Olmecas

Los olmecas son considerados por algunos estudiosos como la civilización madre de Mesoamérica. Surgen en el año 1.500-100 a. C. ubicados al centro-sur de México, entre los estados actualmente conocidos como Tabasco y Veracruz. Muchos historiadores consideran a ésta civilización precolombina como la primera y más antigua de Mesoamérica.

La civilización Olmeca se constituyó principalmente alrededor de 3 centros ceremoniales: San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, además de manifestarse en otros sitios como Laguna de los Cerros.

Avanzados en las construcciones arquitectónicas, con su propia forma de escritura jeroglífica y grandes representaciones de arte a través de colosales esculturas, los olmecas destacan como precursores de grandes logros occidentales, sentaron las bases de culto y gobierno que también desarrollaron otras civilizaciones posteriores.

A continuación te contamos los datos más relevantes sobre esta civilización.

La Escritura Olmeca

Los olmecas desarrollaron su propia forma de escritura jeroglífica, bastante similar a la posterior escritura Maya. Hallazgos arqueológicos en 2007, dieron constancia de que su escritura data de hace unos 900 años a.C, lo cual la convierte en la forma de escritura más antigua de occidente.

El corpus encontrado de su escritura corresponde mayormente a inscripciones epigráficas.

Cabe mencionar que el término Olmeca significa “gente del país de hule” en la lengua Náhuatl, se dice que esto se refería a las zonas donde se extraía el látex de los árboles, una especie de material similar al caucho. Sin embargo, no se tiene certeza de dicha información ya que los avances en el entendimiento de su lengua son aún limitados.

A pesar de eso, por ser una civilización tan antigua se le atribuyen muchos de los logros mesoamericanos, destacando también la creación su propio calendario.

Religión Olmeca

La religión olmeca era principalmente politeísta, llena de representaciones de dioses alusivos a la naturaleza y la agricultura. Influenciaron las representaciones de culto de las tribus posteriores.

La religión olmeca es de gran complejidad, por lo que no se ha descifrado aún, en parte porque sus representaciones solían ser abstractas. Los arqueólogos han reconstruido su sistema de creencias a partir de la iconografía olmeca y el arte.

Se dice que esta civilización consideraba todas las cosas a su alrededor como seres vivos. Desde cuevas, árboles, manantiales y barracas, hasta las montañas, las cuales según su creencia estaban llenas de espíritus de gran importancia para ellos como los espíritus de los ancestros, la tierra y la lluvia.

Las montañas iban a representar la conexión con los dioses, la forma de unión entre el cielo, la tierra y el inframundo.

Los olmecas también consideraban dioses a los animales de la zona, tales como el caimán, el sapo y el jaguar, siendo este último objeto central de culto. Se presume que podría tratarse del dios de la lluvia pero no se sabe a ciencia cierta su significado, sin embargo se encuentra en muchas de sus representaciones escultóricas junto con figuras zoomorfas de animales entre mezclados.

Sus gobernantes debían ser descendientes directos de los dioses, por lo que las autoridades debían servir como enlace entre el pueblo y los dioses y poseer habilidades sobrenaturales.

Arte Olmeca

Esculturas: cabezas colosales.

Los olmecas son admirados por la gran destreza con la cual tallaron las grandes esculturas en piedra conocidas como cabezas colosales.

Existen varias teorías sobre su significado. Algunos dicen que estas representaban a los jefes de sus tribus, otros consideran que eran imágenes de sus dioses por ciertos rasgos animales en los rostros que le daban un aspecto diferente a las facciones. Finalmente, hay quienes consideran que eran representaciones de guerreros por los cascos que portaban.

Son alrededor de 17 cabezas colosales olmecas, distribuidas entre varios museos de arte precolombino. Cada una representa un rostro y no hay dos iguales. Se desconocen las herramientas con las cuales se elaboraron. Las esculturas pueden alcanzar hasta 4 metros de altura y pesar más de 24 toneladas.

Algunos historiadores y arqueólogos se sorprenden por las similitudes que los rostros de las esculturas guardan con facciones negroides, por lo que hay teorías que sostienen que había negros en la zona o sugieren influencia africana en la cultura olmeca.

Además de las esculturas, los olmecas también creaban obras de arte hechas en jade y otras piedras. Como por ejemplo máscaras, figurillas, espejos y otros ornamentos.

Organización gubernamental

Olmecas

Otro de los aportes olmecas fue el sistema de gobierno. En esta civilización el poder era concentrado de manera despótica por las dinastías descendientes de los dioses. Se dice que este concepto fue aceptado por el pueblo y sirvió para que de esta manera sus gobernantes se mantuvieran en el poder.

Tenemos un jefe o jerarca, que debía tener características de deidad y representaba el gobierno de los dioses en la tierra, cuya organización política estuvo concentrada en ciudades regidas por un solo gobierno.

El mismo controlaba la economía, la distribución de los recursos y el poder político-religioso. Siendo así, se intuye que la sociedad estaba constituida por dos estratos sociales, uno superior –compuestos por gobernantes y familias de su linaje- y el inferior, formado por el resto del pueblo.

Este sistema fue imitado por las demás civilizaciones mexicanas que precedieron los olmecas.

Aportes de la cultura olmeca

Otro de los aportes significativos de esta civilización fue la invención del cero y la creación del calendario, lo que daba indicios de sus primitivos conocimientos en astronomía y los ciclos solares que quizá sirvieron como punto de partida a los aztecas, mayas e incas que vinieron luego.

También se les atribuye la invención del juego de pelota mesoamericano, que también fue imitado por otras tribus aunque con algunas variaciones. Tuvo una finalidad meramente religiosa y ritual.

Sin duda alguna los aportes de la cultura olmeca al mundo occidental son grandiosos, incluso cuando gran parte de ellos aún permanecen sin ser descifrados y en constante estudio. Sus construcciones y esculturas son únicas y sentaron las bases para las demás civilizaciones que los precedieron.

Aunque aún quedan misterios por resolver sobre la cultura olmeca, lo que se ha descubierto hasta ahora da pie para que sea considerada la civilización madre de Mesoamérica.

Olmecas
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *