas

No son sensibles a las altas temperaturas, pero las mínimas no  deberían bajar de 5 ºC

Requerimientos de luz

Las plantas Lithops necesitan luz solar difusa o iluminación brillante suficiente. Aunque si las expones a la luz solar, trata de que no sean más de cinco horas al día.

Dónde ubicar tu Lithops

Se deben ubicar en macetas, ya que por su tamaño, es conveniente poder protegerlas y vistearlas rápidamente; y de ser necesario trasladarlas. Si las quieres como plantas de interior, porque su apariencia se te hace irresistible y quieres lucirlas en la sala; ubícalas en una ventana donde perciban luz solar suficiente. La sombra las perjudica en su desarrollo.

Ubicación de las plantas Lithops

Riegos

Comencemos por lo más sencillo: En invierno, generalmente no deben regarse, o regarse cada 15 ó 20 días. En todo caso el estado de humedad del sustrato es el que te indicará si la planta necesita el riego. Luego en la primavera (en países de climas templados) se debe regar a finales de marzo o inicios de abril (países del hemisferio norte); y a finales de septiembre o inicios de octubre (países del hemisferio sur). En países de dos estaciones. Se debe regar en la estación seca y guiándonos por el contenido de humedad del suelo. Recordemos que las plantas suculentas no requieren de mucho riego.

El tipo de agua recomendable

El agua recomendable para las Lithops es es el agua de lluvia. Si se nos dificulta recolectar el agua de lluvia, podemos tomar la del chorro y dejarla reposar por toda una noche. Luego tomamos la que está en la parte superior. Lo que habremos hecho es dejar que las sales contenidas en el agua precipitaran lo más posible; es decir que estén en el fondo y la parte de arriba del agua esté lo más libre de estas sales.

El trasplante

Si son adquiridas en otoño o invierno, se trasplantarán en primavera cuando ya haya pasado el riesgo de las heladas y las temperaturas ya estén por encima de los 15 ºC.

Abonado

Durante la fase de crecimiento, en primavera y veranos, se deben abonar mineralmente; ya sea con fertilizantes formulados específicamente para crasas y/o cactus, o una cuchara pequeña de Nitrofosa cada quince días.

Y bien, ¿qué te pareció la Lithops?. ¡Verdad que es sorprendente!. Comparte con otros estas fascinantes plantas que seguro muchos no conocen y si decides plantarlas puedes contarnos tu experiencia.

 

Lithops
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .