Fichas bibliográficas

En todo caso, las fichas permiten registrar y/o resumir los datos bibliográficos de autores o de cualquier tipo de investigación, plasmada en libros, revistas o periódicos. Existen diferentes maneras de hacerlas, cada una con características particulares según el caso.

La evolución de las fichas bibliográficas ha sido impresionante y está ligada al avance tecnológico, puesto que inicialmente estaban asentadas en tarjetas de papel rectangulares, pero luego de la aparición de las nuevas tecnologías, se comenzaron a utilizar las bases de datos.

Por lo general, estas fichas van ordenadas dentro de un “fichero” que bien puede ser físico o virtual, en donde por orden alfabético (o cualquier clasificación determinada), conseguirás la información que buscas.

Tipos de fichas bibliográficas

Existen diversas maneras de realizar fichas bibliográficas, y lo que marcará la diferencia será la fuente de donde extraes la información o el contenido de la misma. Acá te mostramos los tipos de fichas bibliográficas y en qué consisten:

De referencia: en este tipo de fichas únicamente se registran las referencias bibliográficas consultadas para la realización de un trabajo de investigación, especialmente se acotan aquellos datos específicos para su localización.

-Hemerográfica: esta ficha es utilizada cuando la información es extraída de un periódico o revista. Se anotan datos como el título, año y número de publicación, ciudad y fecha.

-Catalográfica: su uso está especializado para las bibliotecas con la finalidad de llevar de manera organizada, los datos de todas las publicaciones y libros que allí se encuentran.

-De resumen: tal como su nombre lo dice, esta ficha deberá incluir un pequeño resumen o sinopsis sobre los aspectos más importantes del tema al que haga referencia. También suele ser conocida como ficha de estudio.

-Textual: el contenido de este tipo de ficha está basado en una transcripción textual de alguna parte del texto consultado. Es importante que sea colocado entre comillas para atribuir la información al autor del texto y no a quien realiza la ficha.

-Electrónica: es utilizada especialmente cuando la información ha sido extraída de alguna fuente virtual (Internet). Además de los datos habituales como el nombre del autor y fecha de publicación, deberá añadirse la dirección electrónica específica.

-Bibliográfica: se realiza con los datos de identificación de un libro o cualquier escrito sobre el tema a investigar. Usualmente estos datos están incluidos en las contraportadas de los textos, sin embargo, son utilizadas para todos los documentos escritos/físicos sobre el tema, no solo para libros.

¿Cuál es la importancia de las fichas?

Si bien, a raíz del surgimiento de las nuevas tecnologías, el uso de las fichas se ha visto afectado, éstas pueden ser de mucha ayuda a la hora de anotar y ordenar toda la información que se obtiene sobre un tema en específico.

Las fichas siempre serán útiles a la hora de realizar cualquier trabajo que requiera recopilar una gran cantidad de información. De no ordenar dicha información haciendo uso de fichas, se pueden encontrar innumerables obstáculos para concluir la investigación.

En este sentido, la realización de las fichas correspondientes, permitirán que tengas un orden claro del material, bien sea por autores, conceptos, o cualquier característica de interés. Podrás encontrar con rapidez lo que buscas, y pueden ser de mucha utilidad en futuras investigaciones.

Ejemplos de los diferentes tipos de fichas

-De referencia: García Márquez, Gabriel (1967). Cien años de soledad. 1° edición. Editorial Sudamericana, pp. 471.

-Hemerográfica:  La casa de los espíritus. Allende, Isabel. 1° edición. Chile. 1982. (464) págs.

-Catalográfica: (esta deberá llevar en el encabezado el número de ficha) 002.  Contaminación ambiental 2018. La contaminación ambiental en el año 2018 no pinta nada bien, pues está previsto que los índices de daños ocasionados por el ser humano al medio ambiente, aumentará en aproximadamente un 10%. Consta de 20 páginas y 32 imágenes.

-De resumen: (es importante captar la idea principal del texto, también lleva el número de ficha) Fernando Savater. Ética para Amador. Tema: ética. Pág: 47. (Resumen) La ética es una rama de la filosofía que estudia lo que es correcto o incorrecto en el comportamiento de los humanos.

-Textual: Paul Capriotti. Planificación estratégica de la imagen corporativa. Tema: identidad corporativa. Pág: 120. Tema: identidad corporativa. “Tiene influencia decisiva en todos los aspectos de la gestión de una organización. Orienta las decisiones, políticas, estrategias y acciones de la organización.

-Electrónica: Martín, Víctor. Cómo crear una marca personal de éxito paso a paso. Consultado el 05 de abril de 2016. Recuperado de https://victormartinp.com/marca-personal-paso-a-paso/

-Bibliográfica: Roca, Tomás. Procedimiento correcto para la elaboración de trabajos de investigación. Tomo III, Caracas, Venezuela. Editorial Santillana. 8va edición, 2013. 300 págs.

¿Qué es un fichero?

Bien sea virtual o físico, cuando hablamos de un fichero nos referimos al lugar en donde se almacena información que puede ser muy diversa, según los intereses de quien lo administre. No existen límites para la información que un fichero puede almacenar.

Antes de la aparición de las nuevas tecnologías que hoy conocemos, el fichero se agrupaba en carpetas que podía contener otras sub carpetas independientes. Dada la gran cantidad de información, en muchas ocasiones era necesario más de uno.

Posteriormente (y hasta el día de hoy) existe una manera más fácil de hacer un fichero, que además no requiere una incómoda cantidad de espacio.

Desde tu computador, puedes agrupar la información obtenida a modo de carpetas, donde exista una general (con el nombre del tema) y dento de ella otras sub carpetas con los nombres específicos de autores, conceptos o como hayas preferido categorizarlos.

La mayor virtud de utilizar ficheros virtuales, es que en primer lugar se logrará ahorrar no solo espacio, sino también dinero; al mismo tiempo en que podrás ordenar los archivos casi a modo automático y gestionarlos de forma muy sencilla.

Conociendo toda esta información, ya puedes poner en práctica la elaboración de fichas bibliográficas según los requerimientos de tu investigación, incluyéndolas en un fichero físico o uno virtual, en donde consigas clasificar de forma más ordenada toda la información obtenida.

¿Conoces algún otro beneficio del uso de fichas bibliográficas? ¡Compártelo con nosotros en los comentarios!

 

Fichas bibliográficas
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *