Dipladenia

La Dipladenia o Mandevilla es un género de enredaderas tropicales oriundas de E.E.UU, Centro y Suramérica, México, y las Antillas, pertenecientes a la  familia de las Apocynacea, conocidas también  con el nombre común de Trompeta de rock. El Género perenne y tropical lleva el nombre del británico Henry Mandevilla (1773-1861); aunque  fue más bien descrito por John Lyndley.

La Dipladenia

Taxonomía

Reino: Plantae

División: Magnoliophyta

Clase: Magnoliopsida

Orden: Gentianales

Familia: Apocynaceae

Subfamilia: Apocynoideae

Tribu: Mesechiteae

Género: Madevilla

Características morfológicas

Morfología de la Dipladenia

Tallos

Posee un tallo leñoso con un hábito arbustivo, semi-arbustivo o trepador. La  Mandevilla es sobre todo una liana cuyo carácter se expresa en términos de condiciones climáticas. Las lianas pueden alcanzar hasta 5 m de longitud. En caso de formación de tallos carnosos, se adhieren a su soporte al rodar. Característica de las Apocynaceae, este devanado generalmente se realiza en la dirección opuesta a las agujas de un reloj.

Follaje

Las hojas de Mandevilla, de color verde oscuro y brillante, son generalmente persistentes. Presentan una filotaxis opuesta, a veces en espiral. Su forma es elíptica, ovalada o alargada dependiendo del tipo de especie. Las hojas son simples, en un solo miembro, penninervadas y ligeramente puntiagudas. El laxo Mandevilla o “Jazmín de Chile”, es una de las pocas especies de este género con hojas caducas.

Las flores

Las flores de Mandevilla son de tamaño variable según cada especie: de 2 cm a 12 cm. Por lo general, se componen de 5 pétalos de colores y 5 pétalos verdes. Estos últimos están unidos a su base en un tubo. Al igual que las Apoquináceas, son flores actinomórficas y hermafroditas.

La Mandevilla  desarrolla espectaculares flores, a menudo muy fragantes, en cálidos climas. Las flores son muy variadas en colores; incluyen por ejemplo el rojo, el blanco, el rosa, y el amarillo. Se han desarrollado muchos híbridos, principalmente derivados de Mandevilla × amabilis, M. sanderi, y M. splendens.

Flores de Dipladenia

El gineceo

El gineceo se compone de dos carpelos, libres entre ellos. Estos están ubicados sobre un estigma viscoso llamado clavoncule. El ovario es súpero, o en ocasiones, semi-ínfero, y la placentación es marginal. Los óvulos, en números de 2 a 200 por carpelo, son generalmente anatropes, tenuinucelles y unitegumentes. Se pueden observar de 2 a 5 escamas de néctar en la base del ovario. Es por estas glándulas que al género se le da el nombre de Dipladenia.

El androceo

El androceo se compone de cinco estambres alternipétalo y epitetal. Estos se adjuntan a la pared de la corola en el nivel del tubo floral. Sus anteras se unen debajo de los estigmas para formar una construcción compleja llamada gynostege, gynostegium o gynosteme dependiendo de cuál es el que actúe. Sus flores tienen una larga duración.

La inflorescencia

La inflorescencia de Dipladenia es un grupo que comprende, como máximo, de 1 a 10 flores. Pueden ser axilares, terminales o sub-terminales. Ya no aparecen en los tallos anuales.

En esta especie los órganos reproductivos son muy especializados.  El mecanismo de polinización natural también está dando una fructificación más complicada fuera del entorno original de la Mandevilla y sus polinizadores naturales.

Fruto y semilla

El fruto es un folículo doble tipo vaina, seco y dehiscente. Las semillas son pequeñas de entre 4 a 15 mm y están dotadas de una capa gruesa que facilita su difusión. Estos no están documentados y contienen una albúmina oleaginosa. El embrión de Mandevilla es amplio y recto. Generalmente tiene cotiledones foliáceos.

Sistema radical

El sistema de raíces del Mandevilla se compone principalmente de raíces tuberosas sensibles a la asfixia, el aire y la luz.

Usos

Se pueden usar como plantas escaladoras, en un enrejado, etc. para proveer una imagen de belleza verde y flores, en ocasiones, muy frondosas. Estas plantas tienen la tendencia a atraer insectos como escamas y cochinillas.

Mientras Mandevilla scabra a veces se usa como un aditivo para la bebida psicodélica Ayahuasca, no hay evidencia de que sea psicoactivo en sí mismo. Sin embargo, se considera que es tóxico.

Es una planta de unas flores muy hermosas y llamativas, por lo que su uso es casi exclusivamente ornamental. Se puede cultivar tanto en macetas como en tierra, ya sean solitarias, combinadas, y hasta colgantes. Sus bellas flores atraen diversas especies como colibríes, abejas y otro tipo de insectos y aves.

Es importante destacar que la Mandevilla es una planta de látex, muy tóxica en caso de ingestión como típica Apocynacea.

Usos de la Dipladenia

 

Estructuras de sostén para la Dipladenia

Considerando el hecho de que es una planta trepadora, necesita soportes para tener una orientación más organizada. Basta con una estructura como alambres o un bastón para anclarlo y así poder expresar todo su esplendor.

Temperaturas

Las temperaturas óptimas de crecimiento no deben ser inferiores a los 12 ° C durante el período de invierno, sin tener mayores problemas con las temperaturas máximas, aunque la temperatura óptima en el verano es de 21 °C.

En el período invernal entra en reposo vegetativo, por lo tanto es importante asegurar temperaturas alrededor de 13 ° C. Si durante este período sufre algún estrés en este sentido, se verá afectada la floración del siguiente año.

Humedad

La humedad en estas especies son un aspecto muy importante, ya que son plantas originales de la selva; por lo que necesitan ambientes húmedos; por ende es imperativo asegurarles una buena humedad ambiental.

Luz

Quieren luz y aire, pero debes evitar el sol directo y las corrientes de aire.

Suelo y trasplante

Como suelo os sustrato se recomienda el uso de un mantillo basado en tierra fértil, turba y arena gruesa, y se debe tener cuidado de colocar una capa de piezas de arcilla cocida en el fondo de la olla para garantizar un drenaje perfecto del agua de riego.En cuanto al trasplante, este debe realizarse cada dos años, al comienzo de la primavera.

El suelo debe estar constantemente húmedo durante el período de crecimiento activo, es decir, durante la primavera y el verano; la planta no debe mojarse. Durante el otoño y el invierno, se riega lo suficiente para mantener el suelo ligeramente húmedo.

Riegos

Además de los riegos, es importante la humedad ambiental que deberá mantenerse con nebulizaciones frecuentes a las copas o colocando la maceta en una portamacetas que contenga arcilla expandida u otro material, donde estará presente el agua que al evaporarse asegurará un ambiente húmedo, pero tenga cuidado de que el fondo de la maceta no esté en contacto con el agua.

Dipladenia
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .