Némesis

Tantas veces se ha hablado sobre esta palabra en alusión a diferentes cosas o tratando de asimilar con la palabra justicia.

Cuando decimos que hay que hacer una némesis, nos referimos a que debemos tratar o repartir bienes en formas equitativas e iguales.

Hacer una némesis es sinónimo de justicia

Sí, némesis tiene mucho que ver con el equilibrio de las cosas y los asuntos.

Pero vamos a ver hoy un poco mas sobre el origen de esta palabra que se deriva de una antigua leyenda y creencia, que ha pasado de tener un origen mitológico, ha convertirse en un término habitual y ser el título de series y videojuegos.

Origen y significado de Némesis

Dentro de la mitología griega existía una diosa llamada Némesis, y representaba la solidaridad, la venganza, el equilibrio y por sobretodo la justicia retributiva, es decir la pena es un resultado del hecho o falta cometida.

Según la creencia, Némesis castigaba a quienes desobedecían las leyes, y el orden establecido, incluso a los niños se les amenazaba con el castigo por esta diosa si desobedecían a sus padres. Se dice que también recibía los votos del amor y castigaba la infidelidad de los amantes.

Estatua de Némesis, diosa griega de la justicia

Se dice que esta diosa mantenía el control de los mortales respecto a lo que podían llegar a hacer cuando tenían poder o dinero. Les dejaba claro que tenían un límite establecido y podían cometere actos que perjudiquen el orden universal. Se consideraba a Némesis como la causante de las desgracias de los mas ricos, justamente porque tenían tanta fortuna que les hacía padecer crueles pérdidas.

También se llamó Ramnusia debido a una estatua y un templo en Ramnunte , un pueblo en el norte de Ática . El adjetivo “Adrastea” que se le atribuye, que significa algo como “aquel de quien nadie puede escapar”, pertenecía más bien inicialmente a la deidad frigia de Cibeles y luego se le atribuyó a Némesis.

Fue personificada como una deidad junto con otros ( Themis , Doom, etc.), siempre bajo el concepto de la justicia y el orden (la naturaleza de la sociedad humana, del mundo) de restauración cuando se perturba. Castigó principalmente la arrogancia. Si alguien está perjudicando a los demás constantemente, y en algún momento su propia vida frena de recibir buenas cosas o de tener éxito, quizás en la vida familiar, en la economía, etcétera, entonces estamos hablando de un “juicio divino”.

Se dice que Helena de Troya desciende de Némesis. Zeus perseguía a Némesis, y para escapar de él tomo la forma de mounstruos marinos, y de otros animales terrestres posteriormente, hasta quedar en una oca. Para alcanzarla, Zeus se convirtió en cisne y de esa unión nació un huevo que tenía a Helena, cuidada por unos pastores y luego pasada a Leda.

Helena de Troya, según la leyenda era hija de Némesis y Zeus

El culto a esta diosa siempre estuvo atada a los hombres que buscaban justicia por diferentes cosas que le habían pasado en su vida. Los griegos eran muy temerosos de sus dioses especialmente cuando se trataba de la cólera divina. Se decía, según el poeta Hesíodos que Némesis estaba indignada por la cantidad de maldad y cosas terribles e injustas que sucedían en la tierra. Por lo que representa, el sentido puro del ser humano que busca la igualdad y le molesta la violencia y todo exceso perjudicador de la vida de las personas.

La importancia del castigo era tanto que los griegos sin él estaban seguros que todo su sistema hubiera caído en mil pedazos hacía ya mucho tiempo.

La adoración a esta diosa se fue extendiendo, primero no salía de Ramnote donde estan sus primeros altares pero con el tiempo y poco a poco comenzó a expandirse por el resto del mundo. Llegó a ser venerada por los asirios, babilonios, persas, etíopes e incluso los egipcios.

Existió también una versión romana de Némesis, quizás sea la misma, pero se cuenta que era venerada por los gladiadores y justamente se la asociaba con la justicia y como una entidad balanceadora.

A muchas personas se les hace difícil comprender un poco la religión o creencias espirituales de la antigua Grecia, de hecho, para los contemporaneos es algo tan complicado porque en aquel tiempo no existía para los griegos el término religión en forma alguna.

Desde el inicio del surgimiento del mundo griego ya tenían el concepto del politeísmo como parte aceptada de su vida. Cada dios dentro de su largo listado de divinidades se encargaba de algo diferente, o sea era un protector, tal como lo denominaban a Polieo, guardián del orden politico, o a Horkios el garante de los pactos y juramentos, entre otros.

A diferencia de lo que estamos acostumbrados estos dioses no eran eternos ni tampoco eran creadores de todo, sino que sencillamente se habian creado a si mismos y además eran inmortales, tenían una vida jerarquizada y se metían en los asuntos de los seres humanos.

Los griegos eran profundamente respetuosos de sus dioses y los veían a diario no solo en las estatuas sino que interpretaban cada suceso como un designio de ellos, acompañando el día a día de sus vidas.

La vida de los griegos era regida por el oráculo, que presidido por sacerdotes capacitados realizaban consultas a los dioses y esperaban una respuesta a sus preguntas.

El templo de Delphi donde estaba el oráculo

Es en este contexto que que aparece la diosa Némesis, y es justamente cuando una persona poderosa o dichosa que hacía uso extremo de su poder o abusaba de otras cruelmente, recibía una desdicha en su vida, como la muerte de un hijo o la pérdida económica, se lo consideraba un castigo divino y justo.

De esta manera, Némesis quedó establecida en la historia como una diosa de la justicia y así con el paso del tiempo, el mismo hombre lo incorporó en su lenguaje asociándolo justamente a la repartición de beneficios de manera igualitaria.

Némesis restaurante barco

No es la primera diosa o divinidad del olimpo que ha pasado a ser el símbolo de una marca.

Justamente existe un servicio excepcional a bordo de un catamarán semisumergible, que recorre todo el Mediterráneo, ofrece una capacidad para 350 personas y tiene su base en Barcelona, España.

Esta embarcación permite al viajero disfrutar de una hermoso atardecer mientras bebe un cocktail recorriendo las instalaciones o simplemente sentado en la terraza recibiendo la brisa del mar. Generalmente utilizado para grandes eventos y de muy buen nivel, el barco tiene un bar chil out al aire libre, discoteca y hasta cancha de golf con bolas biodegradables para no contaminar el agua.

El Némesis restaurante barco se alquila para eventos

Pero lo mejor del Némesis restaurante barco es que su cubierta sumergida permite disfrutar de una fiesta con la vista del interior del mar, realmente un espectáculo para pasar una noche con amigos, celebrar una boda, un buen acontecimiento y disfrutar a lo grande.

La propuesta del Némesis está abierta a todo el público, tanto para las familias que desean organizar una fiesta a bordo como para empresarios que necesitan un momento relajado o hacer una reunión de negocios en un ambiente tranquilo, tienen los sofas blancos en la cubierta para hablar de economía y realizar buenos tratos con una copa en la mano y con la brisa del mar en la cara.

Los invencibles de Némesis

Sí, la diosa griega también llegó a la televisión de la mano de una serie. Se llamaba Los invencibles de Némesis, y fue transmitida en 1968.

Se trata de tres agentes secretos que trabajan para un grupo de inteligencia denominado “Némesis” y trabaja en conjunto con las Naciones Unidas, y trabajan para garantizar el orden y la paz mundial. Se verán en peligro tras un viaje a China para investigar una posible preparación bacteriológica para recavar información. No obstante, al regresar su avión sufre un accidente y caen en medio del Himalaya, allí conocerán un antiguo sabio que les enseñará muchos poderes sobrenaturales tales como la telepatía y la fuerza sobrehumana pero deben prometer nunca revelar su existencia.

Con esos conocimientos los agentes combatiran contra todo tipo de organización que quiera impartir el mal en el mundo, como organizaciones criminales, nazis, y todo tipo de villanos.

Duró unos 30 episodios y al parecer fue un éxito en su momento para un tiempo donde la televisión recién comenzaba a llegar a los hogares de todo el mundo.

Resident Evil 3: Nemesis

También la diosa griega se convirtió en parte de una famosa saga de videojuegos. Se trata de Resident Evil 3 Némesis, que logró un fenomenal éxito con mas de 3,7 millones de copias vendidas en el mundo entero.

Su trama se orienta sobre la base en que la protagonista tendrá que escapar de la ciudad debido a que el gobierno estadounidense desea eliminar a ella y todas las personas infectadas. Tendrá que luchar costantemente contra zombies y contra una especie poderosa llamada Drain Deimos que tienen la habilidad de desplazarse por las paredes.

En esta versión a diferencia de los anteriores no se puede elegir el personaje por lo que solo se puede jugar con Jill la protagonista de la saga.

Pero retomando nuestro tema inicial en referencia al némesis vemos como los creadores de este videojuego utilizaron esta palabra justamente por su trama, en la que se trata de conseguir un reparto equitativo o mejor dicho de buscar justicia en un mundo que el estado quiere deshacerse de los caídos.

Conclusión

Finalmente podemos concluir que Némesis, tanto como palabra como idiosincracia se relaciona con la justicia. Los esoteristas encuentran un fuerte sinónimo con la palabra karma, por lo que afirman que cualquier problema que una persona tenga es la consecuencia de algún mal acto, como si de una fuerza cósmica o universal se encargue de dar el castigo necesario, o un efecto rebote por lo que damos y finalmente recibimos.

Quizás, esta misma fue la forma que encontraron los griegos para explicar lo que sucedía cuando una persona no daba lo mejor de sí, o era malvado con los demás y al tiempo recibía una mala noticia o una tragedia en su vida, por lo que no sería extraño la similitud de uno u otros. Ellos la veían como una diosa real, y veían como eran castigados los que hacían mal o quienes no obedecían. Era todo parte de un enorme sistema de creencias que no se separaba de la vida diaria sino por el contrario, regía cada paso que daban.

En la actualidad llegamos a la conclusión que Némesis es el propio veredicto de la justicia y cuando hacemos uso de ella tratamos de buscar los puntos comunes a fin de concertar una cita entre la verdad y la justicia para cada una de las partes implicadas.

Sin dudas, a partir de ahora cuando digas Némesis verás todo muy diferente.

Némesis
5 (100%) 1 voto

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *