Investigación científica

La investigación consiste en el empleo de una serie de pasos o mecanismos que sirven para descubrir u ofrecer una perspectiva sobre un hecho real. Dentro del complejo de la aplicabilidad de la investigación, es posible encontrar investigaciones de tipo científico, periodístico, policial o detectivesco.

La ciencia, por su parte, es un vocablo de origen latín que significa “conocimiento”. Una parte esencial de la producción del conocimiento y, por lo tanto, de la ciencia, es la investigación. De allí que a quienes practican la ciencia se les conozca como científicos.

Durante mucho tiempo, el uso del término investigación científica se centró en definir a aquellas que estaban guiadas por la aplicación del método científico para resolver un determinado problema. Los filósofos Aristóteles, Sócrates y Platón fueron los primeros en expresar la necesidad de contar con un método establecido a partir de un conjunto de reglas.

La aparición del método científico supuso la aplicación sistemática de una serie de técnicas y procesos de investigación orientados hacia las llamadas ciencias exactas, según las cuales, el investigador no toma parte en el proceso de investigación, sino que mantiene una postura neutral y objetiva en torno al fenómeno o problema estudiado.

Ciencias como la química, la física, la matemática y la biología tienen una vasta y reconocida historia de producción científica, mediante el uso de procedimientos técnicos, experimentos y observaciones que permitieron su amplio desarrollo en el devenir de los tiempos.

Hoy día, la aplicación del método científico tal como se proponía desde el positivismo está en desuso, pero en su lugar, han surgido una serie de métodos de investigación que permiten una construcción del conocimiento guiada por epistemes diversas, pero sin perder de vista la realización de un proceso investigativo orientado mediante técnicas y herramientas que le otorgan su cualidad científica.

Además de que en la investigación científica actual no hay un único método para la producción del conocimiento, también es posible combinar distintos métodos que permitan al investigador lograr el fin último de su trabajo: obtener respuestas a sus preguntas.

Características de la investigación científica

A diferencia de otros tipos de investigación, la científica está intrínsecamente relacionada con el seguimiento de uno o varios métodos, lo suficientemente estandarizados y, a la vez, flexibles, como para dar respuesta a las interrogantes del investigador.

Con lo dicho anteriormente, también es posible presentar una serie de características de la investigación científica que puede variar en función de la ciencia en la que sea aplicada y que, de ninguna manera, son excluyentes:

  1. La investigación científica ha de ser novedosa y original, tanto en sus objetivos como en sus planteamientos y conclusiones. La tarea principal de la investigación científica recae en generar nuevos conocimientos, por lo que un trabajo de investigación no puede ser solo una compilación de lo expuesto por otros investigadores, sin presentar nuevos aportes.
  2. Parte de una o varias preguntas que se formula el investigador a partir de un hecho, evento o fenómeno real y observable. Esta característica tiene que ver con que la primera fase que cumple un investigador científico consiste en la generación de preguntas sobre algo que ha observado y le genera interés. La investigación científica debe evitar tratar temas de universos mágicos, poblaciones u objetos que sean irreales o producto de la imaginación del investigador, sobre los cuales no haya ninguna forma de verificación.
  3. Generalmente, la investigación científica también puede partir de una hipótesis central o de varias hipótesis que luego podrán comprobarse o refutarse. El establecimiento de hipótesis de investigación es clave para cualquier trabajo científico, siempre que el investigador evite alterar la realidad para que pueda encajonarse en sus hipótesis y tenga la suficiente ética y flexibilidad como para deslastrarse de ellas si comprueba que no se corresponden con la realidad estudiada.
  4. Sirve para dar respuesta a un problema. La estructura de cualquier investigación científica parte de la observación de un problema que ha de ser resuelto mediante las técnicas de investigación.
  5. Implica el establecimiento de objetivos específicos claros que, secuencialmente, permitan el cumplimiento de un objetivo general más amplio.
  6. Sistematiza y usa como base las investigaciones realizadas por otros investigadores, no para hacer un compendio de ellas sino para conocer los precedentes de su investigación o para rebatir los postulados de otros científicos.
  7. Involucra el uso de herramientas y técnicas de investigación para la recolección de datos.
  8. Tiene una fase para la descripción, análisis y presentación de los resultados.

Todas estas características permiten evidenciar una estructura de la investigación científica a partir de tres grandes procesos involucrados en ella:

  1. El objeto de la investigación, que no es más que aquello sobre lo que se indaga o se pretende indagar, es decir, el tema de la investigación. Adicionalmente al tema, el objeto también puede incluir la delimitación de la población, el organismo o el compuesto que será estudiado.
  2. El medio: incluye los mecanismos o procesos que guían la investigación y a partir de los cuales se obtendrán los datos necesarios.
  3. La finalidad constituye el objetivo o las razones por las que se emprendió la investigación.

Tipos de investigación científica

Establecer una clasificación de la investigación resulta una tarea ardua, por cuanto son muchas las aristas que permiten distinguir una investigación de otra. Una misma investigación puede estar clasificada según uno o varios aspectos.

Una primera distinción de la investigación científica se centra en su objeto de estudio, de allí que a partir de esto se pueda establecer una primera clasificación:

Investigación básica o pura: se interesa principalmente por la búsqueda de conocimientos teóricos que permitan la formulación de principios y leyes, esto sin tomar en consideración las posibles aplicaciones prácticas.

Investigación aplicada: contraria a la anterior, este tipo de investigación persigue la generación de conocimientos que puedan ser aplicados. Surge de la necesidad de resolver problemas prácticos.

Investigación analítica: implica la participación de una actividad cognitiva más compleja que el mero hecho de describir y se fundamenta en la comparación de variables y la proposición de hipótesis que buscan ser comprobadas o invalidadas.

Con todo este recorrido, es posible decir que el amplio desarrollo de la ciencia y, por ende, de la investigación científica ha permitido grandes avances en la humanidad, al punto de configurarse como un área prioritaria en el desarrollo de los países y regiones del mundo.

Investigación científica
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *