Nepotismo

El nepotismo parece formar parte de la cultura de muchos pueblos. De hecho, en la historia se muestran varios casos de nepotismo, que por cierto, tiene una gran relación con el favoritismo, pero especialmente dentro de los lazos familiares.

De hecho, dentro del ámbito político el nepotismo está ampliamente relacionado con la corrupción y quebranta la ley de los derechos humanos que prepondera que todas las personas tienen derecho a obtener funciones públicas en su país.

En el mundo entero y durante toda la historia del hombre se han dado varios casos de nepotismo

Para comprender un poco mas de qué se trata el nepotismo vamos a ahondar en su significado e historia, para así comprender como el hombre puede hacer uso del nepotismo y terminar trayendo el mal para una cultura, un pueblo y para la humanidad.

Origen y significado del nepotismo

El nepotismo es un término utilizado para designar el favorecimiento de familiares o amigos cercanos sobre las personas más cualificadas, por lo general con respecto a la cita o la elevación de la función pública y política .

Etimológicamente, el término se originó a partir de los latinos nepos , que literalmente significa “nieto” o “abajo”.

Originalmente, la palabra se utilizaba exclusivamente en el marco de las relaciones del Papa con sus parientes.

Esto surge principalmente porque en la Edad Media, los papas católicos a pesar de haber hecho votos de castidad, tenían relaciones con diferentes mujeres y producto de estos encuentros nacían hijos. Estos hijos eran llamados sobrinos, aunque todos sabían que en realidad eran sus hijos para la gente común los mismos eran hijos de alguna sobrina. Posteriormente, cuando tenían posibilidades hacían uso de su poder para acomodar a estos hijos naturales, incluso dentro de la misma iglesia.

Uno de los casos mas conocidos es el Papa Calixto III quien convirtió a sus dos hijos o sobrinos en cardenales y posteriormente uno de ellos, Rodrigo llegó a ser pontífice.

En la Iglesia Católica se han dado muchos casos de nepotismo, por parte de obispos que tenían hijos y los ocultaban

En la historia siempre ha habido casos de nepotismo, como por ejemplo, como el caso de Pisístrato, que entregó todos o por lo menos la mayoría de los cargos públicos a personas de su misma familia y/o amigos. No obstante, durante su reinado hizo varias obras a favor del pueblo y el comercio facilitando la vida de estos, tales como traer agua mas cerca o acceder a la economía de una mejor manera. Al morir sus hijos ocuparon su cargo pero siguiendo el modelo de la tiranía terminaron perdiendo todo y así llegó la democracia.

Pisístrato hizo uso de su tiranía y del nepotismo y sus hijos continuaron su legado

Por otro lado, el propio Napoleón Bonaparte otorgó varios cargos públicos a sus familiares, tal como hizo con su hermano quien luego fue designado rey de España.

Actualmente, este término se utiliza como sinónimo de la concesión de privilegios o cargos a parientes en el funcionalismo público.

El nepotismo es diferente de favoritismo porque el favoritismo no implica relaciones familiares con el beneficiario.

El nepotismo ocurre cuando un funcionario es promovido por tener relaciones de parentesco o vínculos con aquel que lo promueve, aunque haya personas más cualificadas y más merecedoras para el cargo.

Otro ejemplo de nepotismo es cuando alguien es acusado de hacer fama a costa de algún pariente ya famoso, generalmente si es el padre, la madre, o algún tío o abuelo.

Por ejemplo: un gobernador que elige para su equipo varios familiares, ciertamente está practicando nepotismo.

Napoleón también hizo uso del nepotismo y cambió el curso de la historia de algunos pueblos

Es importante mencionar que el nepotismo no constituye un acto criminal. Sin embargo, cuando el nepotismo es practicado de forma intencional, el servidor público quedará sujeto a una acción civil pública por cometer improbidad administrativa (siendo que es sí es un crimen) por la práctica de nepotismo.

Si se confirma esta acción, el servidor público puede tener que resarcir íntegramente el daño público causado y también puede perder su cargo y los derechos políticos durante un plazo que lo establece la ley de cada país.

El nepotismo es una afrenta a la profesionalización de la gestión, porque alguien que tiene poder político difícilmente evaluará con imparcialidad el trabajo de una persona que pertenece a su familia.

Diferentes formas de nepotismo

Hay diversas formas de que el nepotismo se manifieste, sea en un ámbito público como lo es en la política o incluso en un lugar de trabajo.

Por ejemplo, existe el nepotismo cruzado o de intercambio, que es el intercambio de familiares de funcionarios públicos para que éstos sean contratados directamente , sin necesidad de ser aprobados en un concurso público.

Maduro, el presidente de Venezuela, además de ser culpable por corrupción también es acusado de acomodar a familiares en puestos públicos

Este tipo de nepotismo también puede ser el ajuste mediante designaciones recíprocas. Por ejemplo, cuando un gestor público promueve o contrata al pariente de otro gestor público cómplice, siendo que éste deberá, como agradecimiento, contratar o promover un pariente cercano del gestor que lo ayudó.

Un nepotismo como este es más difícil de detectar, pero todavía se encuadra como un gran obstáculo para la construcción de una administración pública sana.

En los ambientes de trabajo suele haber nepotismo

En los ámbitos laborales también suelen darse casos de nepotismo, y no solo de un jefe o dueño de empresa que acomoda a su hijo como subgerente, porque de hecho, en este caso, aún cuando la persona no parezca tener todas las cualidades necesarias para serlo, si quien lo designó es el propietario del negocio, tiene todo el derecho del mundo a colocar a quien quiera en el lugar que le parezca, asumiendo así las responsabilidad de sus decisiones.

Pero en el trabajo, el nepotismo puede verse cuando un jefe mantiene relaciones sexuales con una empleada y como favor le devuelve un aumento de sueldo o un mejor cargo, aún sin merecerlo por esfuezo laboral.

Otra forma de nepotismo que suele darse en el trabajo y también en la política, incluso en la religión es el amiguismo. Esto es igual que el nepotismo clásico, pero que aún sin ser familiares sanguíneos comparten una gran amistad o cercanía que realiza actos de injusticia como el acomodo en mejores puestos laborales o políticos o hasta podría dar un ascenso en el aspecto religioso.

El amiguismo es otra forma de nepotismo, donde los lazos amistosos generan una ventaja sobre el resto de los pares

También existe el patronato, dentro del nepotismo laboral, especialmente en las grandes empresas pueden darse estos casos. Es una forma en la que un ejecutivo o gerente, asciende a una persona de su confianza, pero el requisito es que contrate o le de un mejor puesto a sus familiares, de esta forma se logra un nepotismo no tan directo sino mas bien, a través de un intermediario.

El nepotismo en el mundo político actual

En el mundo actual cada día vemos noticias de personas con gran poder político que hacen uso del mismo para conseguir acomodar a sus seres allegados, en especial a sus hijos. Muchas veces lo hacen de una forma encubierta pero en otras de una forma mas descarada.

La realidad es que a veces se vuelve inevitable para el ser humano, casi como instintivo querer dar lo mejor al momento de tener cierto poder de hacerlo, y esto a veces puede caer y rozar en el nepotismo el cual es muy perjudicial para que una sociedad pueda salir adelante.

En el gobierno de Cristina se han dado varios casos de nepotismo

Perú es un país que establece una ley contra el nepotismo, especialmente luego de haber vivido durante mucho tiempo con varios casos así. En Argentina, la corrupción durante los gobiernos populares tales como durante el mandato de los Kirchnner permitió acomodar a gente de su entorno político en lugares donde no tenían las capacidades para conseguirlo. A la vez, estos colocaban en puestos de responsabilidad a sus hijos y familiares y así se creo un caos dentro de las provincias, donde algunas terminaron con un gran déficit por sueldos y fuga de divisas.

Es posible que con el tiempo el intermediario quede en el medio de una maraña de trampas que lo saquen de su puesto e incluso de su trabajo, quedando exclusivamente la familia del ejecutivo que comenzó con el nepotismo.

Pueden darse miles de casos y ejemplos de nepotismo en la vida actual. No obstante, no es una forma sana de conseguir el éxito en un país mediante el ámbito político ni tampoco es saludable para una empresa que solo acomoda familiares, sin estos merecer o tener un mérito propio como para llevar adelante nuevas responsabilidades.

Por lo tanto, el nepotismo a través de la historia ha tenido su tiempo de “gloria”, sin embargo, a la larga o a la corta termina concluyendo con un desastre y solo beneficia a unos pocos, trayendo para sí la desgracia del lugar donde se aplica.

Nepotismo
5 (100%) 1 voto

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *