Continentes

En geografía, los continentes son grandes masas de tierra que, según la convención que se utilice, abarca un vasto territorio y con este a un conjunto específico de regiones con rasgos en común. Estos rasgos pueden seguir criterios demográficos, geológicos, geográficos, étnicos y un etcétera de características que abarcan enormes extensiones a lo largo y ancho del planeta. Por consiguiente, su cantidad es variable.

Origen del concepto

La idea de los continentes procede del Viejo Mundo. Ya en la Edad Antigua los griegos, como Estrabón, pensaban en porciones grandes del planeta que entraban en la categoría de “tierra firme”, en tanto que estas se mantuvieran unidas y con una gran extensión. En aquel entonces, la cultura helénica, que se transmitió a Roma, tenía en su catálogo a Europa y Asia, pero debatía la posibilidad de incluir o no a África.

Durante la Edad Media, estos pensamientos se mantuvieron vigentes, con algunos cambios de menor importancia. La escolástica citaba el ideario clásico de la Antigüedad, en la que mediciones realizadas por importantes geógrafos de la talla de Eratóstenes y Ptolomeo configuraron la cosmovisión de la Tierra conocida hasta la fecha. Se mantuvieron, de hecho, las separaciones de estas masas terrestres en base a los ríos, como el Nilo.

La transformación vino con la Edad de los Descubrimientos. Las expediciones de Cristóbal Colón permitieron el hallazgo de nuevas tierras que ampliaron el mapamundi existente en el Renacimiento, aunque el almirante genovés creía que América formaba parte de Asia. Sin embargo, fue Américo Vespucio el hombre que, tras muchas reflexiones y estudios, llegó a una conclusión radicalmente opuesta a la de Colón: América era una masa de tierra muy grande y, aparte de eso, independiente de las demás.

Más tarde, en el transcurso de dicha Edad, los exploradores europeos discutieron el tema a profundidad, a medida que iban hallando cada vez más regiones hasta el momento ignoradas en sus mapas. Los cartógrafos de todas partes trataban de definir lo que era un continente como tal, y querían saber si un sitio determinado formaba parte de este. Pero lo cierto es que esa palabra problemática hacía homenaje a su etimología latina, cuya acuñación terminológica data del siglo XVI: terra continens, es decir, “tierra unida”. 

Criterios de definición

 continentes

No resulta nada sencillo determinar lo que son o no son los continentes. La cuestión, aparentemente simple para los cartógrafos de antaño, se vuelve intrincada cuando se toman en consideración varios factores, de los cuales se desprende su clasificación general (ver más abajo). No obstante, el común denominador que distingue a una gran masa terrestre de otra radica en el agua, especialmente si se trata de magnos mares y océanos.

Las subdivisiones que se pudieran derivar de la anterior se fijan en aspectos más puntuales, como istmos, ríos y regiones naturales. Otro factor, no menos importante que el anterior, presta mucha atención a su origen geológico, el cual tiene mucho que ver con la conformación de estas vastas masas territoriales, que han ido evolucionando durante millones de años con los lentos pero determinantes movimientos de las placas tectónicas.

A estas perspectivas se unen dos muy subjetivas: la cultural y la etnolingüística. En estas hay un claro factor humano, en el cual los seres humanos se sienten parte de uno u otro territorio de conformidad con su idiosincrasia, su idioma e inclusive su aspecto físico. De esta manera, un chino se sentiría asiático y no americano debido a su color de piel, e idéntico razonamiento tendría una persona del Nuevo Mundo para no sentirse identificado con los europeos.

Puede sumarse también el elemento demográfico. A menudo, una enorme masa terrestre necesita de algo más que sobrada extensión para recibir esa etiqueta; necesita mucha población. Esto explica perfectamente por qué Australia recibe este título y no Groenlandia; porque el primero tiene unos 24 millones de habitantes, mientras que el segundo apenas roza los 56 mil. Y en ambos lugares su superficie se mide en millones de kilómetros cuadrados.

los continentes

Clasificación general

Atendiendo la disertación anterior, queda claro que la clasificación de los continentes puede basarse en criterios arbitrarios y subjetivos, pero también en aspectos objetivos y concretos. Las divergencias entre lo uno y lo otro no impide, empero, establecer una taxonomía que, aunque sea aproximada, puede ayudar a entender la conformación territorial de la Tierra, con todos sus bloques geográficos, que pueden ser como siguen:

Supercontinentes: son los que constan en el registro geológico, pero que ya no existen debido a cambios en las placas tectónicas ocurridos hace millones de años. Entre ellos están Laurasia, Gondwana y Pangea.

Microcontinentes: llamados así no tanto por su tamaño, sino por conformar un microcosmos que posee características únicas, como el clima o la biodiversidad. Bajo esta óptica, Madagascar puede entrar en esta categoría debido a que su aislamiento geográfico le ha dado una fauna y una flora únicos de su tipo.

Subcontinentes: se derivan de las grandes masas de tierra ya existentes. Tal es el caso de Norteamérica y Sudamérica, aparte de la Península Arábiga y el Indostán.

Continentes sumergidos: similar a los supercontinentes, sólo que están bajo el agua, uniendo desde sus profundidades tierras que están fuera de ella. Por ejemplo, está Zealandia, que ata Nueva Zelanda con Nueva Caledonia.

continentes del mundo

Reseña histórico-geológica

Describir la historia geológica de los continentes es entrar en prolíficos detalles que pueden resumirse a pocas líneas. Habitualmente, se describe a una gran masa terrestre llamada Pangea, la cual se fue separando paulatinamente a lo largo de millones de años de actividad tectónica. Esta masa fue dando lugar a otras más pequeñas, con distintos nombres, hasta que adquirieron la forma actual reflejada en el mapamundi. Se ha teorizado mediante simuladores que la Tierra obtendrá nuevamente una unidad intercontinental dentro de varios eones más.

Lista de continentes

Continentes

De acuerdo a lo que se ha venido señalando, la cantidad de continentes es variable porque obedece a distintas convenciones. En estas, se da lugar al siguiente listado:

Cuatro: Afro-Eurasia, América, Antártica y Australia.

Cinco: África, Eurasia, América, Antártica y Australia.

Seis: África, Asia, Europa, América, Antártica y Australia.

Siete: África, Asia, Europa, Norteamérica, Sudamérica, Antártica y Australia (Oceanía).

Te invitamos a compartir este material sobre los continentes si te fue de gran ayuda.

Continentes
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Últimos significados