Autismo

El autismo es un trastorno neurológico del desarrollo que usualmente aparece durante los tres primeros años de edad y que se mantendrá durante todo el ciclo vital de quien lo padezca. Afecta la capacidad de comunicarse y de interaccionar.

Se conoce que este tipo de trastorno puede ser adquirido durante la etapa de embriogénesis (donde se conduce a la formación de un organismo) por factores ambientales, o por factores asociados a una susceptibilidad genética.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de cada 160 niños posee algún trastorno del espectro autista, mejor conocido como TEA, donde también se encuentra incluido, por ejemplo, el Sindrome de Asperger.

Causas del autismo

Como hemos mencionado anteriormente, los estudios indican que las posibles causas estructurales del autismo están relacionadas con factores ambientales o genéticos.

En alguna ocasión se llegó a relacionar el autismo con la vacuna contra el sarampión, pero, según la OMS, los datos epidemiológicos descartan y muestran de forma concluyente que no hay relación entre la enfermedad y dicha vacuna.

Fue Andrew Wakefield que inició la controversia de la asociación del TEA con diferentes vacunas que eran aplicadas a los niños. Sin embargo, años después un periodista realizó un trabajo en el que demostró los intereses financieros de Wakefield que desacreditaron sus posiciones.

Son muchas las teorías existentes sobre las causas de la aparición y desarrollo del autismo, es por ello que cada caso es único y diferente. Debe ser estudiado e investigado por un especialista en el tema que determinará cuales son las causas específicas que puede haber desarrollado TEA en una persona.

Síntomas o señales de autismo

Según la página web oficial de Autismo, son dos los síntomas fundamentales que pueden ser una señal de la aparición de este trastorno:

Deficiencias constantes y persistentes en la comunicación e interacción con otras personas. Esto se puede identificar cuando el niño no se relaciona con otros de su misma edad, así como cuando tiene poco o nulo contacto visual, no responden al contacto físico y tienen poca tolerancia a ruidos, emociones, entre otros.

-Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades. Un autista presentará estereotipias (movimientos repetitivos como por ejemplo el balanceo), y pueden demostrar risas o llantos sin motivo aparente; también hiperactividad o pasividad.

Generalmente, estos síntomas o señales comienzan a aparecer luego de año y medio y es donde comienzan a verse los retrocesos en el desarrollo del niño. Se debe estar constantemente alerta en los comportamientos para poder tener un diagnóstico temprano.

¿Cómo se diagnostica el autismo?

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales, para poder diagnosticar el autismo es necesario que existan unas características agrupadas en tres grupos que son: alteraciones sociales, alteraciones en la comunicación y patrones de comportamiento.

Los elementos que se encuentran inmersos dentro de estos grupos son fácilmente observables e identificables según las causas que previamente hemos descrito. Si observas alguna de estas conductas en tu niño/a , acude inmediatamente a un especialista quien será el encargado de dar con el diagnóstico adecuado.

¿Existe tratamiento para el autismo?

Dado a que el concepto que tiene la sociedad de tratamiento está asociado a la enfermedad y no a un trastorno, es importante aclarar que no existe un “tratamiento” específico para el autismo.

Sin embargo, en la actualidad se ha recurrido a la utilización del Análisis Aplicado de Conducta, que tiene su base en principios de la psicología del aprendizaje, y que ha demostrado ser efectivad en cuanto al trastorno de autismo se refiere.

Existen otros “tratamientos” para el autismo que han sido probados por algunos científicos, médicos y padres de niños con este padecimiento; pero al día de hoy solo los tratamientos basados en psicología conductual han sido los que demostraron mayores evidencias a su favor.

Cómo tratar a un autista

El pronóstico del autismo sigue siendo altamente impredecible. Algunos niños que presentan TEA se pueden desarrollar mejor que otros. Sin embargo y a pesar de que no se sepa con certeza como puede o no evolucionar un individuo autista, aquí te mostramos algunos consejos para tratar con ellos:

-Observa su modo de expresión: en muchos casos, los autistas desarrollan sus propias formas de comunicarse o expresarse. Debes estar atento/a a ellas con la finalidad de establecer un lenguaje común entre ambos para no generarle incomodidades. Trata de usar frases cortas y concretas, será de gran ayuda.

-Juega: aunque no lo creas, los niños autistas también tienen necesidad de amor y recreación. Al momento de jugar con ellos trata de hacer uso de imágenes, ya que está demostrado que quienes padecen de TEA, aprenden hasta un 90% por la vía visual.

-Cuidado con la rutina: una modificación en la estricta rutina que establecen los niños autistas puede generar frustración y crisis. Maneja con mucho cuidado cualquier tipo de cambio que quieras hacer en ella. Por ejemplo, si vas a hacer una salida de vacaciones, comunícaselo con anticipación utilizando dibujos.

-No expreses sentimientos negativos: es sumamente importante que evites trasmitir energías y emociones negativas al niño como por ejemplo angustia, enojo o discutir en frente de él. Mantén la calma y trata de comprenderlo siempre, recuerda que no es culpa suya ninguna situación estresante que tengas en el día.

Integración de las personas autistas

 Actualmente son muchas las escuelas regulares que fomentan la integración de niños autistas a sus rutinas escolares. Sin embargo, para ello es importante que cuenten con el personal capacitado para brindar el apoyo, comprensión y estrategias de aprendizaje especiales para ellos.

Las personas con TEA tienen requerimientos especiales que deben ser atendidos por la sociedad, puesto que forman parte de sus Derechos Humanos. Debemos evitar a toda costa someter a estas personas a discriminaciones, no lo merecen ni existen razones para hacerlo.

De igual manera, es muy importante y urgente concienciar en colegios, escuelas y cualquier tipo de institución, lo importante de la inclusión de estas personas en más rutinas normales de la sociedad. Todo esto con el fin de evitar someterlos a discriminación o bullying por motivos asociados a la ignorancia.

Recalcamos que este es un artículo meramente informativo, no tenemos las facultades necesarias para dar un diagnóstico sobre este u otros padecimientos. Es importante visitar a un especialista en el tema.

Autismo
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos significados