Grimorio

Quizás alguna vez hayas escuchado hablar del grimorio. Realmente es una palabra rara y extraña pero si has sentido su nombre quizás en una película lo recuerdes como algo asociado a la hechicería o brujería, siempre ligado al ocultismo y lo extraño.

En realidad el grimorio en parte es eso, pero hay mucho mas detrás de esta palabra.

De alguna u otra forma el ser humano ha buscado la forma de explicar la razón de muchos sucesos que no podían entenderse, pero también buscaban la forma de conseguir nuevos poderes y entender un poco que pasará en el futuro, que será de sus vidas o en el caso de los reyes como afrontar alguna guerra por lo que se entregaban a los dioses y a los sacerdotes que realizaban todo tipo de prácticas para tratar de obtener claridad en los sucesos porvenir.

Vamos a profundizar un poco mas sobre el origen, la historia, su relación con el ocultismo y como sigue utilizándose hoy día.

Origen y significado del Grimorio

Se trata de un libro de contenido mágico europeo, se remonta desde mediados de la Baja Edad Media. Precisamente entre los siglos XIII hasta el siglo XVIII, y hay pocos que datan en fechas anteriores a estos siglos.

Estos antiguo grimorios o libros ocultistas, contienen listas de ángeles y demonios, ampliación de conocimientos astrológicos mas profundos, instrucciones para lanzar hechizos y encantamientos y como protegerse de ellos, mezclar medicamentos, también invocar entidades sobrenaturales, entre otros trabajos, muy utilizados por magos y curanderos de aquel tiempo.

Según la Real Academia Española, este término Grimorio tiene origen Francés, grimoire. En ese entonces la gramática latina era fundamental para la educación escolar y Universitaria, por eso la traducción correcta y su significado para esta palabra se define como un libro de enseñanza básica.

Por otro lado, las personas que carecían de educación o iletrados pensaban que cualquier libro que no sea eclesiástico era mágico.

Otra versión sobre el origen de Grimorio y la más aceptada, especialmente para los practicantes de magia es proveniente del italiano rimario que significa “composición de versos”.
Con el tiempo la palabra fue experimentando modificaciones hasta alcanzar lo que hoy expresamos como Grimario, los magos italianos aseguraban que los versos daban fuerzas a las operaciones mágicas.

Grimorios Históricos

Liber aneguemis (Libro de las leyes), también conocido como El Libro de la vaca. Es uno de los más conocidos y antiguos que sirvió como inspiración para otros grimorios posteriores.

Incluye indicaciones para la creación de entidades, además de rituales y encantamientos.

Albanum Maleficarum, siglo X: Escrito en árabe y su contenido indica cómo obtener la Suprema Sabiduría por la intervención de un Emperador de la Magia. Se presenta en forma de cabra blanca. De ahí que se las llame artes cápricas, y fueron la base de las creencias ocultistas de los gitanos, quienes esparcieron ideas supersticiosas por Austria, y aunque se cree extinta, aún se afirma que hay personas que aplican estos conocimientos.

Existe un libro que cuenta que había un hombre que recibió conocimiento divino de las ciencias ocultas y se llamaba Capricúo. Aparentemente se trataba de un mago que residía en el sur de la zona de Hispania, y logró escribir bastante acerca de lo que sabía sobre ciencia, alquimia, hechicería, y cuenta la leyenda que el hombre se convirtió en cabra. Hasta el día de hoy se habla sobre este hecho en la zona de Cádiz.

El Picatrix: Traducción de la obra árabe, trata de la influencia del cosmos, de los espíritus y de las formas de como atraparlos. En otras palabras con este libro se podía controlar la magia zodiacal que consistía en el aprendizaje de la dominación de las energías cósmicas para obtener un beneficio propio, y así utilizar las diferentes fuerzas de la naturaleza. Una de las cosas que mas llama la atención de esta obra es que explica que hay ciudades construidas a partir de la magia astrológica.

El picatrix enseñaba como controlar la energía del cosmos

Manual de Munich, del siglo XV:

Presenta instrucciones para la invocación de demonios y solicitar favores. Pero mas allá de que explica como invocar y controlar espíritus malvados, también es una fuente de información para la comunicación con los muertos. Existe un gran misterio alrededor de esta obra, y de hecho no fue totalmente traducida hasta ahora al lenguaje moderno. Hay quienes creen que su sección de Ritos Prohibidos tiene demasiada información que podría traer mas maldad al mundo.
Libro de la Magia Sagrada de Abra-Melin el Mago, en el año 1458. Este grimorio realmente es una increíble obra en el arte oculto. Cuenta la historia de un mago llamado Abramelín, de origen egipcio, que va enseñando sus secretos a Abraham de Worms, un hombre judío que finalmente transmite sus conocimientos a su hijo.

Si bien no se trata de un libro de magia negra, cuenta una increíble historia donde el hombre judío viaja desde Alemania a Egipto y conoce al mago, quien le pide que renuncie a todos sus dogmas y se prepare para los nuevos conocimientos, y le exige juramente de servicio al señor. Allí le explica las invocaciones a los demonios, pero previamente a esto debe pasar por un proceso de purificación, castidad, oraciones durante un año y medio, hasta que finalmente llegado ese tiempo y cumplido todo lo anterior podrá entrar en contacto con el ángel guardián de Abramelín, y a partir de allí solicitar la ayuda de demonios para invocar sus hechizos.

La Llave Mayor de Salomón, en 1641. Esta se trata de una polémica obra. También conocido Lemegeton, aparentemente inspirado en obras cabalísticas y musulmanes, pero que algunos trataron de hacer creer transmitía conocimientos del propio rey Salomón algo que se vuelve imposible, justamente porque contiene conceptos referentes a Jesús y la Trinidad algo que fue creado mucho tiempo después de su existencia.
El libro contiene un contenido referente al control de los demonios y sus invocaciones, así como también invocaciones de ángeles, rezos mágicos, etc.

Grimorios Ficticios

Entre los más famosos se destacan, El Necronomicón y Manuscritos Pnakoticos son dos de los grimorios ficticios más importantes creados por el escritor estadounidense H.P Lovecraf.

Como lo expreso uno de sus autores exitosos, quien tiene un libro tiene un tesoro pero quien tiene un grimorio puede tenerlos todos. Como sabemos estos libros de magia son representados en la televisión y el cine como volúmenes polvorientos y encuadernados con piel humana.

El necromicrón

En la ficción son presentados así, y que siempre terminan en las manos de la persona menos indicada. Como libros que portan maldiciones, que revelan los secretos de los muertos, que contienen pactos con Satanás y otras entidades poco confiables.

Aunque tales libros existen, claramente podemos decir que un grimorio va más allá con las fórmulas de magia natural, astrología y medicina. El poder congraciarse con arcángeles y entidades celestiales, además de los tratados de la magia blanca.

Fuentes Antiguas

Claramente para que puedan existir libros que revelen secretos perdidos y sabidurías ocultas, es necesario que antes existan fuentes de conocimientos olvidados. Por lo general los misterios del antiguo Egipto y de Babilonia, son invocados con frecuencia como respaldo de la legitimidad de los textos escritos.

Inclusive la tradición Judeocristiana señales a personajes bíblicos, históricos o míticos, como los responsables de transmitir dicho conocimiento.
Tal es el caso del personaje bíblico de Enoc, bisabuelo de Noé. Precisamente él sería la primera de estas autoridades antiguas, gracias a sus tratos con los ángeles como se encuentra en El libro de Enoch un apócrifo que forma parte de los Manuscritos del Mar Muerto.

También se cree de Moisés como un hombre especial por recibir ciertos poderes milagrosos recibidos por el Dios de Israel, especialmente cuando recibe las tablas en el Monte Sinaí. Según algunas versiones también alegan que Moisés había aprendido magia de sus mentores egipcios, justamente por haber crecido y recibir educación en el ámbito del imperio egipcio.
De hecho, se cree que se destacó en las artes mágicas hasta el grado de poner en aprieto a los magos de la corte del faraón.

Además de todo esto, los incontables papiros obran de magos anónimos de los primeros siglos de nuestra era había en cantidad en la mítica Biblioteca de Alejandría.

Durante la Edad Media el grimorio más destacado de la época de la España Musulmana fue sin duda alguna, se trata de Picatrix. Una obra de magia talismántica que muestra influencias tanto de la tradición cabalística como de la magia astrológica que los mismos árabe habían traído de Persia.

El Picatrix es un texto benigno en el que se enseña a elaborar amuletos y talismanes imbuidos en el poder de los astros, pero se suma a esto y en detalles los rituales con espadas o sacrificios de animales. Por esta razón, se lo catalogo de inmediato como un libro diabólico y así paso a formar parte del Índice de Libros Prohibidos.

El índice de libros prohibidos



Sin embargo la mala fama del Picatrix alimento la leyenda negra de Toledo, una ciudad al igual que Salamanca. Precisamente la creencia popular afirmaba que la capital toledana estaba construida sobre un conjunto de cuevas, donde los demonios se daban citas con sus adoradores.

Magia Ilustrada

El siglo XVIII, fue un siglo de revoluciones y entre las clases populares francesas se vivía con pasión una resurrección y revalorización de los valores de la magia y de los grimorios. Este fenómeno se le atribuye a la creciente alfabetización, pero especialmente a la prontitud de algunos editores avispados que decidieron poner en circulación libros de magia en ediciones baratas y adaptadas a los intereses reinantes.

De hecho, algunos de estos libros llegaron a circular por millares y convirtiéndose en auténticos best sellers. Solo algunos para mencionar es el caso del Grand Albert, atribuido a Alberto Magno, también se resalta la obra de Petit Albert donde encontramos algunas características de grimorios, que quedando lejos de una comunicación con los ángeles y comprender misterios teológicos, lo que ofrece es un compendio de medicina popular y sortilegios en dirección a conseguir dinero y sexo gratis.

Conclusión
No podemos negar que los diferentes gremorios han intentado mostrar la comunicación del hombre terrenal con las fuerzas espirituales ocultas y buscar la forma de hacer el bien o el mal, sabiendo que todo esto lleva un peligroso camino por el cual caminar no es sencillo, requiriendo de un estudio previo.
Algunos se han aventurado a transitarlo conociendo así cosas ocultas para los mortales pero se han llevado algunos sustos en el medio, de hecho, se aconseja siempre a los iniciados en estas materias a no jugar sin conocimiento al tratar con demonios o fuerzas espirituales desconocidas.
El ocultismo de la mano del grimorio tiene aún mucho por ser investigado no solo por la historia sino también por los amantes de las ciencias ocultas, y aquellos curiosos que quieren saber mas de todo lo que nuestros ojos carnales no pueden ver.

Grimorio
5 (100%) 1 voto

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *