Mapa conceptual

Los mapas conceptuales son una técnica de estudio que se basa en una especie de esquema, con la finalidad de organizar la información ordenadamente utilizando gráficos y términos claves para reforzar el conocimiento y memorización.

Este tipo de esquema logra que más allá de la sistematización de la información, el autor tenga una interpretación y análisis óptimo del texto. La estructura que conlleva la realización de un mapa conceptual sirve para desglosar muchas ideas y vincular conceptos con otros que tienen la misma relación. Veamos un poco más sobre los mapas conceptuales

Características distintivas de un mapa conceptual

A diferencia de los mapas mentales, un mapa conceptual se basa únicamente en el empleo de términos o palabras que hagan alusión a los conceptos que se quieren desarrollar. Aquí te mostramos algunas características que distinguen a esta técnica de estudio de otras existentes:

-Resumen: los mapas conceptuales poseen la virtud de poder sintetizar toda la información en breves conceptos o términos con los que fácilmente se puede entender un tema extenso. Previo a su elaboración, se deben seleccionar estas palabras que posteriormente deberán ser incluidas en el trabajo final.

-Económico: elaborar un mapa conceptual requiere de aplicar la economía de palabras o conceptos que solamente deberán ser los principales. En el caso de frases, éstas deben ser lo más cortas posibles. No utilices ni más ni menos palabras o términos de los que realmente necesitas.

-Visualmente atractivo: al utilizar los conceptos básicos para la comprensión de un texto, se busca ordenarlos de manera atractiva y atrayente. Para ello, lo recomendable es hacer una especie de primer bosquejo de nuestro mapa mental; de allí tomaremos los elementos que más nos gusten para la elaboración de la versión final de nuestro trabajo.

-Uso de conectores: en los mapas conceptuales se permite el empleo de conectores para relacionar una idea con otra, de esta manera se hará mucho más fácil la comprensión final del texto utilizando la asociación de las palabras. Pero solo deben ser utilizados en caso de ser estrictamente necesario, con la finalidad de evitar interpretaciones erróneas.

-Versátil: una de las mejores características y ventajas de esa herramienta de estudio es que puede ser de gran utilidad tanto para niños como para adultos. Conforma un tipo de aprendizaje activo que puede ser captado por todas las personas con facilidad.

-Fundamentación teórica: para poder llevar a cabo un mapa mental, es indispensable que esté fundamentado en un bagaje teórico sobre el tema investigado. Según los teóricos Ausubel y Novak, esta técnica de aprendizaje resulta ser mucho más útil que las demás porque el cerebro une los elementos nuevos a una información preexistente en el mismo.

-Proporciones: la libertad de escoger el tamaño de letra que diferenciará a simple vista los conceptos o términos que tienen más relevancia dentro del tema inicial, es decir, a menor tamaño de letra, menos relevancia tendrá ese concepto para efectos del trabajo final.

Pasos previos a la realización de un mapa conceptual

Antes de realizar tu mapa conceptual, debes tomar en cuenta algunos tips o consejos que te serán de mucha ayuda para que el resultado final sea mucho mejor de lo que esperas. Ten presente estos pasos:

-Selecciona: para hacer un mapa conceptual primeramente deberás recurrir a la lectura del texto que servirá como base teórica o fundamento. Posteriormente (en la segunda lectura) procede a seleccionar aquellos términos más relevantes y haz una lista con ellos en orden de importancia.

-Agrupa: luego de tener la lista de conceptos, deberás proceder a agrupar aquellos que tienen semejanza entre sí. Esto con la finalidad de no perder el sentido del texto ni que luego tengas confusiones cuando quieras plasmar las ideas principales.

-Ordena: en este paso ya tendrás una lista de conceptos agrupados por tema o subtema; lo siguiente por hacer es ordenarlos del más general al más específico. Recuerda apoyarte del tamaño de letra para dar cuenta de la relevancia de estos términos.

-Representa: este es el paso en que todo lo que has hecho anteriormente se va a poner en práctica. Comienza a representar cada uno de los conceptos en el diagrama o esquema que será tu mapa conceptual. Puedes hacerlo a modo de borrador para luego pasarlo en limpio y así evitar cualquier tipo de error en la versión final.

-Conecta: esta quizás sea la fase más importante de la realización de un mapa mental ya que con ella se demostrará si de verdad hubo una comprensión real del tema. Puedes conectar las ideas haciendo uso de enlaces y conectores. Procura que tengan sentidos y no coloques demasiados, de lo contrario el mapa conceptual perderá su esencia.

-Verifica: algunos pueden restarle importancia a esta fase, pero la verdad es que es de mucha utilidad. Durante la verificación es que comprobarás la existencia de algún error o detalle que puede ser arreglado para la última versión. Puedes optar por añadir o quitar algunos elementos presentes.

-Reflexiona: este es el último paso a seguir en la realización de un mapa conceptual. Tiene mucha relevancia ya que en ésta se pueden encontrar ideas que probablemente hayan sido ignoradas y que sean de ayuda para la comprensión del tema. Debes tratar de que el mapa conceptual sea comprendido por sí mismo sin necesidad de explicarlo a otras personas, allí se medirá la eficiencia del mismo.

¿Para que sirve un mapa conceptual?

Joseph Novak, profesor de la Universidad de Loyola,  es conocido por ser uno de los primeros que trabajó con mapas conceptuales. Novak asegura que esta herramienta de estudio utiliza las técnicas de aprendizaje activo o aprendido por conocimiento.

Según el profesor en cuestión, este tipo de aprendizaje que deriva de los mapas conceptuales, sirve para que los estudiantes y personas en general memoricen más rápidamente las definiciones o las palabras claves que permiten la comprensión de un texto al utilizar la organización de las ideas.

Entonces, en líneas generales, los mapas conceptuales son herramientas que funcionan como grandes aliadas para aquellos que buscan mejorar su capacidad de retención, de análisis, síntesis e incluso de trabajo. Es una técnica muy versátil que puede ser utilizada en cualquier ámbito de nuestra vida.

El mapa conceptual es una forma de representar gráficamente conceptos o términos esenciales de un textos que funcionan como “red de conceptos”, lo que a su vez favorece las relaciones entre ellos.

Uno de los problemas y errores que se comete en los métodos de estudio tradicional es que los estudiantes se enfocan en aprender los conceptos de memoria. De allí se desprende la relevancia y utilidad de los mapas conceptuales, que permiten vincular los elementos unos con otros, ayudando a que su aprendizaje sea mejor y más duradero.

Si lo que quieres es resumir, facilitar y relacionar un tema de manera que ahorres la mayor cantidad de tiempo posible al momento de estudiar, verás que una de las mejores opciones son los mapas conceptuales. Al ordenar los conocimientos tú mismo, obtendrás la información y la almacenarás en tu memoria incluso por largos lapsos de tiempo.

Beneficios del aprendizaje activo

Como lo hemos mencionado anteriormente, el aprendizaje activo es uno de las técnicas más útiles a la hora de obtener cualquier tipo de conocimiento. Es el modo de aprendizaje en el que se basan los mapas conceptuales.

Está basado en la innovación, implicación y atención, obligando al estudiante a no estar simplemente “mirando al profesor”, sino a que éste se vea involucrado en los trabajos que debe realizar siendo responsable directo de su aprendizaje y conocimientos.

Según un estudio realizado por la consultora “Galllup”, se demostró que aquellos estudiantes que utilizan el método de aprendizaje activo mostraron un índice de hasta 6% u 8% mejor de quienes no se veían involucrado en sus procesos de aprendizaje.

Es por ello que actualmente el mapa conceptual está siendo empleado como una de las herramientas más importantes del método de aprendizaje activo, con el cual se pueden ver resultados asombrosos en los estudiantes y personas que lo utilizan.

La idea de incluir a los mapas conceptuales dentro de las tareas que deben realizar los estudiantes está cada vez más presente en las aulas de clases. Los padres de alumnos que aplican este método, han manifestado que los cambios en el aprendizaje son fácilmente observables por cualquiera.

Diferencias entre mapa conceptual y mapa mental

Aún cuando en muchas ocasiones, visualmente los mapas conceptuales y mentales suelen ser bastante semejantes, la verdad es que existen ciertos rasgos que los diferencian y que son importantes de conocer con el fin de evitar cualquier tipo de confusión. Aquí te mostramos algunas de ellas:

Los mapas conceptuales:

-No utilizan casi imágenes o colores, por lo que su realización y estructura debe ser rígida y sobria.

-Puede hacer uso de palabras y de algunas frases cortas que sirvan para la mejor comprensión del texto e incluso para enlazar una idea con otra.

-La idea principal de un mapa conceptual se ubica en la parte superior del mismo. De allí se desprenderán las demás ideas o las ramificaciones.

-Todos los elementos, conceptos o términos deben estar dispuestos de manera lineal y la relación entre ellos deberá ser establecida por proposiciones.

-Según algunos estudios, los mapas conceptuales suelen ser más efectivos que los mentales ya que estimulan directamente la comprensión y reflexión al estar sustentado en teorías de aprendizaje tanto activo como significativo.

-Es estrictamente necesario y obligatorio que las líneas utilizadas para conectar las ideas y los conceptos sean rectas. No se permite el uso de líneas curvas pues le restaría sobriedad y rigidez al trabajo final.

Los mapas mentales:

-Se basan en el uso de colores e imágenes ya que según las teorías, esto beneficia al almacenamiento de la información en el hemisferio derecho del cerebro que se estimula con este tipo de elementos.

-La idea principal o elemento eje del texto debe estar ubicado en la parte central de la hoja, de allí se desprenderán sus ramificaciones o ideas secundarias.

-No permite el uso de frases o muchas palabras, ya que debe estar basado únicamente en unos pocos términos claves. Apoyarse en imágenes es determinante para los mapas mentales.

-Este tipo de mapa utiliza la intuición como método de enlace o conexión entre un concepto y otro. Por lo que el uso de proposiciones está totalmente prohibido para conectar las ideas.

-Se pueden utilizar líneas curvas para conectar las ideas secundarias con la principal. Recordemos que mientras más vistoso sea, mejor será el resultado.

-Según los teóricos de mapas mentales, estos son los que más favorecen a la memorización del texto debido a que emplea más elementos visuales, y los humanos somos visuales por naturaleza, especialmente en esta era de herramientas web audiovisuales.

Herramientas online para crear mapas conceptuales

Gracias a los avances tecnológicos que existen hoy en día, es posible encontrar herramientas gratuitas en la web que te facilitarán el proceso de realización de un mapa conceptual.

Las ventajas de utilizar estas herramientas se basan en que, por lo general, estas páginas contienen maquetas predeterminadas que solo te pedirán transcribir los datos específicos de tu investigación; con esto ahorrarás mucho tiempo y trabajo.

En muchos casos cuando el trabajo o asignación es en equipo, puede ser un poco dificultoso poder reunirse en un lugar y momento específico. Con estas herramientas puedes olvidarte de eso, ya que se te permitirá trabajar en equipo en tiempo real utilizando incluso un chat integrado para compartir ideas o inquietudes.

Finalmente, puedes llevar tu mapa conceptual a donde quieras, ya que al finalizarlo, estas herramientas permitirán que lo descargues en el formato que más se ajuste a tus necesidades: PDF, JPG (imagen), Power Point o incluso podrás compartirlo con tus amigos en cualquier tipo de red social o presentación a distancia.

Aquí te ofrecemos una lista de algunas de estas herramientas o programas:

-Xmind: es un programa de software libre y gratuito que podrás descargar en tu computador personal con cualquier software (windows, Mac o Linux). Cuenta con una versión portátil que no requiere de instalación y además te permitirá compartir tu mapa conceptual con tus amigos o colegas.

-Smart Draw: este software tiene plantillas que van desde lo sencillo hasta lo complejo, pero sin duda puede ser un gran aliado para la creación de tus mapas conceptuales. Una de sus ventajas es que se encarga de ordenar y clasificar la información por lo que no gastarás muchas horas en generar tu trabajo final. Sus mapas conceptuales incluso tienen acabados profesionales.

-Creately: este programa le ofrece a sus usuarios más de 50 plantillas de diagramas o mapas conceptuales que solo necesitarán la inclusión de tus datos o información. Además que es perfecta para el trabajo en grupo porque permite la participación y edición de varios usuarios al mismo tiempo.

Inspiration 9: esta herramienta online es perfecta para todo tipo de trabajos visuales, en los que también se encuentran incluidos los mapas conceptuales. Tiene disponibilidad de una biblioteca de imágenes y símbolos que facilitarán la conexión o la comprensión de las ideas. Te permitirá jerarquizar todos los datos al mismo tiempo que los editas. Sin duda es una herramienta genial.

Conectores que puedes usar en un mapa conceptual

Previamente hemos mencionado la importancia que tiene el uso de los conectores adecuados para conectar y enlazar los conceptos o términos en nuestros mapas conceptuales. Aquí te mostramos una lista que seguramente te hará mucho más fácil el trabajo:

Conectores aditivos: más aún, incluso, aparte, encima, además, es más, igualmente, de igual modo, de igual forma, de igual manera, por otro lado, por otra parte, también.

Conectores restrictivos: al contrario, por el contrario, no obstante, con todo y con eso, aún así, ahora bien, sin embargo, de todas formas, de todos modos, de cualquier modo (o forma), en cualquier caso, sea como sea, en todo caso, en contraste, por otra parte.

Conectores conclusivos: en conclusión, en fin, total, en definitiva, en suma, para finalizar.

Conectores de tiempo: después, más tarde, antes, seguidamente, entre tanto, posteriormente, ahora, luego.

Conectores de reafirmación: con todo, decididamente, en efecto, en realidad, decisivamente, a pesar de todo, de todos modos, de todas formas, justamente.

Recomendaciones para hacer un mapa conceptual

Una de las primeras recomendaciones a seguir para hacer un mapa conceptual, es no leer el texto base o fundamental solo una vez. Es imposible que a la primera lectura determines cuales son aquellos términos imprescindibles de extraer y colocar, posteriormente, en el mapa conceptual. Es necesario que lo leas varias veces para poder identificarlos correctamente.

Luego de leer, haz uso de una hoja o simplemente de tu computadora para anotar en forma de lista aquellos elementos o conceptos que, según tu criterio, son los más importantes.

Teniendo establecidos estos términos, puedes proceder a seleccionar aquellos conectores que posiblemente puedas incluir en tu trabajo final. Esto puedes determinarlo viendo cuales tienen relación con el tema y con las palabras que previamente has escogido.

La jerarquización es una recomendación que usualmente suele ser olvidada, y es una de las razones de fracaso de los mapas conceptuales. Jerarquizar se refiere a ordenar por orden de relevancia aquello que hemos extraído de un texto (en este caso). Procura hacerlo de arriba hacia abajo y de  forma lógica y coherente.

Tipos de mapa conceptual

-De araña: su disposición y orden generalmente está asociada a las patas de una araña, de allí que su nombre implique a este curioso animal. La idea es jerarquizar la información de mayor a menor importancia, de arriba hacia abajo.

-Jerárquico: el concepto bae de este tipo de mapa conceptual debe estar ubicado en la parte superior de la hoja o página. De éste se desprenderán las demás ideas o términos que pueden utilizar lineas rectas. Pueden ser varias las que salgan de una sola palabra, como siempre considerando la importancia de las mismas.

-Organigrama: la información debe estar presentada de forma lineal y estas pequeñas rayas son las que servirán como guía para la lectura del mapa mental. Con esta característica, cada palabra incluida adquirirá un sentido lógico dentro del mismo.

-Multidimensional: es un tipo de mapa conceptual menos común dentro del ámbito escolar. Su realización de basa en una figura multidimensional en la que serán dispuestas según su relevancia, las palabras que previamente se han seleccionado.

A pesar de la existencia de estos tipos de mapa conceptual que ya están establecidos, puedes soltar tu creatividad y establecer tu manera especial de crear uno de ellos. Lo importante es que tengas el cuenta el respeto de las normas inviolables para la realización de mapas conceptuales que anteriormente hemos descrito con precisión.

Conociendo todos estos elementos que hemos mencionado y desarrollado sobre los mapas conceptuales, podemos determinar la importancia que éstos tienen en el campo académico e incluso laboral.

Son muchos los autores como Novak, Cañas, Shavelson y Ruiz Primo que se han encargado de describir la importancia de la integración de los mapas conceptuales en las técnicas de estudio habituales. Es tal su importancia que incluso están basados en fundamentos teóricos apoyados por muchos investigadores prestigiosos en el área.

Formular nuevas hipótesis así como también resolver nuestros propios problemas pueden ser situaciones que sean resueltas por los mapas conceptuales. Por más increíble que parezca, éstos pueden aportar muchos elementos positivos a nuestra forma de desarrollar las capacidades de aprendizaje y retención para todos los aspectos de nuestra vida.

No hay excusas para incluir los mapas conceptuales en las técnicas de estudio habitual; como lo hemos mencionado, con el surgimiento de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), es muchísimo más fácil encontrar software o programas que ahorran tiempo y dinero al momento de hacer mapas conceptuales.

Como técnica de resumen son fantásticos, basta con seleccionar aquella idea que nos parezca más relevante sobre el tema y poner en marcha nuestra capacidad de atención y síntesis para asociarla con otras e ir construyendo de a poco nuestro resultado final.

Finalmente y a modo de consejo, todas las escuelas, universidades y colegios a nivel mundial deberían incluir en sus estrategias a los mapas conceptuales. Seguramente en poco tiempo podrán observar los cambios positivos en los alumnos, permitiendo el desarrollo de éstos y de la institución como tal.

 

 

Mapa conceptual
4.7 (93.33%) 3 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *