Prehistoria

Los historiadores han dividido la historia de la humanidad en etapas con el fin de hacer más fácil su comprensión y diseccionar sobre las diferentes épocas que ha vivido el hombre. La prehistoria es una etapa que va desde la aparición del ser humano sobre la tierra hasta que se produjo invención de la escritura hace unos 3.300 años a.C.

El uso del prefijo “pre” que significa “antes de” supone que la prehistoria es un periodo anterior al inicio de la historia, que algunos especialistas caracterizan a partir de aspectos como la invención de los sistemas de escritura o de los avances en la constitución de las civilizaciones.

Los inicios de la prehistoria corresponden con la vida del australopithecus, que es el homínido más antiguo del que se ha tenido conocimiento y que fue evolucionando hasta convertirse en el homo sapiens sapiens. Pero el proceso evolutivo del hombre no solo estuvo marcado por la biología, sino también por lo social y cultural.

Hasta el momento, no ha habido un consenso en cuanto al fin de la prehistoria, puesto que algunos especialistas aseguran que sucedió en diferentes momentos según la región o el país, debido al surgimiento de sociedades complejas en unos lugares antes que en otros.

El estudio de la prehistoria se basa en la conjunción de disciplinas como la historia y la arqueología. Es así como el estudio de los vestigios humanos más remotos ha sido posible mediante excavaciones arqueológicas que han aportado grandes datos para el conocimiento de las primeras sociedades humanas.

Para el estudio de la prehistoria, la arqueología se ha aprovechado del uso de otras disciplinas como la paleontología, la geología, la física nuclear, la topografía y la antropología. La unión entre la historia y la arqueología, junto a otras disciplinas, en el estudio de la prehistoria ha permitido encontrar importantes hallazgos sobre las formas de vida durante esta época y se ha convertido en un campo de investigación bastante prolífico.

La aparición de la vida social, el descubrimiento y la manipulación del fuego, así como la elaboración de herramientas y de otros artefactos para la satisfacción de necesidades redundaron en grandes avances para la humanidad. En función de las diferentes épocas que vivió el ser humano durante la prehistoria, ésta se ha subdividido en etapas.

Edades y etapas de la prehistoria

1. Edad de piedra: es la etapa más antigua sobre la que se tiene conocimiento. Debe su nombre al desarrollo y utilización de utensilios elaborados con piedra.La necesidad del hombre de encontrar alimento y de protegerse de otros depredadores, lo llevó a la búsqueda de soluciones para satisfacer sus necesidades a partir de elementos disponibles en el entorno como la piedra. Estos primeros utensilios corresponderían a utensilios y herramientas de caza, que irían perfeccionándose con el tiempo.Esta etapa se subdivide en:

Paleolítico: terminó hace unos 9.000 años a.C. En el paleolítico, las poblaciones eran fundamentalmente nómadas y vivían de la caza y la recolección, por lo que se desplazaban constantemente a medida que se agotaban los recursos. Sus actividades de subsistencia influyeron en la pronta invención del arco como arma para la cacería.

Durante esta etapa de la prehistoria, el hombre comenzó la domesticación de otros animales, que inició con el perro para la protección de las viviendas y como acompañante en las actividades de cacería.

También, se ha ubicado en esta etapa la realización de dibujos y grabados sobre piedra que constituyen las formas más antiguas de expresión del ser humano.

Mesolítico: es una etapa intermedia de la Edad de piedra que va desde los 9.000 hasta los 5.000 años a.C.En el mesolítico comienza un proceso de sedentarización de los grupos humanos que llevó a la conformación de los primeros pequeños poblados o aldeas y al aprovechamiento de la tierra mediante pequeñas formas de agricultura.

Por la tradición de las actividades de caza, en esta etapa hubo una especialización de las técnicas de cacería y ocurrió el inicio de las actividades de pesca como forma de obtención de alimentos.

Neolítico: esta etapa de la prehistoria abarca desde los 5.000 hasta los 2.500 años a.C. Es considerada una época de gran avance para la humanidad debido al perfeccionamiento de la agricultura y la ganadería. También la pesca sufriría grandes transformaciones a partir del uso de pequeñas embarcaciones, lo que implicó, además, que el hombre comenzara a desplazarse sobre las aguas.

En el neolítico ocurren las incipientes exploraciones del hombre en la actividad minera, a partir del descubrimiento de algunos metales; y se le atribuye también el inicio de pequeños intercambios comerciales. Sin embargo, el avance más importante sería la aparición del primer sistema de escritura hace 3.000 años a.C.

2. Edad de los metales: tomando en cuenta que la prehistoria termina con la invención de la escritura, algunos historiadores no ubican la Edad de los metales dentro de la prehistoria, por lo que esta etapa también es un periodo de transición llamado protohistoria. Como su nombre lo indica, la Edad de los metales estaba caracterizada por el uso y manipulación de diferentes minerales que el hombre aprovechó en su vida cotidiana. Se subdivide en:

Edad de cobre: el cobre fue el primer metal aprovechado por el hombre. Esta etapa estuvo marcada por el aprovechamiento de este metal, junto al oro y la plata para la fabricación de herramientas y armas. También destaca la domesticación del asno y el buey para las actividades cotidianas.

Edad de bronce: la combinación del cobre con el estaño para producir el bronce supuso un gran avance para la metalurgia, es así como el uso de este metal toma mucho auge debido a su durabilidad y su dureza. En esta etapa, la sociedad comienza a funcionar a partir de clanes o grupos familiares que buscaban asentarse en zonas cercanas a cuerpos de agua (como ríos o lagos) para aprovechar sus beneficios.

Edad de hierro: fue la última etapa de la prehistoria o protohistoria y estuvo centrada en el mayor aprovechamiento del hierro, por lo que la manipulación de este metal marcó el inicio de técnicas metalúrgicas más sofisticadas. La fabricación de herramientas y técnicas para el arado también fue un aspecto clave para los avances en la agricultura durante esta época. Asimismo, comenzaron a aprovecharse los metales para la fabricación de joyas y ornamentos.

Prehistoria
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .