Los minoicos

Los minoicos o cretenses, se desarrollaron en las islas de Creta, en el sur de Grecia, entre los años 3000 y 200 a.C.

Su cultura pre-helénica, es conocida también como Egea, Cretense o Minoica.

La denominación Minoica; se debió a Minos, el legendario rey mitológico quien forjo la grandeza de Creta. Homero, menciona entre los habitantes de Creta a los eteocretenses, en la Odisea; conformada varios cientos de años después de la destrucción de la civilización minoica, los cuales tal vez podrían ser los descendientes de los minoicos.

Creta, está ubicada al sureste de Grecia; al sur del mar Egeo, el cual forma parte del Mediterráneo oriental.

Está, aproximadamente cercana de las costas del Peloponeso, de las de Anatolia y del Norte de África.

Esta isla, tiene una superficie dominada por tres grandes macizos montañosos: El de Léfka óri a occidente, en el centro las de mayor altitud, el Monte Ida, que culmina a 2500 m; y los Montes Diki a oriente, sin tomar en cuenta las otras montañas de menor altitud.

Tomando en cuenta, que el nivel del mar era en el este de Creta, inferior a un metro en la época romana en comparación con la actualidad, se puede entender que muchos de los restos arquitectónicos de los minoicos, se encuentran a menos dos metros bajo la superficie del agua.

Historia de los minoicos

Existieron unos primeros grupos que se asentaron en Creta, y que se cree pudieron llegar desde Anatolia en el año 7000 a.C. Estos grupos de los minoicos, crearon diferentes asentamientos en esta isla.

Siendo los primeros habitantes, vivían en chozas de madera, aunque cambiaron el material con el paso del tiempo, por ladrillos de barro y techumbres de madera.

También fabricaban herramientas con diferentes materiales, como hueso y piedras, y también hicieron figuras y formas de barro de representaciones femeninas y masculinas.

Lo que refleja que ya tenían cierto sentido religioso. Arthur Evans, un arqueólogo británico, descubrió y excavo el palacio de Cnosos de los minoicos.

Y determino a cada estrato de dicho palacio un tiempo basado en el análisis comparativo de las cerámicas y los diversos objetos que encontró en ellos.

Así, formalizó una cronología en tres grandes periodos de los minoicos:

Minoicos Antiguos, al que asignó el periodo comprendido entre el 3400 y el 2100 a.C; los Minoicos medio, del 2100 al 1500 a.C.

Y finalmente los Minoicos tardío, del 1580 al 1200 a.C. De la misma forma, fijó el inicio de los minoicos, hacia el 8000 a.C. Sin embargo, por estudios posteriores, rebajaron significativamente las fechas apuntadas por Evans.

 

Por otro lado, John Pendleburg, quien trabajó durante algunos años con Evans, observó que los diferentes periodos no eran totalmente estancos, sino que con constancia se solapaban en parte.

El arte de los minoicos

El arte de los minoicos, tiene numerosas colecciones que se encuentran en un museo en la ciudad de Heraclión, cerca de Cnosos.

De esta manera el arte de los minoicos, juntos con otros restos de su desarrollo cultural han logrado a los arqueólogos poder determinar las tres etapas de su cultura.

Entre las cosas más importantes, del arte de los minoicos, destacan sus cerámicas.

En el Minoico Temprano se perfiló por el decorado polícromo de motivos blancos y rojos, dibujos en espirales y triángulos, cruces, figuras de peces etc.

Seguidamente en el periodo reciente, se añaden muchos más colores adoptando, varias veces, formas esféricas y decoradas con escenas de corte más natural y figurativo.

Sin lugar a duda, lo más importante entre las características de esta rica cultura de los minoicos son sus frescos.

Estas escenas representaban la vida de toda la isla, utilizando temas como las procesiones, sacrificios, danzas, luchas de toros, entre otros.

Poseen un estilo bastante geométrico y son generalmente, monocromáticos.

Desarrollaron también los minoicos, figurillas humanas y de dioses, generalmente femeninas y con rasgos sexuales poco acentuados.

Se destaca también el desarrollo de joyas, vasos de oro y piedras preciosas y de valor, productos por los que hicieron conocidos fuera de la isla.

En cuanto a la vestimenta, los hombres de los minoicos utilizaban taparrabos y faldas tipos escocesas; y las mujeres, túnicas que llegaban al ombligo y faldas.

La lengua y la escritura de los minoicos

La escritura de los minoicos fue en un principio, de forma jeroglífica, utilizada según los estudiosos actuales.

Después este sistema de escritura, evolucionó hacia una escritura fonética, denominada silábica lineal A, para manifestar su lengua, que será entonces tomada y adaptada por los griegos micénicos para escribir el alfabeto griego micénico, del grupo pre-dorio.

La escritura en tablas de barro realmente no es muy práctica, es muy poco adecuada para el grabado de líneas como utilizadas en el lineal A.

De allí, se deduce que los minoicos escribían principalmente sobre otros materiales que ya han desaparecido.

Estas tablillas de barro, no eran más que para tomar las notas que solo se guardaban durante aproximadamente un año contable.

Y estas, han sobrevivido, gracias al incendio que se produjo en los edificios, en los que se encontraban los archivos de los minoicos, con lo que el barro se coció y se han conservado el material y los textos.

La religión de los minoicos

Los minoicos, al parecer han dado siempre un papel importante y relevante a las diosas, porque lo que a veces, se ha descrito su religión como matriarcal.

Aunque existían dioses masculinos, las representaciones de diosas son con mucho las más frecuentes de esta civilización.

Parece que la imagen representa a la misma deidad en diferentes formas como Diosa madre de la fertilidad, Señora de los Animales, protectora de las ciudades, del hogar, de la cosecha, del inframundo, etc.

Muchísimos expertos apuntan, que estas diosas pueden ser la evolución de las primeras diosas-madres neolíticas e inclusive los ancestros de las diosas griegas Deméter y Perséfone.

Los minoicos, solían acompañar a estos dioses con serpientes, pájaros, amapolas y algún tipo de animal poco reconocible sobre la cabeza de esta.

Así mismo, los símbolos sagrados de los minoicos incluyen, el toro y sus cuernos, las labrys, las columnas, la serpiente, el disco solar y el árbol.

Sin embargo, estudios recientes proponen una interpretación bastante distinta a la religiosa para estos símbolos, sugiriendo que se refieren a la apicultura.

 

Sí te gustó este artículo sobre esta interesante civilización, no dudes en compartirlos en todas tus redes sociales y con tus amigos.

Sí quieres aprender más sobre esta cultura, o tienes alguna inquietud o duda sobre este tema, no dudes en hacérnoslo saber en la casilla de comentarios.

Los minoicos
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *