Reglas mnemotécnicas

Seguramente más de una vez te ha costado memorizar algún texto o concepto para una evaluación o cualquier situación cotidiana. Lo que no sabías es que existen muchos métodos de estudio o reglas mnemotécnicas que puedes utilizar y que te harán mucho más fácil el proceso de captación de información.

La palabra mnemotecnia deriva del griego “mnéemee” que significa memoria y “thécnee” que se traduce a arte, lo que significa que una regla mnemotécnica es una técnica que, en base a un sistema sencillo, te ayudará a memorizar muchísimo mejor.

Sus efectos suelen ser muy positivos y se basan en aprovechar las máximas capacidades del cerebro para recordar imágenes o palabras que son vistas cotidianamente y asociarlas a aquel concepto o investigación que se busca memorizar.

Métodos o reglas mnemotécnicas

Existen diferentes tipos de reglas mnemotécnicas que puedes utilizar para memorizar fácil y correctamente. Aquí te mostramos algunos de los más comunes, utilizados y efectivos:

-Método Loci: mejor conocido como método de los lugares, hace uso de la asociación de lo que se quiere memorizar con determinados espacios o lugares. Por ejemplo, si lo que quieres recordar es la palabra “silla”, puedes recordarlo haciendo una especie de analogía con “el que se va de Sevilla, perdió su Silla”.

-Método de las iniciales: este tipo de técnica es especial para casos en los que lo que se debe memorizar es una lista de palabras, como por ejemplo de compras. Se trata de tomar cada letra inicial de las palabras que debes recordar y asócialas con otra palabra. Por ejemplo: Lechuga, Brócoli y Cereal (LBC) = Lengua, Beso, Cosa.

-Método de la cadena: según estas reglas, asociar un elementos con otro facilita el recuerdo de todos ellos. Por ejemplo, es recomendable asociar las palabras con imágenes mentales de lo que significan. No debe excederse de las veinte palabras.

-Método del relato: este método suele ser muy creativo pues se basa en crear una historia con todas las palabras que quieres memorizar. No es de mucha relevancia el orden, solo que incluyas todo aquello que sea importante.

Ventajas del uso de reglas mnemotécnicas

Cuando nos encontramos al frente de una necesidad de memorizar material o información puro y duro, lo mejor es recurrir al empleo de reglas mnemotécnicas. La pregunta básica para poder seguir estos métodos es “¿qué me recuerda esto”.

Además de ahorrar tiempo al momento de estudiar, recordar o memorizar, la aplicación de reglas mnemotécnicas permitirá que lo hagas por largo plazo, ya que está demostrado que la asociación se puede retener información por incluso semanas sin necesidad de recurrir a los conocidos “repasos”.

Por otra parte, las reglas mnemotécnicas permitirán que no necesites recurrir a grandes esfuerzos mentales para recordar la información, ya que tu mente constantemente relacionará las palabras y conceptos entre sí, lo que evita la fuga de contenido.

Si te acostumbras a emplear estos métodos de memorización, cada vez será mucho más fácil. Al mismo tiempo que recuerdas lo que quieres, fortalecerás tu capacidad de retención de información, cosa que siempre le vendrá bien a tu cerebro.

¿Cómo aplicar las reglas mnemotécnicas en los estudios?

Por lo general, estudiar no es una de las actividades favoritas de la mayoría de las personas en todo el mundo. Pero recurriendo al uso de las reglas o métodos mnemotécnicos, verás que el proceso puede ser mucho más llevadero e incluso divertido.

Un método mnemotécnico infalible y que además es muy creativo, es el de crear una canción con lo que necesitas memorizar. Seguramente en más de una ocasión te habrás preguntado porque recuerdas más las letras de canciones que cualquier otra cosa.

Hacer canciones con la información es una estrategia mnemotécnica dinámica y eficaz. Por ejemplo, puedes hacer uso de la melodía de tu canción preferida e incluir los elementos que debes recordar.

Otra de las formas en que puedes aplicar estas reglas al momento de estudiar es hacer Acrósticos. Pero ¿qué es eso? Se trata de formar palabras con la primera sílaba o letra, con el fin de crear ese mensaje oculto que deseas recordar.

Por ejemplo, las propiedades de la suma pueden reducirse a “As” y “Co”, uniéndolas, formarás la palabra asco; que seguramente será mucho más fácil de recordar que los nombres en sí de las propiedades.

Ejemplos de reglas mnemotécnicas

Una vez que ya has conocido todos los métodos mnemotécnicos que puedes aplicar en tu vida cotidiana para facilitar la memorización y el recuerdo, te mostraremos algunos ejemplos para que puedas comprender muchísimo mejor la aplicación de éstos en la práctica:

-Método de la cadena: lípidos, hidrato de carbono, proteína; puedes asociarlo de la siguiente manera: Una chuleta de cerdo (lípido), junto con un plato de pasta (hidrato de carbono), acompañado de un vaso de leche (proteína).

-Acrósticos: Clara apaga sus luces de neón; para recordar tu examen de física, en este caso: Cloro, Argón y Neón.

¿Son efectivas las reglas mnemotécnicas?

Según un estudio realizado por Gerar Miller, se demostró que aquellos estudiantes que hacían uso efectivo de las reglas o métodos mnemotécnicos obtenían resultados positivos en 77% de las pruebas o evaluaciones.

Esta investigación demuestra que, al ser aplicadas correctamente para estudiar, las reglas mnemotécnicas si son muy eficaces y efectivas, permitiendo que la información se recuerde por días, semanas e incluso años.

Está demostrado que estos métodos aumentan considerablemente la rememorización de la información asociada, lo mejor de todo es que son muy fáciles y sencillas de llevar a cabo.

En el momento en que lo necesites, algo tan sencillo como contar una historia con la información que necesitas recordar, te puede salvar el cuello. Son más efectivas que muchos consejos que están por la web para no atascarte en las tareas o evaluaciones.

Así que ya lo sabes, haz uso de las reglas o métodos mnemotécnicos para cualquier cosa que debas recordar o memorizar en tu vida cotidiana, pueden servirte para “meterte en la cabeza” aquello con lo que ya te habías dado por vencido.

¿Alguna vez has usado las reglas mnemotécnicas? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Reglas mnemotécnicas
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *