Bosque tropical

En geografía, el bosque tropical es aquel que posee un clima y vegetación tropicales, por el hecho de estar ubicado en la franja intertropical. La humedad, que es variable según la zona de la que se hable, contrasta con las altas temperaturas, que en promedio oscilan e incluso superan los 27° C. Su impresionante biodiversidad hace que este sea el paraje más fértil de la Tierra, en la que abunda una enorme cantidad de especies animales y vegetales.

Distribución geográfica

bosque tropical en el mundo

El bosque tropical, como ya se dijo, está en la franja intertropical. En esta, hay muchos países que comparten sus rasgos biológicos y climáticos, por el simple hecho de compartir una misma línea que atraviesa el planeta Tierra, la cual a la vista de un mapa dibuja el Ecuador como punto focal de distribución. De este modo, este tipo de bosque queda dibujado a lo largo y ancho de un trazo que divide al globo en dos partes, las cuales se hallan salpicadas por motas verdes que identifican este singular paisaje.

Así, este tipo de bosque puede observarse claramente en tres continentes:

América: toda Centroamérica, Brasil, Venezuela, todo el Caribe, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana. Predomina este bosque con grandes humedales y bosques secos. La zona más extensa se sitúa en el Amazonas, con una impresionante diversidad biológica y ríos caudalosos, entre ellos el Orinoco. Lluvias frecuentes, aunque el clima es caluroso.

África: el centro de la África subsahariana, en sentido oeste. Los países más beneficiados que aparecen en este continente son Chad, Nigeria, Madagascar y Gabón, además del Congo y Camerún. El río más grande que está en este bosque es el Níger. En clima y vegetación tiene afinidades con el bosque americano, aunque tiene al norte la presión de las regiones desérticas del Sahara, razón por la cual hay una predominancia de bosques secos.

Asia: parte de la India, Bangladesh, las dos Coreas, Camboya, Laos, Tailandia, Papúa-Nueva Guinea, Indonesia, entre otros. Prevalecen los bosques monzónicos en la India, si bien la mayor parte del paisaje asiático boscoso tiene bosques de tipo tropical, con una minoría de bosques secos. Las lluvias son abundantes en estas regiones.

Es importante señalar que esta clase de bosque no existe en Europa, Norteamérica (con excepción de una parte de México), Asia (salvo una porción del Indostán), el norte de África, Sudáfrica, el Cono Sur (salvo una franja de Argentina, Uruguay y Paraguay) y gran extensión de Oceanía. Curiosamente, las regiones que se nombran aquí están alejadas de la zona intertropical, principalmente las que se encuentran más cercanas a los polos.

Clasificación

bosque tropical seco

Hay cinco tipos diferentes con los cuales se puede clasificar este tipo de paisaje: el bosque tropical propiamente dicho, el bosque tropical seco, el bosque monzónico, el bosque de inundación (conocido como humedal) y el manglar (la ubicación y distribución geográfica, con sus matices, aparece reseñada en el apartado anterior).

Bosque tropical: presente en zonas ecuatoriales, este bosque presenta pluviosidad y calor en horas de la tarde, con una humedad muy saturada. La presencia de agua y de humedad es constante no solamente gracias a los ríos, sino de la transpiración de las plantas, lo cual da el característico aspecto “nublado” de sus selvas.

Bosque tropical seco: la aridez hace que las plantas deban adaptarse a prolongadas épocas de sequía, razón por la cual las precipitaciones no sobrepasan los 2.000 mm al año. Se puede decir por ende que las lluvias quedan relegadas frente al calor, el cual provoca el despertar de especies xerófilas, pastizales y sabanas arbóreas ricas en plantas herbáceas.

Bosque monzónico: sus lluvias son permanentes por la presencia de monzones, los cuales hacen que las precipitaciones sean tan abundantes como torrenciales. Hay periodos de estiaje, en que el caudal de los ríos baja considerablemente; no obstante, eso no es impedimento para que se desarrolle la vida. Evidencia de ello consta en la India y, por supuesto, en el Amazonas, donde la cantidad de especies es vasta, llegando a contarse por millones.

Bosque de inundación: indistintamente de si es un bosque inundable, un bosque pantanoso o un manglar, este tipo de bosque tropical se caracteriza por tener suelos con buenos drenajes. Si bien su biodiversidad es menor, esto no va en detrimento de su importancia, pues posee árboles y flores que atraen a los mamíferos. El nombre de este bosque es dado a que con frecuencia tiende a aumentar su caudal con la crecida de los ríos, lo que favorece considerablemente el surgimiento de la vegetación.

Una particularidad de estos bosques es que no tienen en su clima las cuatro estaciones; cuando mucho, existen épocas de sequía y épocas de lluvias. Puede haber también presencia de árboles caducifolios, que llegan a soltar sus hojas durante las temporadas más áridas. En suma, es peculiar que, por su posición intertropical, reciba una altísima dosis de radiación solar, lo que definitivamente evidencia esa singular coexistencia entre la humedad y el calor.

Estatus actual

bosque tropical amazónico

Dada su importancia económica, el bosque tropical ha estado amenazado por el hombre, especialmente en el último siglo. La explotación intensa de sus recursos ha hecho que numerosos activistas por la ecología hayan decidido luchar por la conservación de este hábitat, el cual hospeda a millones de especies. La cacería furtiva y la tala indiscriminada ha disminuido bastantes hectáreas de territorio, el cual ha perdido su potencial para regenerarse en pocas generaciones.

En consecuencia, se ha hecho un llamado a distintos organismos gubernamentales y no gubernamentales con el fin de que se encarguen de resolver esta problemática, en la cual están involucradas muchas empresas. El afán por el desarrollo económico ha sido un obstáculo para la consecución de las metas ambientalistas, las cuales claman por un adecuado cuidado de las fuentes de agua dulce, así como por las reservas de vida animal y vegetal. De este modo, se ha querido regular la actividad agropecuaria en las zonas boscosas.

Además, estas zonas con sobrada biodiversidad también albergan etnias indígenas, cuyo hogar es destruido por las oleadas de compañías que los desplazan de sus hogares o los someten a trabajos forzados. Este bosque, por ende, también ha sido testigo de la actividad humana, en la cual se ha dado espacio no solamente para la explotación desmedida de los recursos naturales, sino del hombre por el hombre.

Si el material te ha gustado, no olvides compartirlo.

Bosque tropical
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .